Cómo adiestrar a tu gatito para que use la caja de arena

Ultima Actualización: 19/9/2023Entre 2 y 4 minutos
Un gato que mira la bandeja

Un gatito que no quiere utilizar la caja de arena es la preocupación más frecuente que los dueños de gatitos plantean a los veterinarios. La paciencia y la perseverancia son tus aliadas al adiestrar a un gatito para que use la caja de arena. Puedes comenzar una vez que tengas la caja de arena y otros elementos de higiene imprescindibles.

Si tu gatito pasó las primeras semanas de vida con su madre ya adiestrada, es posible que ya sepa utilizar la caja de arena. Te recomendamos llevarlo a la caja con frecuencia, en especial, después de las comidas o al despertarse. También ayuda a limitar el acceso que tiene para deambular y explorar. Esto garantiza que la(s) caja(s) esté cerca durante el adiestramiento. A medida que el gatito se acostumbra a utilizar la caja de arena, puedes aumentar su acceso a otras habitaciones. Asegúrate de que tu gatito pueda entrar y salir con facilidad de la caja de arena.

Observa a tu gatito para detectar cualquier indicación de que necesite hacer sus necesidades. Comportamientos como husmear en las esquinas o ponerse en cuclillas son una señal de que puede ser hora de que tu gatito quiera hacer sus necesidades. Si ves este comportamiento, colócalo en la caja de arena. Recompensa a tu gatito con elogios o bocadillos cuando haga sus necesidades Limpia la caja de arena a diario para fomentar su uso continuo.

Lo que debes y no debes hacer al adiestrar a tu gato adulto para que use la caja de arena.

Una de las primeras cosas que hay que recordar durante el adiestramiento del gato para que haga sus necesidades en la caja de arena es que nunca debes castigarlo por tener un accidente. Esto puede empeorar el problema, ya que es probable que los desencadenantes emocionales y el estrés hayan sido los causantes de que dejara de usar la caja de arena. Unos pocos ajustes en el hogar corregirán la mayoría de los casos de suciedad doméstica.

Asegúrate de que un problema preexistente de salud no sea la causa por la que no use la caja de arena. Un examen simple y un análisis de orina pueden eliminar problemas de salud como la enfermedad de las vías urinarias inferiores de los felinos (Feline Lower Urinary Tract Disease, FLUTD) como posible causa. Si el consumo de agua de tu gato aumentó, pídele al veterinario que compruebe si padece alguna enfermedad renal o de la vejiga.

Los parásitos intestinales pueden causar que un gato pierda el control de sus intestinos, lo que puede tratarse con medicamentos antiparasitarios. Si no se tratan, cualquiera de estos problemas pueden hacer que tu gato asocie el dolor y la incomodidad con la caja de arena y que sea aún menos probable que la utilice de manera adecuada.

Marcar o rociar no es lo mismo que no utilizar la caja de arena. El marcaje lo pueden realizar tanto machos como hembras y casi siempre es sobre una superficie vertical. El gato se arrimará a una pared o a un mueble con la cola erguida. Rociará una pequeña cantidad de orina y se alejará.

Si a tu gato le dieron el visto bueno y no está marcando ni rociando, intenta seguir los siguientes pasos: Recoge la arena a diario y limpia a fondo la caja una o dos veces al mes: los gatos prefieren tener una caja libre de grumos que obstruyen su uso. Además, asegúrate de tener suficientes cajas. Recomendamos una caja para cada gato y una adicional. Mantén el área de la caja de arena separada del área de alimentación; la mayoría de los gatos prefieren no hacer sus necesidades cerca del lugar donde comen.

Si hace poco cambiaste el tipo de arena que utilizas, intenta volver a la que usabas antes. Si hace mucho que no cambias la arena, puede ser momento de hacerlo. La mayoría de los gatos utilizan arena simple, aglomerante y sin aroma.

Los gatos prefieren privacidad cuando utilizan la caja de arena y no quieren que los sorprendas mientras hacen sus necesidades. Si la caja está cerca de una zona de mucho tránsito o de algo que hace ruidos repentinos (por ejemplo, el temporizador del lavarropas), el gato puede buscar refugio en otro lugar.

Algunos gatos prefieren las bandejas cubiertas para tener más intimidad, y otros, simplemente, no utilizarían una bandeja cubierta. Puedes probar diferentes estilos para ver qué le funciona a tu gato. Realiza cambios paulatinos a lo largo de varios días y no de repente, para darle a tu gato la oportunidad de decidir lo que prefiere. Nuevamente, intenta proporcionar varias cajas de arena al mismo tiempo.

Debes limpiar y desinfectar a fondo cualquier lugar donde tu gato haya ensuciado para evitar que lo asocie con la eliminación. No utilices un limpiador a base de amoníaco, ya que la orina de gato tiene alto contenido de amoníaco y el aroma familiar reforzará la asociación. También puedes intentar cubrir la zona con papel de aluminio, ya que a los gatos no les gusta la sensación que produce en sus patas y lo evitarán.

Para aquellos gatos que se resisten a utilizar la caja de arena, existen algunos medicamentos que pueden ayudar; analiza estas opciones con el veterinario. Por otro lado, considera también trabajar con un conductista de mascotas para ayudarte a desarrollar un plan de modificación de comportamiento específico para tu gato.

Obtén más datos útiles sobre gatos y lee a nuestros expertos en mascotas en nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Un gato que mira la bandeja
Consulta nuestra guía de arena para gatos destinada a nuevos dueños de gatos para responder todas tus preguntas sobre tu gatito y la arena para gatos. ¡Mantén a tu gato feliz con consejos y recomendaciones sobre la caja de arena!
Una niña adiestrando a su gatito
Socialización de los gatos