¿Qué puedo darle a mi gato para el dolor?

Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Por Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Ultima Actualización: 16/4/2024Entre 2 y 4 minutos
what can i give my cat for pain

Como dueño de un gato, la salud y el bienestar de tu compañero felino es la prioridad número uno, por lo que, cuando comienza a mostrar signos de que puede tener dolor físico, hacerlo sentir cómodo es de vital importancia.

Lamentablemente, los gatos pueden ser maestros en ocultar el dolor, por lo que es esencial saber cómo detectar los signos, a menudo sutiles, de que pueden estar sintiendo dolor.

Si crees que tu gato puede estar sufriendo molestias, el siguiente paso es comunicarte con el veterinario de inmediato. El veterinario puede hacer una evaluación y aconsejarte sobre qué darles a los gatos para el dolor.

Señales de que tu gato puede estar sintiendo dolor

Detectar signos de dolor en tu gato a veces puede ser complicado, pero no imposible. Si observas las actividades cotidianas de tus gatos, puedes comenzar a notar algunas señales que los delatan. Entre los indicadores de que tu gato puede estar dolorido, se incluyen los siguientes:

  • Disminución del apetito
  • Inquietud
  • Rigidez o cojera
  • Pérdida de interés en jugar
  • Maullidos, siseo u otras vocalizaciones cuando se lo toca
  • Agresión, como sisear o morder cuando se le acercan, lo tocan, levantan o sostienen
  • Dificultad para ingresar o salir de la caja de arena
  • Desinterés en el aseo o acicalamiento en áreas específicas del cuerpo
  • Lamido o mordisqueo reiterado de un área específica del cuerpo
  • Dificultad para subirse o bajarse de los muebles
  • Pérdida de la coordinación
  • Ocultamiento o evasión de la interacción social con personas u otras mascotas del hogar

Si notas alguno de estos comportamientos, es momento de llamar al veterinario para que lo diagnostique y averiguar si serán necesarias las opciones de tratamiento para el dolor.

Opciones para el tratamiento del dolor en gatos

Si el veterinario determina que tu gato está dolorido, es probable que le recete analgésicos para reducir su intensidad mientras trata la causa raíz. Cabe destacar que los dueños de gatos nunca deben administrar analgésicos, a menos que el veterinario los haya prescrito.

Los analgésicos son medicamentos que se utilizan con el propósito específico de aliviar del dolor. Existen varias clases diferentes de analgésicos, según la causa subyacente del dolor. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Analgésicos a base de opioides: demerol, codeína y morfina son todos ejemplos de analgésicos a base de opioides que se consideran narcóticos y solamente se utilizan para tratar el dolor intenso o crónico. Por lo tanto, estos medicamentos no pueden comprarse sin receta. Los gatos que sufren de dolor quirúrgico, formas avanzadas de cáncer o, con menor frecuencia, dolor extremo por artritis son más propensos a que les receten opioides.
  • AINE: los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) específicos para gatos se utilizan con el fin de controlar el dolor de leve a moderado mediante la reducción de la inflamación. Estos medicamentos a menudo se recetan para dolores musculares y artritis, y para ayudar a reducir la fiebre en gatos. Ten en cuenta que la aspirina puede tener efectos secundarios impredecibles para los gatos y nunca se le debe administrar, a menos que lo indique un veterinario.
  • Suplementos: la suplementación puede ayudar a prevenir o al menos disminuir el dolor causado por la artritis. Dado que la artritis es un padecimiento común en gatos mayores, muchos dueños de mascotas sienten que dar suplementos a sus gatos es algo necesario para mantener a su gato feliz y saludable. Entre los suplementos más populares para los gatos, se encuentran los ácidos grasos omega 3, el sulfato de condroitina y la glucosamina.

Otras opciones de tratamiento del dolor en gatos

Si bien los medicamentos para el dolor a menudo son útiles a la hora de tratar el dolor en gatos, existen otros enfoques. Algunas de estas técnicas se pueden utilizar a la par de los medicamentos o se pueden utilizar por sí solas si el veterinario decide que el medicamento no es necesario. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

Terapia de masajes: sí, al igual que sus amigos humanos, los gatos pueden beneficiarse de un masaje. Ya sea que esto signifique visitar a un especialista en masajes felinos o aprender algunas técnicas de masaje para gatos por tu cuenta, muchos dueños de mascotas creen que la terapia de masajes ha ayudado a aliviar el dolor. Ya sea que ayude a mejorar su amplitud de movimiento mediante el movimiento de las articulaciones o la aplicación de un contacto moderado a los músculos doloridos, la terapia de masajes puede aliviar las molestias mientras te da a ti y a tu gato un tiempo de unión de calidad.

Acupuntura: aunque algunos gatos pueden tener ciertas sospechas ante un acupunturista, el antiguo arte chino puede ser efectivo para aliviar el dolor. La acupuntura consiste en insertar agujas en puntos de energía en todo el cuerpo suavemente y sin dolor. Este tratamiento ayuda a reducir el dolor mientras ayuda a que tus gatos se relajen, se mantengan sociales o estén más alertas.

Rehabilitación física: en algunos casos, la rehabilitación física puede ser beneficiosa para tu gato. Mediante el uso de tratamientos y ciertos ejercicios, un profesional certificado puede aliviar el dolor y fortalecer su cuerpo. La veterinaria sénior de Purina RuthAnn Lobos, DVM, CCRT y CVAT está certificada en rehabilitación física para mascotas y enfatiza sus beneficios. “La rehabilitación física puede ayudar a la mascota a desarrollar músculos, estirar áreas estrechas y restaurar su confianza para volver a utilizar cómodamente la zona afectada”, señala. Un plan personalizado para cada mascota en particular combinado con ejercicios en el hogar puede ayudar a tu gato a saltar y abalanzarse lo más rápido posible.

Usar compresas calientes o frías puede ser otra forma de aliviar el dolor. Habla con el veterinario sobre cuál podría ser más útil para tu gato y su afección específica.

El dolor, las enfermedades y las lesiones a veces son una parte inevitable de la vida de cada criatura viva. Afortunadamente, si prestas atención a tu gato y llamas al veterinario de manera proactiva, puedes hacer tu parte para confortarlos y reducir su sufrimiento al mínimo.

Para obtener más información, consejos y sugerencias sobre gatos de parte de nuestros expertos, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Gato atigrado siendo acariciado mientras está acostado en el sofá
<p>Entender la ansiedad en los gatos puede ser un desafío, ya que los signos no siempre son evidentes. Lee acerca de las causas de la ansiedad en gatos, los síntomas y los consejos para el tratamiento.</p>
Dueño acariciándole suavemente el lomo a su gato mientras este descansa a gusto
persona limpiando la oreja de un gato