Cómo sacarle una garrapata a un gato y otras preguntas sobre las garrapatas en los gatos

Ultima Actualización: 3/12/2023Entre 2 y 4 minutos
fotografía del momento en que se extrae una garrapata de la oreja de un gato

Si tienes un gato de exterior, es probable que en algún momento tenga garrapatas. Descubre cómo sacarle una garrapata a un gato con esta guía.

Si tu gato pasa mucho tiempo al aire libre, es probable que tenga garrapatas, al menos, una vez en la vida. Estas pequeñas criaturas se adhieren al cuerpo de tu gato y se alimentarán durante varios días si no se retiran. Por eso, es importante que las atrapes lo antes posible para prevenir más dolor y molestias, y evitar que transmitan ciertas enfermedades infecciosas que pueden portar.

Si le encontraste una garrapata a tu gato, puede que te preguntes cómo quitarla sin causarle dolor ni dejar parte de este parásito aferrada. Por eso, elaboramos una guía útil para indicarte cómo hacerlo de manera segura y adecuada.

Introducción a las garrapatas en los gatos

Hay dos grupos diferentes de garrapatas que debes tener en cuenta: garrapatas duras y garrapatas blandas. Las garrapatas duras de los gatos se ven como una semilla de girasol. También puedes reconocerlas por el escudo rígido que se encuentra justo detrás de sus piezas bucales. Normalmente, encontrarás en tu gato este tipo de garrapatas.

Las garrapatas blandas son el segundo grupo de garrapatas. En lugar de verse como una semilla, se ven como pasas. No es común encontrar en los gatos este tipo de garrapatas, ya que tiende a alimentarse de otros animales, como pájaros o murciélagos.

¿Qué son las garrapatas de los gatos?

Las garrapatas son un tipo de parásito que muerde por debajo de la piel de los gatos y succiona la sangre hacia su cuerpo. Las garrapatas no alimentadas son pequeñas, tienen ocho patas y pueden ser negras, marrones, rojas o tostadas; pero, una vez que se adhieren a tu gato, pueden crecer hasta alcanzar el tamaño de un chícharo, ya que se llenan de sangre. Las garrapatas de los gatos en realidad se clasifican como arácnidos en lugar de insectos, lo que es una diferencia clave entre ellas y las pulgas. Las garrapatas pueden transmitir enfermedades a los animales de los cuales se alimentan. Por este motivo, los pasos de prevención contra las garrapatas son una medida importante que se debe tomar cuando se cuida a un felino.

¿Cómo se ve una garrapata en un gato?

Las garrapatas son pequeños bichos con forma de huevo que tienen ocho patas como las arañas. Por lo general, su tamaño varía de 1 mm a 1 cm, pero se vuelven más grandes y más oscuras cuando se llenan de la sangre que succionan de sus portadores (tu gato, básicamente).

Son bastante fáciles de detectar en la piel de los gatos y, generalmente, se sentirán como un pequeño bulto (que a veces puede confundirse con una pequeña hinchazón o masa en la piel), por lo que es buena idea que inspecciones a tu gato con regularidad para detectar signos de garrapatas.

¿En qué lugares hay garrapatas?

Por lo general, las garrapatas prefieren áreas con abundantes matorrales densos, como bosques, césped o jardines. Sin embargo, también son comunes en áreas con ciervos y mamíferos pequeños. Los gatos se pegan garrapatas con mayor frecuencia durante la primavera y el otoño, pero estos parásitos se pueden encontrar en cualquier momento del año.

¿Cómo se les pegan las garrapatas a los gatos?

Hay varias formas diferentes en las que se le pueden pegar garrapatas a tu gato. Lo primero y lo más probable es que suceda durante una caminata al aire libre en campos o áreas de bosques. Las garrapatas tienden a adherirse a la parte superior de las ramas y hojas del césped. Cuando tu gato las roza, pueden aferrarse a su pelaje. A menudo, los gatos interactúan con otros animales cuando están fuera de la casa, y las garrapatas pueden pasar de un animal a tu gato muy fácilmente. Si te preocupan las garrapatas en gatos, te aconsejamos que no dejes la comida fuera de casa, ya que esto puede alentar a otros animales a ingresar al territorio de tu mascota.

Las garrapatas también pueden adherirse a tu cabello y ropa cuando caminas al aire libre. Esto significa que incluso los gatos de interior están en peligro de pegarse garrapatas. Por eso, independientemente de si tu gato sale o se queda en casa, la prevención de garrapatas sigue siendo una tarea que debes tener en cuenta y realizar.

¿Qué peligros suponen las garrapatas para mi gato?

Las garrapatas pueden ser un problema muy peligroso para los gatos. Esto se debe a que algunas garrapatas transmiten enfermedades cuando se alimentan. Una enfermedad transmitida por las garrapatas a los gatos es la “enfermedad de Lyme”. Si un gato contrae esta enfermedad, puede comenzar a tener algunos de los siguientes síntomas:

  • Fiebre

  • Cojera

  • Pérdida del apetito

  • Fatiga

Otra enfermedad que portan las garrapatas es la erliquiosis. Una vez que un gato contrae esta enfermedad, es posible que comiencen a aparecer una serie de síntomas. Estos síntomas incluyen vómitos, diarrea, glándulas inflamadas, letargo, anorexia, articulaciones inflamadas y supuración de los ojos, entre otros.

