Consejos de seguridad contra el calor para mascotas

Ultima Actualización: 29/5/2023Entre 2 y 4 minutos
Una lata y un perro

A medida que los meses de verano se hacen más calurosos, largos y extremos, aumenta el riesgo de insolación y de golpe de calor en perros y gatos, incluso en las mascotas de interior. En estas épocas, es fundamental prestar especial atención a la forma en que las mascotas afrontan el aumento de las temperaturas. Aunque las señales no siempre son obvias, los meses calurosos de verano pueden ser incómodos para los perros y gatos, y, en algunos casos, pueden provocar golpes de calor.

Por suerte, observar y tomar las precauciones necesarias para proteger a tu mascota del calor pueden marcar la diferencia para que tu perro o gato se mantenga fresco y, al mismo tiempo, protegerlo de una reacción adversa al calor.

¿Qué son la insolación y el golpe de calor?

La insolación es más leve que el golpe de calor, pero, de todas maneras, es peligrosa. Si la temperatura está entre 104 °F y 105 °F (aproximadamente 40 °C), se considera insolación, y los síntomas incluyen comportamiento inquieto, jadeo, babeo y sudoración en las patas.

El golpe de calor en las mascotas, o hipertermia, es una afección potencialmente mortal y que se produce cuando el cuerpo del perro o del gato se sobrecalienta debido al esfuerzo físico prolongado o a la exposición a altas temperaturas. La temperatura corporal promedio de un perro oscila entre los 99.5 °F y los 102.5 °F (de 37.5 °C a 39 °C). Cuando la temperatura corporal de un perro alcanza los 103 °F (39.5 °C), se considera alta, y a 106 °F (41 °C), en general, se considera un golpe de calor. En el caso de los gatos, la temperatura corporal promedio oscila entre los 100.4 °F y los 102.5 °F (de 38 °C a 39 °C); y el golpe de calor se produce a una temperatura de, aproximadamente, 105 °F (40.5 °C) o superior.

Para reducir el riesgo de que tu mascota sufra un golpe de calor, hay varios síntomas que debes tener en cuenta y precauciones que debes tomar en los días calurosos. Si te preocupa que tu perro o gato presente síntomas compatibles con un golpe de calor, llama al veterinario de inmediato.

Señales de golpe de calor y de insolación en las mascotas

Cuando interactúas con tu perro o gato en un clima cálido, hay señales de que pueden estar incómodos o, incluso, sobrecalentarse. Ya sea que se relaje en el parque o en el jardín, camine o realice actividades más extenuantes, como el juego de buscar y recoger, toma nota si tu perro o gato muestra un cambio de comportamiento.

Un jadeo excesivo, una reticencia repentina a continuar con las actividades físicas o señales de lenguaje corporal preocupantes pueden indicar que se está sobrecalentando. En casos graves, los siguientes síntomas pueden significar que tu mascota está sufriendo un golpe de calor, una afección grave y potencialmente mortal que requiere atención médica.

Interrumpe todas las actividades, llama al veterinario y deja que tu animal se calme si observas lo siguiente:

  • Orejas caídas de manera repentina (en perros): si las orejas de tu perro suelen estar bien erguidas al prestar atención y caen repentinamente, esto podría ser un signo de incomodidad y sobrecalentamiento.
  • Cola baja (en perros): un porte más bajo y una menor acción de la cola indican que el perro no se encuentra bien.
  • Colapso (en perros y gatos): al disminuir la circulación sanguínea, los perros y gatos pueden desplomarse o ser incapaces de mantenerse en pie sin marearse.
  • Jadeo excesivo (en perros y gatos): cuando los perros jadean, se refrescan. Lo mismo ocurre con los gatos. Un poco de jadeo en situaciones calurosas o durante el ejercicio es completamente normal, pero si se vuelve excesivo, o si tu mascota tiene dificultad para respirar, es hora de terminar la actividad y tomar medidas para que pueda refrescarse.
  • Salivación excesiva (en perros y gatos): el jadeo también puede ir acompañado de babeo, así que si tu perro o gato jadea y babea mucho, es señal de que se está sobrecalentando.
  • Vómitos y diarrea (en perros y gatos): si tu gato o perro vomita o tiene diarrea, esta es otra señal de alerta de golpe de calor, que puede provocar rápidamente la deshidratación. Si presenta uno o ambos síntomas, asegúrate de que tu mascota tenga acceso al agua y llama al veterinario de inmediato.
  • Desorientación (en perros y gatos): la exposición al calor durante mucho tiempo puede hacer que tu mascota se desoriente y que parezca perder el control de sus habilidades motoras. Si actúa de forma extraña o parece tener problemas de equilibrio y se tambalea, es momento de refrescarlo y llamar al veterinario.
  • Convulsiones (en perros y gatos): la convulsión puede ser el resultado de un golpe de calor. Si presenta convulsiones, tienes que llamar de inmediato al veterinario o acudir a la clínica de emergencia animal más cercana de tu zona.
  • Encías pálidas, azules o rojas (en perros y gatos): las encías de los perros y gatos sanos deben ser rosadas y estar húmedas, pero el golpe de calor puede hacer que se vuelvan rojas o, por el contrario, azules o pálidas.
  • Aceleración del ritmo cardíaco (en perros y gatos): a medida que los perros y gatos se sobrecalientan, se deshidratan, lo que disminuye su volumen sanguíneo disminuye. Esto sobrecarga los órganos internos, lo que hace que el corazón compense la situación latiendo más rápido y aumente la presión sanguínea.

