Gatos domésticos y gatos monteses africanos: ¿qué tienen en común?

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 19/4/2024Entre 2 y 4 minutos
Gato en el árbol

Cuando se compara el gato montés con el gato doméstico, es posible que no haya similitudes obvias.

Para la mayoría de las personas, el término “gato montés” evoca imágenes de pumas o guepardos, pero ¿son estos animales realmente tan diferentes de los gatos atigrados domésticos?

Conoce el felis silvestris lybica, comúnmente conocido como “gato montés africano”, y verás que las similitudes son notables.

Para comprender estas similitudes, en primer lugar, es útil tener una breve descripción general de los orígenes de los gatos. (¿Sientes curiosidad por los diferentes tipos de razas domésticas? Revisa nuestra página de razas de gatos).

La historia de los gatos: una breve descripción general

Si bien en una investigación sobre el ADN se han identificado cinco especies de gatos salvajes como el grupo más cercano de antepasados a los gatos domésticos, la ascendencia felina muestra que el gato montés africano es el ancestro salvaje que fue domesticado por primera vez en la región Creciente Fértil de Medio Oriente hace 9,000 años.

Si te preguntas: “¿cómo se domesticaron los gatos?”, puede que te interese saber que los gatos domesticados en el antiguo Egipto originalmente se tenían como un medio de control de roedores y solían cazar peces y aves. Más tarde, fueron exportados a Asia y Europa y llegaron a Norteamérica en el siglo XVII.

Los gatos han tenido un significado simbólico entre las diferentes religiones y han sido favorecidos y desfavorecidos por la sociedad con el paso del tiempo *.

La cría selectiva de gatos es una práctica relativamente nueva. Hace alrededor de 150 años, la gente comenzó a criar a los felinos para lograr diversos estilos o temperamentos.

Gato montés y gato doméstico: las similitudes

Entonces, si nuestros compañeros felinos comparten un linaje con el gato montés africano, ¿qué más tienen en común? Estas son algunas de sus similitudes.

Pelaje y marcas

El gato montés africano es de color marrón arena a gris amarillo, con rayas negras en la cola, con las orejas y la parte de abajo del vientre de color naranja, con anillos blancos alrededor de los ojos y anillos negros alrededor de la cola y la parte inferior de las piernas.

Estas marcas oscuras los ayudan a mimetizarse con el entorno, tanto en desiertos como en sabanas, para ocultarse de depredadores y presas. Su coloración puede ser más clara u oscura, según el entorno de su hogar.  

Las razas de gatos domésticos más parecidas tanto en color como en estructura corporal son el abisinio y el mackerel tabby.   

Estatura y peso corporal

La longitud cabeza-cuerpo del gato montés africano oscila entre 18 y 30 pulgadas, y suele pesar entre 6 y 14 libras.

Ambas medidas son ligeramente superiores a las del gato doméstico medio y son similares a las de las razas más grandes de gatos domésticos de pelo corto, como los abisinios y los bengalíes.

Probablemente debido a su nivel de actividad en la naturaleza, los gatos monteses africanos son mucho más delgados y musculosos, y casi siempre conservan un buen estado del organismo.

Patas

Los gatos monteses africanos tienen patas largas en proporción al resto del cuerpo. Esas piernas largas son una ventaja cuando corren, saltan, se abalanzan y buscan refugio en los árboles.

Aunque la mayoría de los gatos domésticos tienen patas más cortas, muestran comportamientos similares, como perseguir insectos, abalanzarse sobre un juguete o encaramarse a un mueble alto.

Por eso, es importante trabajar con tu gato para ayudar a mejorar su agilidad (posiblemente mediante juegos), ya que también ayuda a estimular su mente, cuerpo e instintos naturales. 

Garras

Las garras retráctiles permanecen ocultas bajo la piel de las patas cuando el gato montés está en movimiento, pero se extienden para trepar, cazar o defenderse de los depredadores.

Rasguñan los árboles para mantener sus garras en forma. Los gatos domésticos buscan instintivamente situaciones similares, por lo que es importante proporcionarles un poste rascador resistente y una superficie horizontal para arañar como alternativa a muebles, alfombras o cortinas.

Ojos

Las retinas de los gatos monteses africanos contienen una capa de células que reflejan la luz, lo que los hace idóneos para cazar de noche.

Las pupilas se contraen hasta convertirse en finas ranuras a plena luz del día y se dilatan mucho por la noche. Esto los ayuda a aprovechar al máximo la luz disponible. Las pupilas dilatadas también pueden ser un signo de emoción. 

El gato doméstico está dotado de unos ojos igualmente asombrosos que le permiten jugar y deambular por la casa, incluso con las luces apagadas.

Bigotes

Los gatos domésticos se parecen bastante a los gatos monteses africanos en la forma en que varían la posición de sus bigotes para comunicarse: en abanico o aplanados, en punta o hacia abajo.

Como los bigotes se extienden a lo ancho de la cabeza, también los utilizan para medir las aberturas y asegurarse de que haya espacio suficiente para pasar.

Tanto para un gato que explora una casa como para un gato salvaje que sale de caza, esto es muy útil para orientarse en su entorno cuando merodea por la noche. 

Dientes y masticación lateral

Los gatos monteses africanos son carnívoros y suelen buscar roedores, aves, reptiles, ranas e insectos.

Pueden abrir la boca extraordinariamente. Los dientes caninos sirven para perforar, desgarrar y agarrar, mientras que los molares modificados funcionan como tijeras para cortar la carne en trozos pequeños para tragar. 

Cuando utilizan sus molares, tanto los gatos monteses como los gatos domésticos utilizan una técnica llamada “masticación lateral”. Es fácil de detectar: el gato gira su cabeza para masticar la comida con sus dientes más fuertes.

Orejas

De color naranja y con una forma distintiva, los gatos monteses africanos tienen lo que se conoce como “orejas rufus”. Son muy sensibles y pueden girar para detectar hacia donde se dirigen los movimientos de los depredadores y las presas.

Por más que tu gato tenga una forma y un color diferentes, utilizará sus oídos para comunicarse como lo hacían sus ancestros.

Si las orejas apuntan hacia arriba, indican un estado relajado. Que apunten hacia delante significa que se sienten amables o atentos. Si las orejas apuntan hacia los lados, indican miedo.

Cola

Cuando compares un gato montés con uno doméstico, ten en cuenta que la cola del gato montés africano es más larga que la de tu compañero felino.

Esto lo ayuda con el equilibrio mientras escala y persigue a sus presas. Al igual que su pariente salvaje, el posicionamiento y movimiento de la cola de tu gato puede comunicar un estado de ánimo, así como lo hace con sus ojos, oídos y bigotes.

Recuerda, si tienes preguntas sobre el comportamiento de tu gato, siempre puedes preguntarle al veterinario. Para obtener más datos de nuestros expertos sobre tu gato, visita nuestra página de expertos en mascotas.

 

* Beaver, B. V. (2003). History of Feline Development. In Feline Behavior: A Guide for Veterinarians (segunda edición, págs. 1-4). Saunders.

Artículos relacionados

Gato maullando
¿Tu gato maúlla muy fuerte, a veces a altas horas de la noche? Aprende a reconocer si este comportamiento es un signo de una enfermedad o si es solo un comportamiento normal.
Lenguaje corporal felino
comportamiento de caza de los gatos