¿Cómo es el excremento de un perro sano?

Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Por Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Ultima Actualización: 30/5/2024Entre 2 y 4 minutos
person picking up after a husky

El excremento de un perro sano debe tener forma de tronco y ser bien consistente. Hay varios factores que pueden afectar el aspecto de las heces, incluidos la alimentación, los suplementos, la digestión, las afecciones médicas y más.

Es importante saber qué aspecto tiene el excremento de un perro sano (y el de un perro no sano) para que puedas prestar atención a todo problema imperioso de salud.

Si te preguntas cómo debería ser el excremento de tu perro, esto es lo que debe saber.

¿Qué aspecto debe tener el excremento de un perro sano?

Depende de algunos factores, como la alimentación y el estado de salud. El excremento de un perro puede adoptar varias formas, tamaños, colores y texturas. Los medicamentos, los suplementos y el estado de salud de tu perro pueden afectar el aspecto de las heces, pero, en general, deben tener un color marrón medio, ser, en su mayoría sólidas y adoptar la forma de tronco.

Color del excremento de un perro

El color marrón oscuro es un color saludable. Si tu perro come mucho alimento de un color en particular (arándanos o zanahorias, por ejemplo), puedes ver esos tonos en el excremento.

A continuación, se muestran algunos colores posibles y lo que significan.

  • Marrón oscuro: el color óptimo del excremento de un perro es marrón oscuro. Este color indica que la digestión de tu perro es saludable y funciona de manera correcta.
  • Verde: esto puede significar que tu perro ha estado comiendo mucho césped o puede tener un problema de vesícula biliar.
  • Naranja o amarillo: si notas que el excremento de tu perro es naranja o amarillo, podría ser un indicio de un problema hepático.
  • Presencia de rayas rojas: las rayas rojas en el excremento de tu perro pueden indicar sangre fresca.
  • Negro: el excremento negro puede ser un signo de sangrado en la parte superior del tubo GI.
  • Grasoso y gris: el excremento grasoso y gris de un perro puede indicar un problema biliar o pancreático.
  • Presencia de manchas blancas: si el excremento de tu perro tiene manchas blancas parecidas a los granos de arroz, puede indicar la presencia de gusanos.

Si el excremento de tu perro no es marrón oscuro, comunícate con tu veterinario. Es posible que te recomiende esperar unos días para ver si mejora por sí solo. Si las heces son de color rojo o negro, es posible que quiera ver a tu perro de inmediato para administrar tratamiento.

Forma del excremento de un perro

El excremento de un perro sano debe tener forma de tronco y ser consistente. Si el excremento de tu perro es redondo, está seco y se parece a una piedra, puede estar deshidratado. Asegúrate de que tenga acceso a abundante agua y de que no esté en un entorno demasiado caluroso. También puedes agregar comida húmeda a su alimentación, ya que suele contener más de un 80 % de humedad.

Tamaño del excremento de un perro

El tamaño del excremento está relacionado con el tamaño de la raza y la ingesta de alimentos, y puede verse afectado por la cantidad de fibra de la alimentación de tu perro. Mientras más fibra ingiera tu perro, más grande será el tamaño del excremento. Por lo general, el volumen de los desechos de tu perro debe ser proporcional a la cantidad de alimento que come y a la capacidad de digestión de los alimentos. Si este no parece ser el caso, considera comunicarte con tu veterinario para determinar si es una causa de preocupación.

¿Qué hay en el excremento de mi perro?

Cuando recojas el excremento de tu perro, tómate un momento y examínalo para determinar si hay algo raro. La mucosidad en el excremento de un perro suele indicar inflamación de colon. El color verde puede significar que estuvo comiendo mucho césped o que puede tener problemas en la vesícula biliar. En cualquier caso, comunícate con tu veterinario.

Consistencia del excremento de un perro

Cuando recojas el excremento de tu perro siente su consistencia mediante la bolsa de plástico. El excremento de un perro debe ser compacto, húmedo y fácil de recoger, algo similar a cuando aplastas una plastilina.

La diarrea en los perros o las heces acuosas pueden ser un signo de que algo no está bien en la digestión de tu perro. Si el excremento de tu perro es duro o seco, podría ser un signo de estreñimiento. Si la consistencia del excremento no es la adecuada, asegúrate de hablarlo con tu veterinario.

