Por qué los gatos rascan, escarban y juegan en su caja de arena

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 14/9/2023Entre 2 y 4 minutos
Gato rascando una caja de arena

Ciertos comportamientos de los gatos relacionados con la caja de arena pueden desconcertar a sus dueños, pero normalmente hay una explicación para sus rarezas. Solo hay que “escarbar” un poco.

Como dueño de un gato, es posible que te preguntes: “¿Por qué mi gato rasca la caja de arena?” o “¿Por qué mi gato juega en la caja de arena?” Son buenas preguntas y, en la mayoría de los casos, la respuesta es sencilla: algunos gatos disfrutan escarbando y jugando en sus cajas de arena. Se trata de una actividad normal para la mayoría de los gatos. En otras ocasiones, tu mascota puede estar intentando decirte algo.

He aquí lo que podría significar este comportamiento:

Entierran la orina o el excremento

La razón más común por la que los gatos escarban en su caja de arena es para enterrar la orina o el excremento. Pueden escarbar antes o después de hacer sus necesidades. Los gatos pueden disfrutar de la sensación de la arena para gatos en sus patas, por lo que es importante tener una arena que les produzca una buena sensación para que a los que les gusta escarbar y enterrar puedan hacerlo fácilmente.

Marcar su territorio

Para muchos gatos, marcar su territorio puede ser una forma importante de tener una sensación de seguridad. Por este motivo, los gatos suelen rascar el lateral de su caja de arena. Al hacerlo, añaden su olor al objeto, lo que normalmente sirve más para tranquilizar que para disuadir a otros gatos de utilizarlo.

No hay suficiente arena en la caja

El escarbado excesivo puede ser una señal de que no hay suficiente arena en la caja, lo que hace que escarbe para encontrar un buen lugar donde hacer sus necesidades.

Si sospechas que tu gato escarba en la caja porque no hay suficiente arena, comprueba que haya al menos dos a tres pulgadas de profundidad de arena y añade más si es necesario.

La caja de arena es demasiado pequeña para tu gato

Los espacios reducidos pueden ser problemáticos para un gato que intenta hacer sus necesidades. Algunas cajas de arena pueden ser demasiado pequeñas para algunos gatos, dependiendo de su tamaño y raza. Los gatos que desean rascar y escarbar, pero que, debido al espacio limitado, no pueden colocarse bien para hacerlo en la arena, escarbarán y rascarán “alrededor” de ella.

Asegúrate de que la caja de arena de tu gato sea lo suficientemente grande como para que pueda moverse fácilmente en círculo.

La caja de arena debe limpiarse

La limpieza es esencial para los gatos, y las cajas de arena deben vaciarse a diario. Los gatos prefieren que las aglomeraciones no obstruyan el uso de la caja, y una limpieza poco frecuente también puede provocar problemas de salud. Una señal de que la caja de arena de tu gato necesita vaciarse o limpiarse es el escarbado excesivo, que puede ser una señal de que no encuentra un lugar adecuado para hacer sus necesidades.

La caja de arena debe colocarse en un lugar tranquilo y privado

A los gatos les gusta tener un lugar tranquilo y privado donde hacer sus necesidades. Si escarban mucho antes de hacer sus necesidades, empezando y parando repetidamente, puede deberse a que se sienten incómodos con la ubicación de su caja de arena y a que la zona circundante los distrae demasiado. Si sospechas que este es el caso, traslada la caja de arena a un lugar más apartado y comprueba si así se soluciona el problema.

Recuerda: si tu gato juega a veces en la arena o escarba con frecuencia en la caja, es perfectamente normal, pero si la duración de escarbar y rascar se vuelve excesiva y problemática, acude al veterinario o a un conductista de animales aplicado. Ellos pueden ayudarte a encontrar la causa y la solución al comportamiento de tu gato.

Puedes aprender mucho más del comportamiento de los gatos si lees a nuestros expertos y si visitas nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Gato maullando
¿Tu gato maúlla muy fuerte, a veces a altas horas de la noche? Aprende a reconocer si este comportamiento es un signo de una enfermedad o si es solo un comportamiento normal.
Lenguaje corporal felino
comportamiento de caza de los gatos