6 consejos para cuidar a los perros en invierno cuando están en la nieve

La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Por La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Ultima Actualización: 8/3/2024Entre 2 y 4 minutos
6 consejos para cuidar a los perros cuando están en la nieve en invierno

Nada se compara con ver el momento en que un perro conoce la nieve por primera vez. Ten en cuenta que cada perro es único y tiene distintas preferencias a la hora de divertirse, en especial cuando se trata de jugar afuera en el frío.

Además, no todos los perros soportan jugar al aire libre cuando hace frío. Si tu perro salta de entusiasmo por salir a jugar fuera de la casa en el clima frío de invierno, se merece un premio. Solo asegúrate de que esté a salvo.

Algunos perros tienen un pelaje grueso que les permite soportar temperaturas bajas, mientras que otros tienen un pelaje fino que no los protege tanto. Sé prudente cuando pases tiempo con tu mascota al aire libre este invierno. Ten en cuenta el grosor del pelaje de tu perro y su edad, ya que los a cachorros y a los perros sénior les cuesta más regular su temperatura corporal.

Una regla de oro esto es que, si tú estás que tiemblas con el abrigo de invierno, entonces hace mucho frío para tu perro. Estos son algunos consejos adicionales de uno de nuestros veterinarios expertos sobre cómo cuidar a las mascotas durante el invierno.

Cómo proteger a los perros en el frío, la nieve y el hielo

1. Aclimatarlo al frío poco a poco

Según el Dr. Kurt Venator, DVM, PhD y Director Veterinario de Purina, “la clave está en hacer que se adapte al clima. Si el perro está cómodo y sin temblar ni intentar regresar adentro, no hay problema con que esté fuera otro rato”. Comienza con períodos cortos al aire libre y, luego, aumenta el tiempo de a poco para que pueda adaptarse.

2. Hacer que ir al baño en invierno sea más práctico

Prepara un área de césped para que tu perro haga sus necesidades rápidamente. Si algunas áreas están mejor resguardadas de la nieve, el hielo y el viento, hazlo ir allí en vez de a otros lugares. Luego dale premios para reforzar su buen comportamiento y evitar posibles accidentes dentro de la casa.

3. Tener cuidado con la sal de roca y el anticongelante

Evita que los perros coman nieve, sobre todo en lugares donde se utilizaron agentes descongelantes. La sal de roca puede causarles molestias estomacales e irritación en las patas, aunque no sea tóxica.

A pesar de tener un sabor dulce que les atrae, el anticongelante es tóxico. Si encuentras sustancias azules o verdes en entradas de autos, aceras y automóviles, no dejes que los perros se acerquen. Limpia sus patas antes de que vuelvan a entrar para eliminar cualquier residuo de sal o anticongelante que puedan llegar a lamer. Esto también ayuda a que sus patas se calienten más rápido.

4. Aprender a darle calor

Si tu perro parece estar pasando frío, cúbrelo con una toalla o manta. También puedes usar un secador de pelo en baja potencia, pero no calientes las almohadillas de sus patas o podrían quemarse.

Otra opción es calentar algo de arroz en un calcetín (ponlo contra la muñeca para ver que no esté muy caliente). Si sabes que tu perro pasa frío con facilidad, compra provisiones de suéteres, abrigos y botas con anticipación.

Prueba cómo le quedan para que, ni bien llegue el primer frío, los dos estén listos para disfrutar la brisa al aire libre.

5. Proteger las patas de los perros en la nieve

Si tu perro tiene las patas agrietadas, ponle una crema hidratante para ubres de vaca para aliviarlas. Después, mantenlo ocupado con un comedero interactivo o dale un premio para que se entretenga y no se lama la crema. Para cuidar que no se agrieten las patas de tu perro en invierno, intenta ponerle botas. De lo contrario, limpia sus patas cada vez que entre a la casa.

Además, asegúrate de que sus uñas estén bien cortadas. Si tu perro no sale a pasear mucho al aire libre durante los meses de frío, sus uñas no se desgastarán tanto como en verano. Tener las uñas bien cortadas le permite caminar al ritmo de siempre y puede ayudar a que se resbale menos.

6. No privarlo del ejercicio

La energía que los perros acumulan cuando no hay nada que hacer puede desencadenar comportamientos destructivos o nerviosos. Una vez que tu perro se haya adaptado al clima frío, ya puedes sacarlo a pasear y dejarlo jugar afuera, aunque sea invierno.

Para los perros, jugar en la nieve es tan importante como divertirse en verano o correr entre las hojas. Recuerda: el ejercicio es importante para su salud física y mental, independientemente del clima.

Hasta puedes ponerte creativo y preparar un pequeño circuito de agilidad con montones de nieve. Si el clima está muy frío o helado, considera armar un gimnasio canino de interior, darle un comedero interactivo o hacer juegos de interior para mantenerlo ocupado.

Si sigues estos consejos, tu perro podrá disfrutar de la nieve y jugar hasta estar satisfecho.

Visita nuestra página de expertos en mascotas y obtén más consejos de nuestros expertos en mascotas sobre el cuidado de mascotas.

Artículos relacionados

El dueño del perro le hace cosquillas en el estómago mientras el perro está tumbado boca arriba
<p>Aprende cómo funciona el sistema digestivo de un perro con los expertos en perros de Purina. Infórmate sobre la duración de la digestión y cómo puedes ayudar a mantener la salud digestiva de tu perro.</p>
woman kneeling down to pet miniature schnauzer dog
veterinarian using stethoscope on chocolate labrador dog