Causas del estreñimiento en los perros

Hay varios factores que pueden causar estreñimiento en un perro:

  • Demasiada o muy poca fibra en la alimentación
  • Poco ejercicio
  • Obstrucción o bloqueo de las glándulas anales
  • Aseo excesivo, lo que hace que tu perro ingiera su propio pelaje
  • Aseo insuficiente, lo que hace que se enmarañe pelaje en el trasero
  • Objetos, como grava, huesos, plantas o plástico, atrapados en el tubo digestivo
  • Efecto secundario de un medicamento
  • Deshidratación (un posible síntoma de enfermedades más graves)

Causas de la diarrea en los perros

Cuando se trata de por qué un perro puede tener diarrea, existen varios factores posibles, entre los que se incluyen los siguientes factores:

  • Eventos vitales estresantes, como la adopción, la llegada de un nuevo miembro a la familia, una mudanza, etc.
  • Viajes o estancia en una guardería canina
  • Abruptos cambios en la alimentación
  • Comer alimentos para seres humanos
  • Nuevos medicamentos o antibióticos
  • Beber agua estancada de un charco o pozo
  • Un posible síntoma de una enfermedad
  • Una infección parasitaria

Si tu perro tiene diarrea o estreñimiento durante un período prolongado, habla con tu veterinario.

¿Qué es la diarrea por estrés?

Los perros pueden sufrir diarrea al igual que los seres humanos. La diarrea por estrés en las mascotas es una respuesta normal al estrés o a la ansiedad. Es decir, tu perro podría tener diarrea porque le preocupa algo. Los ejemplos de situaciones estresantes que pueden desencadenar problemas digestivos en los perros son muy variados y dependen de lo que a tu perro le produce ansiedad.

Por ejemplo, si tienes un nuevo perro o cachorro, la mudanza puede ser una gran causa de estrés para ellos, y este estrés puede provocarles molestias estomacales. En este caso, debes realizar cambios graduales en la alimentación de tu perro durante una semana a 10 días y consultar a tu veterinario si no mejora.

¿Qué puede causar la diarrea por estrés en los perros?

Las situaciones estresantes que pueden desencadenar diarrea por estrés en los perros incluyen los siguientes ejemplos:

  • Adopción
  • Estancia en una guardaría canina
  • Separación de sus cuidadores
  • Cambios en su hogar o entorno
  • La llegada de una nueva mascota o familiar
  • Eventos ruidosos, como tormentas o fuegos artificiales

Cómo reducir el riesgo de que tu perro tenga diarrea por estrés

Tu perro correrá menos riesgo de tener diarrea por estrés si le facilitas los cambios de manera gradual y haces que las tensiones sean lo menos bruscas posible. Algunos veterinarios pueden recomendar un suplemento con probióticos, que agrega bacterias beneficiosas al intestino de tu perro para restaurar el equilibrio.

Los suplementos con probióticos también se pueden usar si sabes que se aproxima una situación estresante. De esta manera, puedes prevenir el problema antes de que comience.

¿Qué debes hacer si ves sangre en las heces de tu perro?

Puede ser alarmante la presencia de sangre en el excremento de tu perro, que, a menudo, aparece como rayas rojas. Si esto sucede, actúa rápido y habla con tu veterinario.

Esto podría ser signo de un leve desgarro o traumatismo en la cola o en el recto de tu perro. También puede deberse a inflamación e irritación en la parte distal del colon. Revisa la cola de tu perro para determinar si hay causas obvias.

La sangre roja brillante en el excremento de un perro indica sangre fresca. A veces, es el resultado de problemas dentro del intestino. Las heces con sangre también pueden ser líquidas, pero no siempre. Lo mejor es que tu veterinario controle cualquier sangrado, y lleva una muestra de las heces, si es posible.

¿Por qué el excremento de mi perro cambia cuando empieza a comer un nuevo alimento?

¿Alguna vez notaste algún cambio en el excremento de tu perro después de cambiar su alimento para perros? Si es así, no suele ser motivo de alarma. Al igual que los seres humanos, los perros también pueden pasar por un período de adaptación después de comer un nuevo alimento.

Para evitar las molestias en la alimentación, realiza un cambio lento y medido del alimento antiguo al nuevo alimento durante un período de 7 a 10 días.

Cómo favorecer la salud digestiva de tu perro

No esperes a que tu perro tenga problemas digestivos. Estas son algunas medidas preventivas que puedes tomar hoy:

  • Presta atención al excremento de tu perro y a la frecuencia con la que hace sus necesidades (dos veces al día es normal)
  • Fíjate si hay sangre o mucosidad en el excremento
  • Habla con tu veterinario sobre cualquier cambio que veas
  • Favorece la salud digestiva de tu perro con un probiótico recomendado de uso veterinario

Para obtener más información y sugerencias de nuestros expertos en mascotas, visita nuestra página de expertos en mascotas.

Artículos relacionados

El dueño del perro le hace cosquillas en el estómago mientras el perro está tumbado boca arriba
<p>Aprende cómo funciona el sistema digestivo de un perro con los expertos en perros de Purina. Infórmate sobre la duración de la digestión y cómo puedes ayudar a mantener la salud digestiva de tu perro.</p>
woman kneeling down to pet miniature schnauzer dog
veterinarian using stethoscope on chocolate labrador dog