Diez consejos para mantener a gatos y perros felices dentro de casa

La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Por La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Ultima Actualización: 3/6/2024Entre 2 y 4 minutos
Un niño juega con un gato

Sin duda alguna, las mascotas pueden ayudarnos a disfrutar más el tiempo dentro de casa cuando no se puede salir.

Están cuando queremos desahogarnos o recibir un buen abrazo, y cuidarlas genera una sensación de alivio que resulta beneficioso para las mascotas y sus dueños.

Sin embargo, tener mascota y no poder salir también puede plantear algunos problemas. Nuestros conductistas de mascotas ofrecen algunos consejos para que nuestros compañeros estén felices y entretenidos cuando no podemos sacarlos.

Diez trucos y consejos para que las mascotas estén felices y sanas dentro de casa

1. Respeta sus rutinas

Seguro tu rutina se alteró mucho. En momentos como este, la idea de hacer la vista gorda y descuidar las rutinas de tu mascota puede ser tentadora.

La Dra. Annie Valuska, conductista de Purina, advierte al respecto: “Es importante intentar que la rutina de tu mascota cambie lo menos posible. Debe comer, hacer sus necesidades y pasear en los horarios de siempre, y, si tu perro está acostumbrado a viajar en el auto, llevarlo de acompañante en viajes cortos no es mala idea”.

También nos recuerda la importancia de seguir exigiéndoles buenos modales, como sentarse antes de pasar por una entrada y no esperar las sobras de comida bajo la mesa si no queremos afectar su rutina.

2. Dedica tiempo a su descanso

Es posible que tu mascota esté acostumbrada a pasar tiempo a solas cuando la familia no está, así que intenta dejar que descanse el tiempo que necesite durante el día.

Tal como nos recuerda el Dr. Francois Martin, conductista de Purina, “no es buena idea cambiar la rutina de tu mascota para que sociabilice más. Las mascotas no son niños. Los dueños no tienen que mantenerlas ocupadas con actividades todo el día”.

Padres, no se preocupen: puede que sus hijos tengan que realizar actividades para ocupar sus días, pero su gato o perro estará bien sin ellas e, incluso, se beneficiará de disfrutar de momentos de tranquilidad.

3. Entretenlo con comida

Darle un bocadillo masticable a tu perro puede ayudarte a mantenerlo entretenido mientras tienes reuniones por videollamada, les das clases a tus hijos o necesitas descansar un poco.

Si tu mascota tiende a devorar los bocadillos, los Kong y otros juguetes resistentes pueden rellenarse con mantequilla de maní y, luego, congelarse para que se entretengan un poco más.

La Dra. Séverine Ligout, conductista de Purina, nos recuerda que, si bien estos bocadillos pueden ser una actividad divertida para tu mascota, se puede llegar a alimentarla de más sin querer. Lleva un conteo de las calorías y reduce un poco las porciones de la comida según las calorías extra que consumió con el bocadillo.

4. Hazlo ejercitar

Mantén los nervios a raya y canaliza la energía nerviosa en algo productivo: el ejercicio. Mantenerse activo en estos tiempos es tan beneficioso para ti como para tu mascota.

Es posible que no puedas llevar a tu perro al parque a ejercitarse, pero aún puedes encontrar maneras de ayudarlo a que descargue su energía. Incluso un viaje al buzón puede servirle para hacer un poco de ejercicio. Si no puedes salir, mueve algunos muebles y haz espacio para que tu perro pueda jugar a tironear o al juego de lanzar y traer.

Si tienes patio, sal y juega a las atrapadas con él. Serena Juma, conductista de Purina, recomienda el ejercicio como otra forma de reforzar los horarios de tu mascota. “Planifica sesiones de juego más o menos a la misma hora todos los días”, aconseja.

“No solo incentivará a tu mascota a seguir la rutina, sino que también la estimulará física y mentalmente, además de reforzar el vínculo entre persona y animal”.

5. Prueba con algunos juegos mentales

Otra forma práctica de agotar a tu mascota es estimularla mentalmente. Por ejemplo, intenta enseñarle uno que otro truco nuevo. ¿Siempre quisiste que tu perro supiera voltearse o que tu gato bailara? Es el momento perfecto para darle esas lecciones.

