Tos de las perreras en perros: causas y síntomas

Ultima Actualización: 22/8/2023Entre 2 y 4 minutos
Hero de tos de las perreras en perros

Muchos perros tienen tos de las perreras durante su vida. Es una infección común del sistema respiratorio con síntomas como tos y tos seca que puede afectar a todas las razas.

Si bien debes tomarlo con seriedad, recuerda que la enfermedad se puede tratar e incluso puede desaparecer por sí sola. En muchos casos, el comportamiento de los perros no cambia. Siguen comiendo su alimento y jugando como lo harían normalmente.

A continuación, te explicamos las causas de la tos de las perreras en los perros, cómo se trasmite y las recomendaciones para tratarla.

¿Qué es la tos de las perreras?

La tos de las perreras es el nombre común utilizado para la traqueobronquitis infecciosa canina. Es una infección respiratoria en perros causada por varios tipos de bacterias y virus. La tos de las perreras es muy contagiosa, y el síntoma principal es la tos áspera y seca.

La tos de las perreras crea una inflamación en las vías respiratorias altas del perro, incluida la tráquea y la laringe.

¿Qué causa la tos de las perreras?

La enfermedad puede ser causada por diferentes bacterias, virus o una combinación de ambos. Los perros se infectan cuando inhalan estas bacterias o partículas virales en las vías respiratorias.

La causa más común es una cepa bacteriana llamada Bordetella bronchiseptica, razón por la que algunas personas llaman a la tos de las perreras Bordetella.

Es más probable que los perros se infecten de Bordetella cuando el sistema inmunitario está debilitado, a veces como resultado de una infección viral. El estrés agudo, incluso cuando es un estrés “bueno” debido al aumento del juego y la actividad o a estar cerca de más perros de lo habitual, también puede provocar tos de las perreras.

Algunos virus conocidos por hacer que los perros sean más propensos a contraer la tos de las perreras son: el adenovirus canino, el virus del moquillo canino, el herpes canino, el virus de la parainfluenza canina y el reovirus canino.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal de la tos de las perreras es la tos fuerte y frecuente. Algunos perros también tendrán estornudos, secreción nasal o secreción ocular.

¿Cómo suena la tos de las perreras?

A veces, la tos puede sonar como si tu perro tuviera algo atascado en la garganta. Puede ser seca y áspera o puede producir mucosidad que el perro suele intentar tragar. Algunos la describen como una tos similar al graznido de un pato. No suena como un estornudo o estornudo inverso.

¿Cómo contraen los perros la tos de las perreras?

Muchos perros están expuestos a infecciones en refugios y perreras, que es de donde la enfermedad recibe su nombre.

Estos son algunos factores que aumentan las posibilidades de infección por tos de las perreras:

  • Estar cerca de otros perros que tienen tos de las perreras
  • Estar en lugares hacinados
  • Poca ventilación
  • Temperaturas frías
  • Exposición al polvo o al humo del cigarrillo
  • Estrés inducido por viajes

¿Cómo se transmite?

La tos de las perreras es altamente contagiosa y se puede transmitir fácilmente de un perro a otro. Cuando los perros tosen, las bacterias y los virus se transmiten en el aire y se pueden contagiar muy rápido a otros animales, especialmente si son compañeros de juego o se huelen entre sí. También se puede transmitir a través de los juguetes para perros, cuencos de comida u otros objetos compartidos.

Si crees que tu perro tiene la enfermedad, mantenlo alejado de otros animales para evitar la transmisión.

¿Qué es el período de incubación?

El período de incubación es de entre 2 y 14 días, tiempo durante el cual el perro podrá contagiar. Algunos perros pueden ser portadores durante meses sin mostrar síntomas.

¿Cuánto dura?

La tos de las perreras suele desaparecer en el plazo de tres semanas. A veces, puede tardar hasta seis semanas en desaparecer en perros de edad avanzada o en aquellos con alguna afección existente.

En casos muy raros, la enfermedad puede evolucionar a neumonía, por lo que deberá comunicarse con el veterinario si el estado de tu perro no mejora.

¿Cuál es el tratamiento para la tos de las perreras?

Si tu perro tiene tos de las perreras, pero parece estar bien, mantiene un apetito normal por el alimento y por los bocadillos, y puede aislarse tranquilamente de otras mascotas en tu hogar, es posible que no necesites buscar tratamiento.

Si te preocupa tu perro, llévalo al veterinario. Hazle saber con anticipación que tu mascota puede tener tos de las perreras para que pueda minimizar el riesgo hacia otros animales.

El veterinario puede recetar antibióticos para la tos de las perreras con el fin de eliminar la bacteria Bordetella. Si es necesario, también puede recetarle un medicamento canino para la tos o un antiinflamatorio para aliviar el dolor de garganta de tu perro.

Cómo cuidar a tu perro si tiene tos de las perreras

Ya sea que trates a tu perro con medicamentos o esperes a que la enfermedad se pase sola, podrás tomar ciertas medidas para hacerlo sentir más cómodo.

Considera el uso de un humidificador en la habitación donde tu mascota pasa más tiempo. El aire húmedo puede reducir la tos seca e incómoda de tu perro. También es una buena idea quitarle el collar, ya que puede producir molestias en la tráquea y causar más tos. (Para las caminatas prueba con un arnés).

¿Existe una vacuna contra la tos de las perreras?

La protección contra algunos virus que causan la tos de las perreras se incluye en la vacunación anual del perro desde cachorro. Estos virus incluyen influenza canina, moquillo canino, parainfluenza canina y adenovirus canino tipo dos.

El veterinario también puede vacunarlo contra la Bordetella, causa principal de la tos de las perreras. Muchas perreras piden que los perros sean vacunados antes de su estadía.

Ten en cuenta que, debido a que la tos de las perreras tiene una amplia variedad de causas y cepas, la vacuna contra la Bordetella no garantiza la protección de tu perro, pero, por lo general, disminuye los síntomas y acorta la enfermedad en caso de infección.

¿Las personas pueden sufrir tos de las perreras?

La Bordetella bronchiseptica, la bacteria principal que causa la tos de las perreras, puede infectar a las personas, aunque es muy poco frecuente y es solo un factor de riesgo para quienes tienen un sistema inmunitario débil. La mayoría de las personas no necesitan preocuparse por contraer la bacteria de los animales.

Obtén más sugerencias sobre la salud de tu perro de parte de nuestros expertos o visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Perro sentado en un campo con césped alto
<p>Los perros pueden experimentar dolor debido a lesiones, infecciones o enfermedades. Aprende de expertos en cuidado de perros cuándo consultar a un veterinario y qué puedes darle a tu perro para ayudar a aliviar el dolor.</p>
perro blanco y rojo
un perro rojo y blanco