El tiempo apremia si te preocupa que tu perro o gato pueda estar sufriendo un golpe de calor. Llévalo a un lugar fresco y llama al veterinario de inmediato para analizar los próximos pasos.

Seguridad para gatos en caso de golpe de calor

El calor y la humedad pueden suponer un problema para nuestros compañeros felinos, pero no tiene por qué ser así. Algunas precauciones sencillas y un poco de conocimiento pueden garantizar que tu gato disfrute de los largos días de verano tanto como tú. Estas son algunas maneras de mantener a tu gato fresco:

  • Agua fría: el acceso continuo a agua fría ayudará a mantener baja la temperatura corporal del gato y a mantenerlo hidratado. No dudes en incluir cubitos de hielo para que tu gato juegue con ellos y considera la posibilidad de atraerlo con una fuente de agua potable.
  • Sombra: si tu gato está en el exterior y el sol está en todo su esplendor, darle un lugar agradable y fresco debajo de un árbol o una sombrilla es el lugar perfecto para que se relaje.
  • No dejes a tu gato en un automóvil estacionado: al igual que con todas las mascotas, los gatos no deben dejarse dentro de un automóvil estacionado. El calor dentro del automóvil puede aumentar con rapidez, lo que puede causar un golpe de calor o algo peor.
  • Mantén a tu gato en un lugar fresco y bien ventilado: si tu gato permanece dentro de casa la mayor parte del tiempo, es fundamental que prestes atención a la temperatura interna, ya sea que esté en casa o no. Mantén el aire acondicionado encendido para tu gato, incluso si lo dejas solo durante unas horas.
  • Evita el pavimento caliente: los gatos están a poca altura del suelo, lo que significa que absorben gran parte del calor que desprende el pavimento expuesto al sol, lo que también puede provocarle quemaduras en las patas.

Consejos para mantener a tu perro fresco en climas calurosos

Si tomas algunas precauciones y vigilas de cerca a tu perro, esos calurosos días de verano serán agradables, y ambos los disfrutarán sin estrés. Aquí tienes algunas formas de ayudar a tu perro a refrescarse cuando hace calor:

