¿Deberías adoptar un perro antes de tener un bebé?

Ultima Actualización: 31/5/2023
¿Deberías adoptar un perro antes de tener un bebé?

¿Hay algo mejor que las relaciones que se establecen entre los perros y los niños? Criarse con una mascota puede enseñarle a un niño muchas cosas vitales, como aprender sobre la responsabilidad, la empatía y el juego seguro.

A pesar de los beneficios, muchas personas aún se preguntan si deberían tener un perro antes de tener un bebé. Decidas lo que decidas, es una excelente pregunta.

En general, es mejor esperar hasta que tu hijo sea más grande para no tener que adaptarse a un nuevo bebé y a una nueva mascota al mismo tiempo.

“Es más fácil incorporar una mascota a la familia cuando el niño tiene la edad suficiente como para seguir las directrices básicas”, explica el Dr. Jean-Francois Savard, conductista de animales. “Enséñale a tu hijo a leer las señales de comportamiento que dan los perros y a darle espacio al animal y a no invadirlo”. Ya sea que adoptes un perro antes o después de tener un bebé, es fundamental supervisar siempre a los niños cuando estén cerca de las mascotas”.

La buena noticia es que hay muchas mascotas que se llevan bien con los niños. Además, es probable que puedas hacer que funcione en el futuro. Estos son algunos puntos básicos que debes considerar antes de adoptar un nuevo perro.

Aspectos que los padres deben considerar antes de adoptar un perro

Administración del tiempo

Si vas a tener un bebé o tienes niños pequeños, primero debes considerar de cuánto tiempo libre dispones antes de adoptar un perro. Si eres padre o madre y te preguntas si debes adoptar un perro, examina tus horarios y piensa cuánto tiempo y atención te quedarán para tu mascota.

Tanto los perros como los niños necesitan mucha atención. Asimismo, si eres soltero y tienes hijos, o si tienes pareja, no te exijas demasiado. No hay nada de malo en esperar hasta que tu hijo sea más grande; de este modo, podrán compartir la experiencia de cuidar del perro de la familia.

Elección del perro adecuado

Si decides seguir adelante y adoptar un perro, habla con el veterinario sobre el tipo que debes tener. Si adoptas un perro adulto, son muy importantes el temperamento y la familiaridad con los niños. El temperamento y la personalidad también son importantes cuando se trata de elegir al cachorro correcto.

Si tu familia es muy activa y aventurera, busca un perro que sea inquisitivo, que esté en buena forma física y que sea seguro. Si tu familia es más tranquila y disfruta de relajarse, un perro tranquilo y reservado podría ser lo mejor.

Presentación de un perro a un bebé

Tanto si tienes un perro y llevas a casa a un recién nacido por primera vez como si tienes hijos y llevas a casa a un perro por primera vez, saber cómo presentarlos requiere de una planificación previa. Se recomienda hablar con un conductista o entrenador de perros antes de la presentación.

Si dispones de tiempo suficiente antes de llevar al recién nacido a casa, deberás centrarte en las habilidades de obediencia de tu perro. Intenta frenar todo comportamiento no deseado antes de que el bebé llegue a casa. Esto significa que si tu perro es bullicioso o no es bueno para escuchar órdenes, debes duplicar tus esfuerzos y asegurarte de que sea obediente y te escuche.

Cuando llegue el momento de presentar tu perro a tu recién nacido, haz que el animal tenga la oportunidad de olfatear o lamer los pies de tu hijo mientras los sostienes. Si tu perro no parece interesado o no se acerca inmediatamente a ti ni a tu hijo, no hay necesidad de forzar la interacción; tendrá mucho tiempo para interactuar en los próximos días.

No se recomienda que tu perro tenga acceso al rostro de tu bebé, ya que, si se estresa demasiado, podría lastimar o asustar a tu hijo sin querer.

¿Los perros pueden estar cerca de los bebés?

Sí, los perros pueden estar cerca de los bebés, pero es imprescindible supervisarlos en todo momento. Tu perro necesitará tiempo para adaptarse a tu nuevo bebé, y es posible que muchas de las cosas interesantes que hacen los recién nacidos sean un poco estresantes para tu perro.

Por ejemplo, un recién nacido hace todo tipo de ruidos que los perros pueden considerar sorprendentes y confusos. En las próximas semanas y meses, tu bebé empezará a gatear y a andar, y no sabrá cuándo puede estar invadiendo el espacio personal de tu perro. Tu hijo tampoco sabrá que no debe hacer cosas que puedan inquietar a tu perro, como tirarle de las orejas o de la cola.

Por eso, debes supervisar el momento en que están juntos y prestar mucha atención para que todas sus interacciones sean positivas y amables.

Creación de zonas seguras

Mantén a tu hijo en un lugar seguro donde el nuevo perro no pueda lastimarlo por accidente. Al principio, considera la posibilidad de usar rejas para mantener a tu mascota y al niño en habitaciones separadas, y asegúrate de que tú u otro adulto estén cerca para supervisarlos siempre que interactúen.

Enseña a tu hijo a jugar seguro con las mascotas

Cuando tenga la edad suficiente, asegúrate de mostrar a tu hijo cómo acariciar y rascar con suavidad a un perro o gato, y asegúrate de decirle “No” siempre que comience a golpearlo, patearlo o tirarle del pelaje. De esta manera, evitarás que tu perro se inquiete y agreda a tu hijo.

Si tienes la certeza de que tu familia está lista para tener una mascota, pensar un poco más en la adopción puede hacer que sea una experiencia más fácil tanto para ti como para tu hijo y tu perro.

Si quieres obtener más información sobre los perros y cómo cuidarlos, visita nuestra página con información sobre mascotas para recibir consejos de nuestros expertos.

Artículos relacionados

Perro salvavidas
<p>Todos podemos obtener mucha información sobre nuestros perros. Por ejemplo, ¡los perros de Terranova se criaron para ser salvavidas! Lee sobre este tema y aprende otros datos interesantes sobre los perros.</p>
Los beneficios de tener muchas mascotas
Un perro y un niño