Cómo detener el comportamiento agresivo de un perro

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 26/2/2024Entre 2 y 4 minutos
agresión de los perros

Tienes un perro, así que es muy importante que sepas lo que debes hacer si tu perro muestra signos de agresión. Si bien un perro agresivo puede asustar, la buena noticia es que, si actúas de inmediato, se pueden tomar medidas para comprender, reducir y eliminar, posiblemente, este comportamiento.

Comportamientos agresivos de un perro

Si tu perro muestra alguno de los siguientes comportamientos agresivos, llama al veterinario de inmediato.

Los comportamientos agresivos de un perro pueden incluir los siguientes:

  • Signos de agresión ante extraños.
  • Agresión hacia miembros de la familia.
  • Protección de recursos, como alimentos, bocadillos o juguetes.
  • Comportamiento amenazante o peleas con otros perros en el hogar.
  • Comportamiento amenazante o peleas con perros desconocidos.

El veterinario puede evaluar si existe una razón clínica para este comportamiento, como dolor, malestar u otra causa física.

Si no hay ninguna explicación médica aparente, pídele al veterinario que te remita a un conductista profesional. Revisa la póliza de seguro para mascotas, ya que es posible que se cubran las visitas a los conductistas de mascotas.

No importa qué tan bien conozcas a tu perro, no intentes tratar por tus medios su agresión. La intervención profesional oportuna puede evitar que el comportamiento de tu perro se intensifique y te provoque algún daño a ti, a tu familia y a otras personas y animales.

¿Por qué mi perro es agresivo?

Para responder esta pregunta, es necesario que el veterinario realice un examen o un conductista calificado evalúe la situación. Puede identificar los desencadenantes de tu perro y explicar cuáles son los próximos pasos para tratar el comportamiento agresivo.

Cómo controlar la agresión

Agresión con correa

Si tu perro muestra agresión hacia personas u otros perros mientras camina, llévalo con correa y considera entrenarlo para que use un bozal cuando esté al aire libre o en público.

Los perros difíciles de controlar con correa deben hacer ejercicio y jugar en un patio vallado. Trabaja en el entrenamiento basado en premios y dale mucha estimulación mental mediante actividades y juegos de enriquecimiento. De esta manera, se trabajará con la energía y se mejorará el vínculo en un espacio seguro hasta que un conductista pueda ayudarte.

Agresión hacia las visitas

Si tu perro es agresivo con las visitas de la casa, colócalo en el patio o en una habitación segura antes de abrir la puerta o saludar a los invitados. Algunos perros solo muestran agresión cuando las personas ingresan a su territorio. Por lo tanto, ten especial cuidado en las entradas, puertas e, incluso, en las puertas de los automóviles.

Agresión hacia otros perros

Para evitar que agreda a otros perros, mantenlos separados hasta que te pueda asesorar un conductista.

En caso de que dos perros se peleen, no trates de separarlos con las manos; podrías hacerte mucho daño. Tu seguridad debe ser lo primero, así que recuerda mantener una distancia razonable y evitar cualquier posibilidad de que tu perro pueda redirigir su agresión hacia ti.

Las peleas entre los perros, a menudo, suenan y se ven peores de lo que son. En muchos casos, los perros se separarán sin intervención humana. Si se pelean, es importante reaccionar rápido. Primero, intenta distraerlos gritando fuerte o golpeando las manos con intensidad. Si esto no funciona, intenta tirarles agua o una toalla por encima, o hacer un ruido fuerte inesperado, como golpear sartenes metálicas. Ese breve segundo de sorpresa inesperada puede hacer que uno de los perros se retire de la pelea.

Agresión canina por miedo

La mayor parte del comportamiento agresivo de los perros se debe al miedo y es un acto de defensa propia. Es un intento de detener lo que le resulta aterrador o desagradable, hacer que desaparezca o evitar que ocurra.

