Explicación de las señales de trabajo de parto y las etapas del alumbramiento de los cachorros

Ultima Actualización: 4/1/2024Entre 2 y 4 minutos
grey French bulldog napping next to its human

¡No existe nada más emocionante que enterarse de que tu perrita está preñada! Como el embarazo de las perras solo dura más o menos dos meses, ¡debes estar esperando con ansias las bolitas peludas que pronto llegarán a alegrar tu hogar!

Si tu perrita está preñada, tal vez te preguntes: “¿Cómo dan a luz las perras?”. No debes tener miedo a medida que se acerca la fecha del alumbramiento. El trabajo de parto de las perras suele ser mucho menos dramático que el de las mujeres y tu mascota debe ser capaz de traer a los cachorros al mundo sin preocupaciones. La madre debe ser más que capaz, pero procura acompañarla durante el trabajo de parto por si se produce cualquier complicación.

Si tienes alguna inquietud sobre el embarazo de las perras o el alumbramiento de tu perrita, conversa con tu veterinario. Sus consejos te ayudarán a enfrentar este acontecimiento con tranquilidad. Aquí te ofrecemos algunos consejos útiles de nuestro equipo de PetCare para ayudarte a estar lo más preparado posible para cuando tu perrita se convierta en mamá.

Cómo preparar a tu perrita para el alumbramiento

A continuación, te contamos cómo preparar a tu perrita para el trabajo de parto, desde la preparación de una camita hasta los elementos que debes reunir durante la espera. El trabajo de parto de tu perrita debería ocurrir sin problemas, pero es útil tener ayuda disponible para mantenerla tranquila y para la eventualidad de que sufra complicaciones.

Cómo saber la fecha del parto de tu perrita

Como mencionamos antes, los embarazos de perras solo duran 2 meses (o alrededor de 63 días), pero ese período ¡puede parecer abrumador! Tan pronto como te des cuenta de que tu perrita está preñada, es importante que la lleves al veterinario para saber cuánto tiempo de gestación tiene. A medida que se acerca el momento, puedes seguir estos pasos para prepararte:

Prepara una camita para el trabajo de parto

La madre preferirá un lugar privado en tu hogar, donde pueda relajarse y dar a luz a los cachorros en paz, así que prepara una camita durante las últimas dos semanas del embarazo de tu perrita.

Una camita ideal para que una perra dé a luz es una caja de cartón grande cubierta con toallas de entrenamiento para cachorros (en caso de accidentes) y llena de mantas, sábanas o toallas limpias. Asegúrate de que la caja sea lo suficientemente grande para que la mamá y la camada permanezcan con comodidad en su interior y la perrita tenga su propio espacio, si lo desea. También debes asegurarte de que la caja sea lo suficientemente alta como para evitar que se escape cualquier cachorro aventurero.

Coloca la camita en un lugar tranquilo a temperatura ambiente, donde nadie moleste a la perrita y ella se sienta cómoda. Si también pones la ropa de cama o los juguetes en la camita (siempre y cuando estén limpios), ayudarás a tu mascota a usarla y a sentirse como en casa antes del alumbramiento.

Ten a mano el número telefónico de emergencia de tu veterinario

Consigue el número telefónico de emergencia de tu veterinario antes del alumbramiento de tu perrita, pues el parto ocurre a menudo durante la noche. Informa a tu veterinario sobre la fecha del parto de tu perrita (si aún no la sabe), para que sepa cuándo debe estar pendiente. Si la mamá tiene problemas para alumbrar a los cachorros, es posible que debas llevarla al veterinario, así que procura tener acceso a transporte.

Reúne los elementos necesarios

En caso de que la madre necesite ayuda, ten a mano hilo, tijeras de uñas y varias toallas limpias y secas durante el alumbramiento. Si la camada es grande, es posible que, además, necesites una cesta adicional para contar con espacio suficiente para los cachorros recién nacidos.

Si alejas a los cachorros de la madre, debes ayudarlos a mantenerse calientes. Te recomendamos utilizar un puf para calentar en microondas en lugar de una bolsa de agua caliente, ya que los dientes y las garras afilados de los cachorros pueden causar perforaciones.

