7 consejos sobre cómo alimentar a un gato

Ultima Actualización: 18/4/2024Entre 2 y 4 minutos
Persona mostrando cómo alimentar a un gato

La hora de la comida es la oportunidad perfecta para vincularte con tu gato, pero puede resultar complicado que ambos la disfruten.

Los gatos son únicos y pueden tener diferentes preferencias cuando se trata de sabores, olores y texturas de alimentos. Encontrar un alimento para gatos que le guste y que también sea completo y equilibrado es el primer paso para alimentar a un gato.

Hay otros factores por tener en cuenta, desde el tipo de plato que utiliza hasta la colocación de este y la cantidad y la frecuencia con la que debe comer. Con la orientación de nuestros expertos, la hora de la comida puede convertirse en un momento para que se conecten y relajen.

Guía sobre cómo alimentar a un gato

1. Elige el alimento correcto para gatos

El primer paso es encontrar el alimento adecuado para tu gato. Debes considerar la edad, el peso, la salud general de tu gato y si es un gato de interior o exterior.

Los gatitos necesitan alimento para gatitos, mientras que los gatos mayores de siete años pueden beneficiarse de comida para gatos sénior. Los gatos de mediana edad pueden prosperar con una fórmula de mantenimiento para adultos.

Además de elegir un alimento en función de su edad y otras necesidades, como el control de las bolas de pelo, también puedes elegir entre una gran variedad de sabores y texturas. Puedes alimentarlo con alimento húmedo o seco para gatos o con una combinación de ambos.

Los sabores y texturas pueden variar desde pollo o pescado hasta texturas crujientes o cremosas. Es posible que debas probar varios antes de encontrar uno que le guste a tu gato.

2. Determina la cantidad de alimento necesario

Independientemente del tipo de alimento que elijas, es importante que te cerciores de que coma la cantidad correcta todos los días. La sobrealimentación puede provocar un aumento de peso, lo que puede causar otros problemas de salud.

Consulta las instrucciones de alimentación en la etiqueta del alimento para gatos a fin de determinar cuánto alimento darle a tu gato cada día. Si el veterinario dice que tu gato tiene sobrepeso, tendrás que disminuir las cantidades recomendadas para evitar la sobrealimentación.

Ten en cuenta que la esterilización o castración disminuye las necesidades energéticas del gato en casi un 30 %, lo que puede provocar un aumento de peso. Habla con el veterinario sobre cómo ajustar la alimentación de tu gato después de la cirugía para evitar que suba de peso.

3. Establece un cronograma y una rutina de alimentación

Con una rutina de alimentación, tu gato podrá saber qué esperar a la hora de comer. Además, el proceso puede ser más agradable para ambos.

Por la mañana, puedes poner una ración de alimento seco para todo el día, y los gatos pueden comerla cuando quieran.

Si tú o tu gato lo prefieren, puedes dividir la cantidad total de alimento cada día en dos o tres comidas.

La comida húmeda para gatos debe consumirse entre 20 y 30 minutos después de servirla. El resto debe refrigerarse y consumirse en las 24 horas siguientes a su apertura.

También puedes probar con un comedero automático refrigerado para que tu gato pueda comer alimento húmedo cuando no estés en casa.

4. Elige el plato adecuado de alimentación

Los bigotes de los gatos los ayudan a recorrer su entorno, determinar el ancho de las aberturas e, incluso, comunicar su estado de ánimo.

Los recipientes profundos con lados altos pueden irritar los bigotes de tu gato, lo que puede afectar negativamente su experiencia a la hora de comer. Este fenómeno se describe como “estrés bidireccional” y puede ser inquietante para ellos.

Los mejores tipos de recipientes o platos de gato son poco profundos y anchos con bordes pequeños. Estos tipos de platos le permiten a tu gato comer sin que se le irriten los bigotes. Un recipiente poco profundo también le permite estar consciente de su entorno mientras come, lo que puede hacer que se sienta más tranquilo.

Los recipientes o platos anchos pueden ayudar a agarrar los trozos de comida, lo que facilita la limpieza cuando termine.

5. Encuentra un buen lugar

Puede resultar más cómodo colocar el plato en un rincón apartado, aunque este lugar puede poner nervioso a tu gato. Si tienes un hogar con varias mascotas, el lugar de los alimentos es aún más importante.

En la naturaleza, mientras comen, los gatos ven bien su entorno para detectar los depredadores que se aproximen.

Para hacer que tu gato se sienta más cómodo durante la hora de comer, intenta colocar su recipiente en un área con vistas sin obstrucciones en lugar de en una esquina. Si tienes otras mascotas, se recomienda poner su recipiente de alimentos en una superficie más alta para que las otras mascotas no lo puedan alcanzar.

6. Prueba juguetes de alimentación

Los juguetes de alimentación son una excelente manera de incorporar más juego y diversión a la hora de comer de tu gato. Los comederos interactivos y las bolas que distribuyen alimento estimulan el afán de caza de tu gato.

Este tipo de juguetes pueden mantener ocupados a los gatos durante todo el día y proporcionarles la estimulación mental que tanto necesitan. También son útiles para los gatos que necesitan bajar de peso.

En lugar de comer el alimento de una vez, comen poco a poco y se mantienen activos mientras lo hacen. Recuerda revisar los juguetes al final del día para asegurarte de que tu gato haya comido todo el alimento.

7. Recuerda la hidratación

Puede que no se tenga en cuenta la hidratación cuando se piense en cómo alimentar a un gato, pero es fundamental para su salud general. Muchos gatos no beben suficiente agua. El agua estancada en la naturaleza suele indicar la presencia de bacterias o parásitos, por lo que los gatos se alejan de ella instintivamente.

Tu gato puede tener sentimientos similares hacia un recipiente de agua que permanece servido durante largo tiempo. Reemplazar el agua con frecuencia (y usar el tipo de plato adecuado) puede ayudar. También puedes probar una fuente de agua para gatos, ya que muchos gatos prefieren agua corriente. Sin embargo, algunos gatos tal vez se asusten con el ruido que hace la fuente, por lo que puede no ser de ayuda.

El alimento húmedo para gatos también puede proporcionar otra fuente de hidratación para tu gato.

Ya sea que lleves un gato nuevo a tu casa o que quieras que la hora de comer con el tuyo sea más agradable, sigue estos consejos.

Para obtener más información sobre la alimentación y nutrición de nuestros expertos, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

gato esponjoso recostado sobre el suelo mirando a la cámara
<p>Los expertos en el cuidado de gatos de Purina quieren contarte algunos secretos sobre el alimento húmedo. Aprende algunas pautas útiles sobre cuándo, con qué frecuencia y cuánto alimento húmedo dar a tu amigo felino.</p>
hero-image
Persona cambiando el alimento balanceado de su gato