“Al igual que la gente, las mascotas experimentan lo que se conoce como 'momento eureka', es decir, la respuesta emocional a la resolución de problemas”, explica la Dra. Ragen McGowan, conductista de Purina. “Ese momento de lucidez en el que, por fin, resuelves algo. En el que sientes una oleada de emociones positivas. Nuestras mascotas también lo experimentan”.

También puedes aprovechar la hora de comer de tu mascota para enriquecer mentalmente su día. Esparce su comida por la casa y deja que la encuentre con su sentido del olfato o incorpora un juguete interactivo a la hora de la comida para plantearle un pequeño desafío mental.

6. Sé un compañero de cuarto considerado

A nadie aprecia le gusta que su compañero de cuarto siempre haga ruido, ¡y tu mascota no es la excepción! Ahora que tú y tu mascota pasan mucho tiempo de calidad juntos, ten presente que ellas oyen mucho mejor que nosotros e intenta reducir al mínimo el ruido excesivo.

De este modo, tendrán tiempo para descansar. “Si no hay manera de reducir el ruido de fondo, considera la posibilidad de sustituir la televisión, los podcasts o la radio por música clásica de vez en cuando (que, según estudios, puede servir para calmar a las mascotas)”, recomienda la Dra. Valuska.

7. Haz participar a los niños

Si tienes hijos, haz que se involucren en la tarea de mantener a tu mascota feliz y sana dentro de la casa. Ahora es el momento ideal para que reforzar los buenos modales con las mascotas y ayudar a que los niños entiendan su lenguaje corporal. También puede ser divertido involucrar mascotas en el proceso de aprendizaje de tu hijo.

“Los niños aún tienen mucho que aprender, y se demostró que las mascotas pueden ayudarlos en ciertas áreas de aprendizaje (como por ejemplo, en la lectura)”, comenta la Dra. Sandra Lyn, conductista de Purina. “Si la mascota está dispuesta a ello, organiza y fomenta sesiones de lectura con la mascota como parte de la rutina de tu hijo”.

8. Sigue una dieta saludable

Puede que últimamente te estés permitiendo comer macarrones con queso envasados y algún que otro brownie de más, pero eso no significa que tu mascota no pueda seguir una dieta saludable.

“No empieces a darle sobras de comida bajo la mesa solo porque tu 'mesa' es tu sillón”, recomienda la Dra. Valuska. Continúa con el programa de alimentación de tu mascota y sigue dándole la comida de siempre mientras sea posible.

Si le estás dando más bocadillos que de costumbre como recompensa por ser tan buena compañera (porque, admitámoslo, ¡se lo merece!), ten en cuenta que estos no pueden representar más del 10 por ciento de las calorías diarias que ingiere una mascota.

9. Prepara un “lugar seguro”

Tu mascota podría llegar a necesitar un espacio personal en donde sentirse segura y a gusto en momentos en los que, de repente, haya más gente a su alrededor. Esto aplica, sobre todo, al caso de los gatos, pero los perros también se pueden beneficiar de tener un “espacio seguro” al que acudir.

“Si crees que tu mascota está agotada por toda la 'camaradería' repentina, asegúrate de que tenga un espacio seguro que toda la familia respete”, afirma la Dra. Valuska. “Cuando se encuentran allí, están fuera de los límites (incluso puede ayudar pretender que, en ese espacio, son 'invisibles')”.

Esto ayuda a que los pequeños amantes de las mascotas entiendan que no hay que molestarlas cuando están en su lugar especial hasta que ellas quieran jugar.

10. ¡Ponte creativo!

Para que las mascotas estén ocupadas y felices cuando no se puede salir a buscar nuevos juguetes, la Dra. McGowan recomienda usar la creatividad para crear nuestros propios juguetes y actividades de enriquecimiento.

“Ofrece a tu perro o gato juguetes divertidos que se puedan destruir”, sugiere. “Puede ser un tubo de cartón con croquetas escondidas en su interior o una botella de plástico que puedan morder para sacar bocadillos”.

Tener una manera productiva para que descarguen todo tipo de energía destructiva puede ser beneficioso tanto para tu mascota como para tus zapatos de cuero.

Artículos relacionados

Perros escarbando
<p>¿Tu perro hace agujeros en el césped? Descubre por qué lo hace y cómo frenar este comportamiento negativo antes de que se convierta en un hábito.</p>
Persona en un muelle con su perro
Persona haciendo senderismo con su perro