10 señales de trabajo de parto de la perrita a las que debes prestar atención

Cuando tu perrita esté en trabajo de parto, probablemente notes que su temperatura disminuye y que ella está inquieta, jadea, busca anidar y tirita, entre otras señales. El trabajo de parto consta de distintas etapas, pero te contaremos más detalles al respecto más adelante.

1. Disminución de la temperatura

La temperatura de tu perrita es una de las primeras señales de trabajo de parto a la que debes prestar atención. Una de las primeras señales del trabajo de parto inminente en las perras es una disminución de la temperatura corporal de la madre de 101.3 °F a 98.6 °F; el trabajo de parto generalmente comienza alrededor de 12-24 horas después de eso.

Para saber cuándo sucede esto, toma la temperatura de tu perrita dos veces al día con un termómetro rectal durante la última semana de gestación. Si no sabes bien cómo hacerlo, pide a tu veterinario que te muestre. Si descubres que tomar la temperatura causa estrés a tu perrita, detente. Debes ayudar a tu perrita a estar lo más tranquila posible en este momento.

2. Inquietud

Durante la última semana de gestación de una perra, las futuras madres pueden mostrarse un poco inquietas y buscar recluirse en un lugar tranquilo. La pérdida del apetito y la insistencia por permanecer en la cama es común durante las 12-24 horas previas al inicio del trabajo de parto.

3. Cambios en el comportamiento de anidación

En contadas ocasiones, tu perrita puede mover la cama que preparaste para ella a otra área de la casa. Si esto sucede, procura no moverla de la ubicación preferida, si es posible.

4. Vómitos

Las náuseas y los vómitos en las perras son otras señales de trabajo de parto que podrías notar. Procura que tu perrita tenga agua suficiente disponible para evitar la deshidratación.

5. Pérdida del apetito

Una falta de interés en comer también puede ser señal de la inminencia del trabajo de parto. Aquí te presentamos otros motivos por los que tu perrita puede perder el apetito.

6. Escalofríos

Los escalofríos pueden ser una señal de que tu perrita siente dolor y el trabajo de parto ha comenzado. Esto es normal y debes hacer todo lo posible por consolarla en este momento.

7. Jadeo

Jadear es otra forma en que una perra en trabajo de parto te hace saber que siente dolor y que comenzaron las contracciones.

8. Cansancio

Las perras preñadas pueden mostrarse más aletargadas de lo habitual, pero notarás una disminución en los niveles de energía de tu perrita cerca del momento en que comience el trabajo de parto.

9. Contracciones

Tan pronto como comiencen las contracciones, sabrás que tu perrita está en trabajo de parto. Comprueba si el abdomen está distendido (endurecido). Incluso tal vez sientas la contracción si posas las manos suavemente sobre la barriga. 

10. El inicio de la producción de leche

Algunas perras comienzan a producir leche antes de dar a luz. Si sus pechos se endurecen, esta es otra indicación de que pronto entrarán en trabajo de parto.

¿Cuánto dura el trabajo de parto de las perras?

El trabajo de parto de las perras debe tardar aproximadamente 3 a 12 horas desde el inicio de las contracciones. Por lo general, las perras dan a luz a toda la camada en un período de 6 horas y nunca tardan más de 24 horas. Para conocer más detalles, consulta a continuación.

Las 3 etapas del trabajo de parto y el alumbramiento de las perras

En general, los alumbramientos de las perras suelen ser sencillos y, con frecuencia, sin complicaciones. Aunque debes intervenir lo menos posible, igual es importante que acompañes a tu perrita parturienta para darle apoyo y asistirla si tiene algún problema. El trabajo de parto normalmente dura de 3 a 12 horas y se desarrolla en tres etapas.

Etapa uno: Tu perrita comenzará a tener contracciones

  • El cuello uterino y el útero se preparan para el parto con contracciones más pequeñas que tal vez no puedas notar.

  • La vulva de la perra comenzará a hincharse en preparación para el alumbramiento.

  • Durante esta etapa del trabajo de parto, las perras pueden estar muy inquietas y agitadas, y la mamá puede jadear y tiritar; esto es perfectamente normal, así que no te preocupes.

Etapa dos: La perra da a luz a los cachorros

La segunda etapa es el alumbramiento de cachorros, que generalmente tarda entre 3 y12 horas, pero puede extenderse hasta por 24 horas.