  • Da a tu perro acceso al agua: siempre es importante que tu perro tenga acceso a agua fresca y fría, sobre todo cuando la temperatura alcanza los 80 °F (26.5 °C) o más. Déjalo beber agua con frecuencia para que se mantenga hidratado. Si estás caminando o haciendo senderismo con tu perro, lleva un bebedero plegable y ofrécele agua, como mínimo, cada 15 o 20 minutos. Una buena regla general es ofrecerle agua a tu mascota cada vez que tú lo hagas.
  • Jugar en el agua: si tu perro es un ávido fanático de nadar o chapotear en el agua, es una excelente manera de ayudarlo a superar el calor. Correr por los aspersores o saltar en piscinas o lagos son algunas de las formas más divertidas de garantizar que tu perro se mantenga cómodo en climas de altas temperaturas. Aunque tu perro sepa nadar bien, te recomendamos que le pongas un chaleco salvavidas específico para mascotas cuando nade en aguas abiertas.
  • Evita el calor del mediodía: a medida que el sol sube, también lo hace la temperatura. Por eso es conveniente que tu perro realice ejercicio por la mañana y por la noche, en lugar de a media tarde.
  • Evita que pase tiempo en su casa: si tu perro tiene casa, es posible que ese no sea el lugar para estar durante los meses de verano. En la mayoría de las casas de perros, corre poco aire. Además, estas pueden calentarse con mucha rapidez, lo que las hace posiblemente peligrosas en los meses de verano. Si tu perro está en un canil durante este tiempo, asegúrate de que esté en un lugar fresco, preferentemente en un lugar interior con aire acondicionado y abundante circulación de aire.
  • Nunca dejes a tu perro en un automóvil estacionado: nunca se insistirá lo suficiente en no dejar a un perro en automóvil estacionado, aunque las ventanillas estén abiertas. Incluso cuando las temperaturas no son tan altas, los automóviles pueden calentarse muy rápido hasta alcanzar temperaturas potencialmente mortales.
  • Vayan a la sombra: interactúa con tu perro en un lugar con mucha sombra para que se recueste si comienza a tener demasiado calor.
  • Evita el pavimento caliente: debido a que los perros están a poca altura del suelo, el pavimento los puede afectar de manera negativa. Las superficies que han estado al sol durante horas no solo aumentan su temperatura corporal, sino que también pueden causarles dolor en las patas y provocarles lesiones.
  • Mantenlo en un ambiente con temperatura controlada: si tu perro va a estar adentro, asegúrate de que el aire acondicionado esté encendido y el ambiente esté bien ventilado. Si vas a salir de casa sin tu perro durante unas horas, asegúrate de que la temperatura sea adecuada para él.

Cómo mantener frescas a tus mascotas si el aire acondicionado no funciona

Como no siempre se puede confiar en los electrodomésticos, sobre todo cuando las temperaturas siguen subiendo, los dueños de mascotas necesitan un plan de contingencia en el desafortunado caso de que su aire acondicionado funcione mal. Estos son algunos pasos que debes seguir:

  • Cuando sea posible, lleva a tu perro o gato contigo: si en tu casa tu mascota no encuentra refugio contra el calor, considera la posibilidad de llevarla contigo al trabajo, si te lo permiten, o a espacios aptos para perros o gatos que puedan ofrecerle un ambiente más fresco.
  • Considera la posibilidad de que se quede con un familiar o un amigo: si la casa es demasiado calurosa para tu mascota, una buena opción es que se quede con un amigo o familiar hasta que baje un poco la temperatura o se arregle el aire acondicionado.
  • Pide a alguien que la vigile durante el día: puedes pedir a alguien que pase por tu casa y se asegure de que tu mascota esté fresca y cómoda, y de que tenga abundante agua mientras tú no estás. De esta manera, tu perro o gato se mantendrán a salvo y, al mismo tiempo, podrán sociabilizar.
  • Asegúrate de que haya mucha agua: es fundamental que los perros y los gatos se mantengan hidratados cuando hace calor para evitar la deshidratación y ayudar a mantenerlos frescos. No dudes en agregar cubos de hielo a su recipiente de agua.
  • Elige un área ventilada: una habitación con una agradable brisa cuando las ventanas están abiertas puede ayudar mucho a tu mascota a mantener baja su temperatura corporal.
  • Llévalo a la peluquería: si le cortas el pelaje a tu perro o gato de pelaje largo, no sufrirá tanto el calor.
  • Ofrécele una colchoneta refrescante: muchas tiendas de animales ofrecen colchonetas refrescantes que pueden proporcionar a tu perro o gato un agradable respiro de las altas temperaturas.

Aunque los golpes de calor son una preocupación a medida que las temperaturas siguen subiendo durante los sofocantes meses de verano, seguir estos consejos puede ayudar a mantenerlos a salvo mientras crean recuerdos de verano juntos.

Para obtener más información, sugerencias y consejos sobre perros y gatos de nuestros expertos, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Perro sentado en un campo con césped alto
<p>Los perros pueden experimentar dolor debido a lesiones, infecciones o enfermedades. Aprende de expertos en cuidado de perros cuándo consultar a un veterinario y qué puedes darle a tu perro para ayudar a aliviar el dolor.</p>
perro blanco y rojo
un perro rojo y blanco