Entender el lenguaje corporal de tu gato

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 31/8/2023Entre 2 y 4 minutos
Lenguaje corporal felino

Los dueños de gatos más experimentados pueden captar lo que su gato está tratando de decirles gracias a años de hábito. Sin embargo, entender el lenguaje corporal de los gatos a veces puede ser un desafío, incluso para los amantes de los gatos.

Esto no significa que no sean buenos comunicadores. Saber en qué fijarse puede ayudarte a comprender mejor las emociones de tu gato y a crear un vínculo más cercano, lo que beneficia a todos.

Lenguaje corporal felino

Los gatos utilizan principalmente tres tipos de lenguaje corporal para comunicar cómo se sienten: la cola, la postura y las orejas. Estos tres indicadores suelen ser los más fáciles de interpretar para los seres humanos. A continuación, se indica cómo leer las emociones de tu gato a través del lenguaje corporal.

La cola cuenta cuentos

Afortunadamente, cuando se trata del lenguaje corporal de un gato, uno de los indicadores más útiles también es una de las características más prominentes de un gato: la cola. Algunas veces, con solo mirar hacia dónde apunta la cola de un gato o cómo se mueve, te darás cuenta de si quiere jugar, acurrucarse o simplemente desea un poco de espacio personal.

El significado de las cinco posturas y movimientos más comunes de la cola de los gatos:

  • Signo de interrogación: los gatos suelen colocar su cola con la forma de un signo de interrogación cuando se sienten con ganas de jugar. ¡Es hora de agarrar uno de sus juguetes!
  • Cola hacia arriba: significa que el gato se siente seguro y quiere participar en una interacción positiva.
  • Cola enroscada: si un gato enrosca la cola alrededor de otro gato u una persona, es una señal inequívoca de afecto, y es el momento de devolverle el gesto rascándole suavemente bajo la barbilla.
  • Cola escondida: es una señal de que tu gato podría estar sintiendo temor e incertidumbre. Dale su espacio y evalúa cuál podría ser el motivo de que se sienta de esta manera.
  • Cola con los pelos parados: a menos que sea durante un momento de juego, cuando un gato hace esto, está agitado o asustado. En este caso, aléjate, comprueba si hay estímulos que puedan estar alterándolo y dale tiempo para que se vuelva a tranquilizar.

Presta atención a la postura de tu gato

Si bien la cola de un gato puede decirte mucho, no es el único signo no verbal para expresar cómo se siente. Hay mucho significado del lenguaje corporal felino que se encuentra en la postura del gato. Ya sea agachado, con la espalda arqueada o caminando decidido y erguido, la postura del gato puede dar pistas importantes.

Cinco posturas de los gatos y sus significados:

  • Estiramiento: un gato que se estira de costado se siente tranquilo y cómodo con su entorno. En la mayoría de los casos, es un excelente momento para acercarse y saludarlo.
  • Caminata decidida y erguida: este modo de andar, normalmente acompañado de una cola erguida, es el signo de un gato seguro de sí mismo que se siente sociable.
  • Agachado: un gato en una posición agachada con la cola metida debajo o pegada al cuerpo puede sentirse vulnerable y asustado.
  • Espalda arqueada: no se debe confundir con un estiramiento. Este gesto suele estar acompañado de una cola curva y que se balancea rápidamente; esta es una señal de advertencia de un gato agitado que necesita un tiempo solo.
  • Enrollado ligeramente hacia el costado: no se debe confundir con la posición relajada y estirada. Los gatos se ponen tensos y se giran ligeramente hacia un lado cuando se sientan amenazados. Esta posición suele ir acompañada de orejas echadas hacia atrás, dientes expuestos y el gato en posición de utilizar sus garras. Este es un buen indicador de que debes dejarlo solo o eliminar los estímulos negativos para que no haya una confrontación.

Todo está en las orejas

Ya hemos hablado de dos de las señales más evidentes del lenguaje corporal felino, pero aún no hemos terminado porque los gatos expresan muchas cosas simplemente moviendo las orejas. Como regla general, la orientación de las orejas hacia la parte delantera de la cara del gato indica cómo se siente. Veamos qué podemos deducir de algo tan sencillo como la posición de las orejas.

Cinco posiciones de las orejas de los gatos y sus significados:

  • Orejas hacia delante, relajadas: esto demuestra que el gato se siente relajado, alerta, seguro y está prestando mucha atención.
  • Orejas giradas: cuando un gato gira las orejas, está intentando captar las imágenes y sonidos de su entorno y está muy alerta.
  • Orejas hacia el costado: este es un indicador de que el gato puede sentirse irritado por algo de su entorno.
  • Orejas aplanadas: cuando las orejas del gato hacen esto, es debido a que sienten miedo de algo cercano. Mantente atento y dale espacio si lo hace.
  • Orejas hacia atrás por completo: si las orejas que apuntan completamente hacia atrás y están aplanadas contra la cabeza, son un signo irrefutable de que no debes acercarte al gato. Puede sentirse amenazado por algo, estar preparándose para pelear o tener otros comportamientos agresivos.

Si bien el vocabulario del lenguaje corporal de los gatos es amplio y está lleno de matices, este es un buen punto de partida para empezar a entender el lenguaje felino. Si aprendes a leer el lenguaje corporal de tu gato, podrás reconocer si se siente asustado, enojado, cariñoso o alegre. De esta manera, los gatos sabrán que los estás escuchando (o, mejor dicho, observando) y que te preocupas por ellos.

Puedes aprender mucho más del comportamiento de los gatos si lees a nuestros expertos en nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Gato maullando
¿Tu gato maúlla muy fuerte, a veces a altas horas de la noche? Aprende a reconocer si este comportamiento es un signo de una enfermedad o si es solo un comportamiento normal.
comportamiento de caza de los gatos
ideas de enriquecimiento felino