La obesidad en los gatos

Ultima Actualización: 23/2/2024Entre 2 y 4 minutos
¿Cómo hacer que mi gato pierda peso?

La obesidad es una epidemia en los EE. UU., incluso para los gatos. Descubre qué puede estar causando que tu gato tenga sobrepeso y cómo puedes ayudarlo a mejorar su salud.

La obesidad en los gatos va en aumento. En la actualidad, se estima que más del 50 % de los gatos padece sobrepeso u obesidad.

En algunos casos, ciertos problemas de salud pueden dar lugar a esta enfermedad. En otros, el problema puede derivar del exceso de alimentación y la falta de ejercicio. Independientemente de la causa, existen medidas que puedes tomar, como cambiar la comida de tu gato, dedicar más tiempo a jugar durante el día y trabajar con tu veterinario para ayudarlo a alcanzar el estado físico ideal.

Problemas de salud asociados a la obesidad en los gatos

Ciertos problemas de salud pueden causar un aumento de peso. El exceso de peso sobrecarga las articulaciones de un gato y puede dificultar su aseo personal.

La obesidad en los felinos también puede causar otros problemas de salud, como:

  • problemas en el hígado, que pueden dar lugar a insuficiencia renal
  • enfermedades cardíacas
  • diabetes
  • problemas de las vías urinarias, como cálculos renales
  • osteoartritis
  • problemas respiratorios (que afectan las vías aéreas y los pulmones)

Cómo saber si tu gato tiene sobrepeso

Es posible que algunos dueños de gatos no se den cuenta de que su mascota tiene sobrepeso. A menudo, la obesidad en los gatos se pasa por alto porque tal vez a algunos no se les nota. Ten en cuenta que una libra sobrante en un gato doméstico de cabello corto, largo o medio equivale a entre 14 y 15 libras en una mujer de 5'4”.

La mejor manera de saber si tu gato padece sobrepeso es consultar a un veterinario. Una herramienta que los veterinarios usan para evaluar a los gatos es el sistema de condición corporal (del inglés Body Condition System, BCS). Este sistema fue desarrollado por científicos y veterinarios de Purina y es la norma de la industria para evaluar el peso. Los ayuda a evaluar de manera visual el peso de tu gato para determinar si este está bajo de peso, con sobrepeso o en forma.

Como todos los gatos son diferentes y existen numerosas razas con densidades de pelaje muy diversas, puede que te resulte difícil evaluar el peso de tu felino. Una forma de evaluar el peso en casa es usar las manos. Este video te ofrece instrucciones paso a paso para hacerlo.

Si, cuando palpaste a tu gato, sentiste que tiene sobrepeso, debes consultar a un veterinario para que te dé la confirmación y un asesoramiento sobre los pasos que debes seguir para ayudarlo a bajar de peso.

Cómo ayudar a tu gato a bajar de peso

El primer paso para ayudar a tu gato es reunirte con el veterinario y formular un plan. Medir cuánto estás alimentando a tu gato con bocadillos, alimentos húmedos y cualquier comida para humanos, y llevar esta información a la consulta puede ser de ayuda para obtener una recomendación más específica. Es posible que el veterinario desee realizar algunas pruebas de diagnóstico para encontrar una causa subyacente del aumento de peso, y puede sugerir que cambies la dieta de tu gato a un alimento para gatos que ayude a controlar el peso.

También puede ser necesario ajustar el plan de alimentación. En promedio, un gato de 10 libras (en su estado físico ideal) necesita entre 200 y 225 calorías al día, según sus niveles de actividad. Es posible que debas evaluar la cantidad de calorías que tu gato consume en comparación con la cantidad de actividad que tiene. Establecer horarios específicos para las comidas en lugar de darle acceso libre al plato puede servir para controlar de manera más precisa lo que come.

Además de ajustar su alimentación, asegúrate de que tu gato haga mucho ejercicio. Si tu gato está acostumbrado a caminar con un arnés, las caminatas diarias son una excelente manera de ayudarlo a bajar de peso.

Si no le gusta, no hay problema. Un comedero interactivo no es solo un buen juguete que estimula a los gatos, sino que los que tienen solapas, pulsadores o cualquier cosa que deban levantar o mover para llegar a la comida pueden ser buenos para ejercitar sus músculos.

Varias instancias de juego de entre 10 y 15 minutos al día también ayudarán a que tu gato se ponga en forma. Ya sea que se trate de hacer que tu gato persiga una pelota, una varita de plumas o un puntero láser que los guíe a un trozo de croqueta de su porción diaria, estas actividades serán una manera divertida para que pierda libras, mientras consolidan aún más el vínculo entre ustedes.

El consumo del bocadillos debe constituir solo el 10 % de las calorías diarias de tu gato, lo que equivale a entre 1 y 2 pequeños bocadillos al día. Para que la “hora de los bocadillos” siga formando parte de su experiencia de apego, puedes guardar de tres a cinco croquetas de su porción diaria y dárselas fuera de la hora de la comida.

¿Tu amigo felino necesita una dieta para gatos con obesidad?

Debido a que cada caso es único, las instrucciones de la etiqueta que llevan los alimentos para gatos te dan solo una idea aproximada de la cantidad de alimento que debes darle a tu gato. Si parece estar por debajo o por encima del peso ideal, habla con un veterinario y realiza los ajustes necesarios. Por lo general, debes alimentarlo con la misma cantidad de comida con la que lo alimentabas cuando tenía alrededor de cuatro meses de edad.

Sin embargo, reducir la cantidad de alimento solo sirve si lo estás alimentando en exceso. De lo contrario, le estarás proporcionando menos nutrientes de los que necesita para mantenerse saludable. Si es necesario, someter a tu gato a una dieta para controlar el peso puede ser una excelente opción para ayudarlo a perder ese peso adicional. Muchos de estos alimentos están formulados con vitaminas y minerales adicionales para garantizar que tu felino reciba todo lo que necesita mientras reduces las calorías con las que lo alimentas.

Estas dietas generalmente están diseñadas para lograr que tu gato sienta saciedad después de comer, tienen una mayor proporción entre proteínas y calorías, y contienen carnitina para ayudar a evitar la pérdida de masa muscular durante la pérdida de peso. Presta atención a la cantidad de calorías que contiene cada porción y pregunta al veterinario cuál cree que es la ingesta de calorías adecuada para tu gato.

Las dietas para controlar el peso pueden ayudar a tu gato a alcanzar y mantener un peso saludable.

Si bien parece que hay mucho que debes tener en cuenta durante este proceso de pérdida de peso, en realidad no es tan complicado. Además, con la ayuda del veterinario, no estarás solo en esto. Después de elaborar un plan, todo lo que debes hacer es seguirlo (y asegurarte de que toda la familia esté de acuerdo) y tu gato pronto perderá el peso adicional.

Una vez que tu gato alcance el estado físico ideal, es posible que notes algunos cambios positivos en su conducta. Probablemente, esté más activo e interesado en las actividades de lo que estaba cuando tenía sobrepeso.

Para obtener más información sobre la salud en los gatos, visita nuestra página con información sobre mascotas, en la que encontrarás datos exclusivos de nuestros expertos.

Artículos relacionados

what can i give my cat for pain
<p>Los gatos se han adaptado para ocultar su dolor o lesiones. Aprende a detectar signos de dolor en los gatos, cuándo consultar a un veterinario y qué puedes darle a tu gato para ayudar a aliviar el dolor.</p>
gato
gato bebiendo agua