La sociabilización inadecuada en la primera etapa de un cachorro, las experiencias pasadas o la percepción de que los recursos valiosos, como el alimento, están en riesgo de desaparecer pueden causar miedo en un perro. Algunos perros que han sido maltratados de cachorros también pueden volverse más reactivos de adultos.

Dado que el miedo es la causa más común de un comportamiento agresivo, nunca debes castigar a tu perro por gruñir ni por ningún otro tipo de agresión. Gritarle a un perro por gruñirle a algo que le tiene miedo puede agravar su miedo, causar confusión y generar una respuesta más agresiva la próxima vez. Además, al gritarle a tu perro, es posible que le enseñes, sin saberlo, a no comunicar su miedo a tiempo, y es probable que vaya directamente a morder la próxima vez que se encuentre en una situación similar.

Señales de alerta de agresión canina

Las señales de alerta de agresión canina pueden incluir las siguientes:

  • Bostezar o lamerse los labios: a menudo, este es el primer indicador de que tu perro se siente incómodo.
  • Girar la cabeza: junto con bostezar o lamerse los labios, puede alejar su cabeza de la causa de la molestia.
  • Ojos de ballena: a menudo, el comportamiento agresivo incluirá a un perro que muestra el blanco de sus ojos, que suele conocerse como “ojo de ballena”.
  • Agacharse con la cola entre las patas: los signos de advertencia más evidentes incluyen agacharse con la cola entre las patas, levantarlas o tensar alrededor de los ojos o la boca.
  • Quedarse quieto: a veces, el perro se quedará rígido o quieto antes de que se vuelva agresivo.
  • Mover la cola: que el perro mueva la cola no siempre es sinónimo de amistad. Si mueve la cola con rigidez o mientras se agacha y se inclina, puede ser señal de conflicto, miedo o preocupación.
  • Gruñir: esta suele ser la última advertencia; sin embargo, para muchas personas, esta es la primera vez que observan que algo está mal. El gruñido es una clara expresión del miedo y de la incomodidad. Es probable que pase a morder si la situación no cambia. Si tu perro se siente castigado por gruñir, puede que no te dé esa advertencia final y, en su lugar, pase directamente al siguiente nivel: morder.

¿Qué debo hacer si mi perro es agresivo?

Aprende a reconocer cómo se siente tu perro. La mayoría de los perros dan señales de advertencia antes de morder o atacar, sobre todo la primera vez, pero sus dueños no siempre entienden esas señales.

Cómo ayudar a un perro estresado

  • Elimina la fuente de estrés, el miedo o la excitación de tu perro, o retíralo de esa situación.
  • Toma medidas para evitar que la situación vuelva a ocurrir. Por ejemplo, si tu perro muestra signos de agresión por la comida, aliméntalo solo en una habitación hasta que puedas buscar asesoramiento profesional.
  • Todos los perros son diferentes y tienen sus propios factores estresantes. Observa a tu perro para percibir cómo se siente. La mayor parte de las agresiones ocurren porque los dueños ponen a sus perros en situaciones que les generan incomodidad.
  • Si la agresión se convierte en un comportamiento frecuente, si te preocupa que pueda convertirse en uno o si te sientes amenazado de alguna manera por tu perro, busca ayuda profesional de inmediato.
  • Si tu perro muestra alguno de los comportamientos detallados anteriormente hacia los niños, sepáralos de inmediato y evita todos los encuentros con niños mientras buscas un conductista de perros. Lo mismo se aplica a los demás miembros de la familia o a cualquier persona con la que se encuentre. Nunca pongas en riesgo la seguridad de las personas ni la de tu perro.
  • Busca asesoramiento profesional cuanto antes para todos los casos de agresión.

Obtén más información sobre el comportamiento canino de la mano de nuestros expertos en nuestra página de información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Perros escarbando
<p>¿Tu perro hace agujeros en el césped? Descubre por qué lo hace y cómo frenar este comportamiento negativo antes de que se convierta en un hábito.</p>
Persona en un muelle con su perro
Persona haciendo senderismo con su perro