  • La temperatura rectal de la mamá volverá a la normalidad mientras se prepara para parir a sus cachorros.

  • Notarás contracciones fuertes seguidas por secreción líquida transparente de la vulva de tu perrita; durante los próximos 20-30 minutos, debe salir un cachorro.

  • Los cachorros generalmente nacen a intervalos de 20 minutos entre sí, pero es bastante normal que la madre descanse durante el parto y tal vez no haga esfuerzo por hasta dos horas entre cada alumbramiento. Observa con atención a tu perrita parturienta y comunícate con tu veterinario si ella descansa por más de dos horas.

  • Es normal que parte de la camada nazca partiendo por la cola, así que no te asustes si esto sucede. Es posible que debas estimular suavemente a la mamá a parir los cachorros que vienen de cola, pero procura no tirar de ellos.

  • La madre debe abrir con los dientes los sacos y cortar los cordones umbilicales de los cachorros antes de lavarlos ella misma. Si observas que trata de cortar el cordón con los dientes demasiado cerca del cachorro, detenla y hazlo tú.

  • Si el trabajo de parto dura mucho tiempo, es posible que la madre necesite ir al baño entre alumbramientos. Vigílala con atención por si comienza a alumbrar a la cría siguiente al mismo tiempo.

  • Una secreción verdosa/marrón puede indicar que la placenta se ha separado. Si ves esto, debes saber que nacerá un cachorro durante las próximas 2 a 4 horas. Si no es así, comunícate con tu veterinario, ya que puede haber una complicación con el parto de tu perrita.

Etapa tres: Tu perrita expulsa las placentas

  • Las placentas deben salir después del alumbramiento de cada cachorro.

  • Procura verificar cuántas placentas han salido (observa si la perrita se come alguna) para saber si queda alguna dentro de la mamá. Si cree que es así, comunícate con tu veterinario, ya que es posible que él deba intervenir.

  • Durante esta etapa del trabajo de parto, las perras pueden estar muy inquietas y agitadas, y la mamá puede jadear y tiritar; esto es perfectamente normal, así que no te preocupes.

¿Cómo puedo ayudar a mi perrita a alumbrar a sus cachorros?

Esperamos que no tengas que intervenir durante el trabajo de parto de tu perrita pero, en ocasiones, las mamás pueden necesitar un poco de ayuda. Existen varias situaciones en las que tal vez debas intervenir.

  • Es posible que un cachorro necesite ayuda mientras la madre está alumbrando a otro. En tal caso, abre el saco que cubre al cachorro y seca su pelaje rápidamente con un paño limpio. Este movimiento de frotación también animará a la cría a respirar por primera vez.

  • Si la madre no ha lavado a un cachorro, este puede tener líquido en las vías respiratorias. Inserta tu dedo meñique en su boca para extraer cualquier cosa y límpiale la nariz. Frótalo con una toalla para animarlo a llorar, ya que esto eliminará cualquier líquido que haya ingerido.

  • Si la madre está ocupada dando a luz a otro cachorro, es posible que debas ayudarla a cortar el cordón umbilical de la cría que alumbró antes. Para ello, amarra un nudo con un hilo grueso a una distancia de más o menos una pulgada de la unión del cordón al cuerpo de la cría. Amarra otro nudo un poco más allá del primero y usa tijeras limpias para cortar el cordón entre los dos nudos. Si cortas demasiado cerca del cuerpo de la cría, puedes poner en riesgo su salud y, si dejas el cordón demasiado largo, puedes causar que la madre lo mastique o se lo trague.

¿A cuántos cachorros da a luz una perra primeriza?

En una camada de tamaño normal, puedes esperar que tu perrita alumbre entre 1 y 12 cachorros. Sin embargo, las primeras dos camadas de una perra generalmente son más pequeñas que las camadas posteriores, por lo que, si hay menos cachorros de los que esperas, no te preocupes.

