Cómo manejar la agresión territorial en gatos

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 19/4/2024Entre 2 y 4 minutos
Cómo manejar la agresión territorial en gatos

Mientras que algunos gatos están más cómodos en el espacio en el que viven, otros tienen una naturaleza territorial sobre ellos. A veces, esta particularidad puede ser algo problemática.

Un gato territorial puede usar marcas de orina (rociar) para marcar su territorio o incluso mostrar signos de agresión (bufar, acechar o atacar a otro gato). Por lo general, estos comportamientos son impulsados por los instintos del gato. Estos instintos podrían ser por un miedo a que su acceso a recursos (p. ej., el territorio alimentario) pueda verse amenazado o el instinto de desafiar a otro gato por una pareja potencial.

Si te estás preguntando cómo lidiar con un gato territorial y cualquier actitud agresiva que pueda tener, sigue leyendo. Tenemos ideas y respuestas para ayudarte a corregir este comportamiento.

¿Por qué los gatos son territoriales?

Para un gato, especialmente uno territorial, los visitantes y otros gatos o mascotas pueden verse como intrusos. No importa si se trata de un gato nuevo en la casa o de gatos del vecindario que pueda encontrar afuera.

Los ancestros de gatos modernos (y esto también aplica para los gatos monteses) tuvieron que afirmarse para proteger su territorio, el acceso a la comida y contra otros gatos que puedan competir con ellos por una potencial pareja. Incluso en un hogar en el que un gato es cuidado con mucho cariño, pueden aparecer estos instintos.

Signos de agresión territorial en gatos

Es muy probable que los gatos empiecen a mostrar signos de agresión territorial cuando alcanzan la madurez sexual, cuando un nuevo gatito o gato llega al hogar, si son trasladados a un nuevo entorno o si otros gatos desconocidos invaden lo que ellos creen que es su territorio. Los signos de agresión territorial pueden incluir:

  • Acechar
  • Perseguir y emboscar a algo o alguien que perciben como intruso
  • Bufar y dar zarpazos
  • Morder
  • Necesidad de rascarse
  • Gruñir

Si la agresión territorial se convierte en una lucha plena, no intentes separarlos porque esto puede provocar lesiones. En su lugar, intenta distraerlos. Hacer sonar un silbato o rociarlos con agua, a menudo, son formas eficaces de sacarlos de este modo de lucha.

Si los gatos luchan con frecuencia y las cosas no están mejorando, busca ayuda de un veterinario o de un conductista de mascotas.

Formas de detener la agresión territorial en gatos

Cuando los gatos o perros se vuelvan agresivos entre sí, o con otras mascotas o personas del hogar, sepáralos del objetivo de su agresión. Luego, comunícate de inmediato con un veterinario o con un conductista animal. Es necesario que un profesional evalúe la causa y recomiende un plan de acción adecuado.

Una forma de reducir la probabilidad de que un gato se torne territorial es la correcta socialización desde que son pequeños gatitos. Como regla general, de las 3 a las 12 semanas de edad, expone a tu gato a una amplia variedad de situaciones a modo de prepararlo para las diversas experiencias a las que se enfrentará durante su vida.

Experimentar una variedad de situaciones sociales es esencial para prevenir la agresión territorial. Entre ellas, que tu gatito interactúe en diversas situaciones con otros gatos acostumbrados a sociabilizar y darle un estímulo positivo ante cualquier muestra de comportamiento socialmente aceptable.

Introduce nuevos gatos u otras mascotas de manera progresiva. Permite que la transición avance en pequeños incrementos y presta atención a su interacción para detectar cualquier signo de conflicto.

Mientras tanto, dale a cada mascota su propia área con camas, recipientes de agua y comida y cajas de arena separadas, lo que reducirá la sensación de que sus recursos están en peligro.

Los gatos esterilizados son menos territoriales y agresivos. Consulta al veterinario si este procedimiento es adecuado para tu gato.

Sin importar lo que hagas, no grites ni castigues a un gato por ser agresivo. Aunque esta puede parecer la forma lógica de enseñarle a tu gato a comportarse, lo que hace es aumentar su nivel de estrés en una situación ya estresante y puede hacerlos aún más agresivos en ese momento o en el futuro.

Conocer la causa de la agresión territorial de tu gato puede ayudarte a entender cómo abordarla. Consulta al veterinario para obtener recomendaciones adaptadas a la situación específica de tu gato. Para obtener más información sobre el comportamiento de los gatos por parte de nuestros expertos, visita nuestra página de expertos en mascotas.

Artículos relacionados

Gato maullando
¿Tu gato maúlla muy fuerte, a veces a altas horas de la noche? Aprende a reconocer si este comportamiento es un signo de una enfermedad o si es solo un comportamiento normal.
Lenguaje corporal felino
comportamiento de caza de los gatos