Lo que necesitarás para sacarle una garrapata a un gato:

  • Otra persona para mantener a tu gato calmado e inmóvil.

  • Un par de guantes. Esto es importante, ya que las garrapatas pueden portar enfermedades que afectan a los seres humanos.

  • Una herramienta para retirar garrapatas diseñada para gatos (de una tienda de mascotas o de tu veterinario) o pinzas de punta fina. Toallitas antisépticas aptas para gatos.

  • Un envase pequeño para desechar la garrapata.

  • Desinfectante para limpiar la herramienta para quitar garrapatas después de usarla.

Cómo quitarle una garrapata a un gato

Quitar una garrapata a un gato puede ser difícil, ya que es importante que elimines toda la garrapata sin dejar las piezas bucales enterradas en la piel del felino, puesto que podrían provocar una infección. Si no estás seguro de cómo quitar la garrapata, tienes dificultades intentando sacarla por completo o tu gato no te permite quitarla, llévalo a un veterinario.

Guía paso a paso para quitarle una garrapata a tu gato:

  1. Pide a un amigo o familiar que mantenga a tu gato en calma y no intentes quitarle la garrapata hasta que esté relajado.

  2. Separa el pelaje alrededor de la garrapata para que tengas una buena visión.

  3. Coloca la herramienta de extracción alrededor del cuerpo de la garrapata, cerca de la piel de tu gato. Si utilizas pinzas, acércate lo más posible a la piel de tu mascota. 

  4. Con cuidado, tira y gira la herramienta (asegurándote de no apretar) para quitar la garrapata. Tómate tu tiempo para este paso. Si utilizas pinzas, tira hacia arriba sin girar ni sacudir. 

  5. Una vez que hayas retirado la garrapata, verifica que las piezas bucales aún estén adheridas a esta y, luego, colócala en un envase y deséchala de manera segura para que no pueda volver a aferrarse a tu gato.

  6. Limpia el área con el antiséptico apto para gatos.

  7. Desecha los guantes y lávate bien las manos.

  8. Desinfecta la herramienta para asegurarte de que esté limpia para usos futuros.

Si no logras quitar la garrapata completa, o si parece que el área se está infectando, lleva a tu gato al veterinario.

Cómo quitarle una garrapata a un gato sin pinzas ni una herramienta para retirar garrapatas

Hay muchos trucos antiguos sobre cómo quitarle una garrapata a un gato sin pinzas, pero no son aconsejables, ya que podrían causarles más daños a ti o a tu gato.

Algunos de estos trucos incluyen quemar una garrapata con un fósforo, lo que podría causar quemaduras accidentales a tu gato o la ruptura de la garrapata, lo que aumenta el riesgo de infección o de exposición a enfermedades graves, como la enfermedad de Lyme. También hay una creencia común de que debes tratar de sofocar a la garrapata con vaselina, pero, de hecho, las garrapatas solo respiran unas cuatro veces por hora, por lo que es poco probable que esto funcione.

Nunca es buena idea intentar quitar una garrapata de un gato sin pinzas o sin una herramienta diseñada para tal fin. Si no tienes las herramientas correctas, debes comprarlas antes de comenzar, o bien llevar a tu gato al veterinario y pedirle que retire la garrapata por ti.

Prevención de garrapatas para gatos

Si tu gato pasa mucho tiempo al aire libre o si vives en un área que tiene mucha vida silvestre y arbustos, es importante que lo revises regularmente para detectar garrapatas como parte de la rutina de aseo de tu gato; asegúrate de palpar su cuerpo para revisarlo. Las garrapatas se encuentran con mayor frecuencia alrededor de la cabeza, el cuello, las orejas o los pies de los gatos, por lo que presta mucha atención a estas áreas.

Hay muchos tratamientos localizados que, a menudo, se combinan contratamientos antipulgas para gatos, que también los protegerán contra las garrapatas. El mecanismo de acción de estos es que ingresan al sistema circulatorio del gato y, luego, cuando una garrapata o pulga ingiere su sangre, las mata rápidamente. 

Además, algunos collares antipulgas también protegen contra las garrapatas, pero si tu gato pasa la mayor parte del tiempo fuera, es posible que estos no sean adecuados, ya que podrían atascarse en objetos, como ramas, y causarle daños a tu gato.

Para obtener más consejos de expertos sobre cómo mantener saludable a tu gato, explora nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

gato recibiendo tratamiento por gusanos
<p>Las tenias de los gatos son un parásito común que puede vivir al interior de tu gato. Obtén más información sobre las tenias, como la forma en que se contagian los gatos, los síntomas, la prevención y el tratamiento.</p>
gato calicó en el suelo
vet looking at cat's ear