6 señales de advertencia de problemas y complicaciones en el trabajo de parto de las perras

Por fortuna, la mayoría de los trabajos de parto de las perras no son tan dramáticos como los de las mujeres. Tu perrita debe ser más que capaz de parir por sí misma pero, a veces, pueden presentarse complicaciones. Comunícate con tu veterinario si ocurre lo siguiente:

  • La madre no entra en trabajo de parto durante las 24 horas posteriores a la disminución de la temperatura. La baja temperatura de la perra en el trabajo de parto suele ser una señal de que los cachorros ya van a salir, por lo que, si no es así, tal vez algo ande mal.

  • A pesar de las fuertes contracciones durante 20 a 30 minutos, la madre no ha podido alumbrar a un cachorro. Comunícate con tu veterinario y prepárate para llevar a los cachorros ya nacidos contigo si vas a una cirugía.

  • No nace ningún cachorro a las cuatro horas de que la madre tuvo una secreción vaginal verde o roja/marrón (después de dos horas, prepárate para llamar al veterinario).

  • Transcurren más de dos horas en que la madre descansa o tiene solo contracciones débiles entre las crías, y sabes que quedan más adentro.

  • Puedes ver a un cachorro en la entrada vulvar pero, aunque la madre se esfuerza, no logra expulsarlo.

  • Tu perrita lleva más de 12 horas en la segunda etapa del trabajo de parto (la segunda etapa es el alumbramiento de los cachorros).

¿Qué hago después del trabajo de parto y el parto de mi perrita?

Cuando estés seguro de que el trabajo de parto ha terminado y que todos están saludables y felices, lleva algo de comer y beber a la madre. Dale a tu perrita la comida normal que ha consumido durante el embarazo, ya que necesitará algo que le caiga bien al estómago.

Trata de ayudar a tu perrita a salir a tomar aire fresco e ir al baño; tal vez no pueda hacerlo de inmediato. Quita y reemplaza todo lo que se haya ensuciado durante el parto y, luego, deja a la nueva familia disfrutar de tiempo de calidad y tranquilidad juntos.

Señales a las que debes prestar atención después del trabajo de parto y parto de tu perrita

¡Llegaron las nuevas bolitas peludas! Este es un momento muy emocionante para ti y para tu mascota, pero debes estar atento, ya que pueden ocurrir problemas después del trabajo de parto. Vigila a la orgullosa nueva mamá y comunícate con el veterinario si notas alguno de estos problemas posteriores al trabajo de parto.

Unas horas después del trabajo de parto de la perrita

  • La madre no ha expulsado todas las placentas que esperabas (debe haber tantas como cachorros).

  • La madre presenta señales de espasmos, nerviosismo e inquietud, además de un andar rígido y doloroso, o convulsiones, lo que puede indicar insuficiencia de calcio, llamada hipocalcemia.

  • Tiene fiebre, no está bien y no tiene apetito, está desganada o no manifiesta interés por los cachorros. Cualquiera de estas señales podría indicar una infección en el útero.

  • Ella se sigue esforzando después de alumbrar a todos los cachorros que esperaba.

Unos días después de que tu perrita dio a luz

  • Tiene fiebre, no está bien y no tiene apetito, está desganada o no manifiesta interés por los cachorros. Cualquiera de estas señales podría indicar una infección en el útero.

  • Las glándulas mamarias están enrojecidas, rígidas y dolorosas, u observas una secreción maloliente, marrón o sanguinolenta de los pezones.

  • Muestra otras señales de que no se siente bien, no come, está deprimida, tiene diarrea o está perdiendo peso.

  • Tiene una secreción vaginal muy sanguinolenta o con mal olor (la secreción de color negruzco/rojizo es normal durante las primeras semanas después del parto).

Unas semanas después del trabajo de parto de la perra

  • Más de uno de sus cachorros muere o a ti te preocupa el bienestar de los demás.

  • Cualquiera de sus cachorros parece deprimido o no quiere comer. Esto se conoce como cachorro “debilitado”.

Para obtener más consejos de expertos de Purina sobre cómo cuidar a tu perrita preñada, lee nuestros otros artículos sobre perras embarazadas.

Artículos relacionados

Tri-colored whippet dog laying on a dog bed
<p>Es posible que no siempre detectes cambios físicos obvios hasta que se cumpla el período de gestación. Aprende a detectar las señales del embarazo de una perra de forma temprana con esta sencilla guía.</p>
A dog on a surfboard
Two Jack Russel Terriers jumping over a hurdle during Jack Russel Races