¿Por qué tu perro vomita después de comer, pero actúa de forma normal?

Ultima Actualización: 6/11/2023Entre 2 y 4 minutos
Un hombre dando alimento para perros a un perro

Si tu perro vomita después de comer, resulta fácil suponer que está enfermo. Sin embargo, si se trata de un incidente aislado, la situación puede no ser tan urgente como parece.

Aunque debes tomarlo con seriedad y comunicarte con tu veterinario si estás preocupado, los vómitos después de una comida no son necesariamente una causa de alarma.

A menudo, están en juego otros factores que son temporales o que no ponen en riesgo la vida del animal. Esta podría ser la razón por la que su comportamiento es normal.

También es posible que, en lugar de vomitar, estén regurgitando el alimento.

Echemos un vistazo a por qué los perros vomitan después de ingerir el alimento para perros, las diferencias entre vómito y regurgitación y consejos para cuidar a tu mascota.

Por qué tu perro vomita después de comer

Puede haber varias razones por las que tu perro vomita después de comer. Para identificar la causa, hay que considerar primero su estado de salud general, comportamiento y alimentación.

  • ¿Su veterinario le diagnosticó una enfermedad? Los vómitos son un síntoma de diferentes afecciones, infecciones y enfermedades.
  • ¿Ha cambiado su comportamiento general recientemente? Vomitar podría estar relacionado con otros comportamientos atípicos.
  • ¿Qué tal sus hábitos alimenticios? Si han probado alimentos nuevos o tienden a comer sobras por todas partes, eso podría explicar por qué vomitan.

Por qué los perros vomitan después de comer: posibles causas

Mientras considera la salud general y la alimentación de tu mascota, a continuación te presentamos algunas razones comunes por las que los perros vomitan después de comer.

Problemas en el aparato digestivo

Si tu compañero canino presenta problemas del aparato digestivo, comer puede causarle vómitos.

Una alteración del tracto gastrointestinal puede afectar la capacidad de digerir y absorber nutrientes de tu mascota.

Si crees que este es el problema, comunícate con tu veterinario. El aparato digestivo es complejo y comprende desde la boca y el esófago hasta el hígado y el páncreas. Tendrán que examinar a tu mascota para determinar la causa y descartar enfermedades médicas graves.

La buena noticia es que algunos problemas digestivos se resuelven por sí solos. Una vez que el tracto gastrointestinal de tu perro se estabilice, puede volver a estar feliz y saludable.

Cambios repentinos en la alimentación

El cambio de alimento se debe hacer gradualmente. Si cambias abruptamente lo que come tu mascota, su aparato digestivo puede verse afectado.

Se recomienda que hagas la transición del alimento durante un período de 7 a 10 días para darle que el organismo de tu mascota tenga tiempo de adaptarse.

Comer muy rápido

Algunos perros devoran con entusiasmo su alimento como si fuese su última comida. El problema de comer tan rápido es que, en algunos casos, su aparato digestivo no puede seguir el ritmo.

Puede que no haya suficiente saliva para ayudar a disolver el alimento y los intestinos podrían ser incapaces de procesar lo que está pasando rápidamente a través de ellos.

Además, los perros tragan más aire cuando comen rápido, lo que puede causar hinchazón y calambres.

Ansiedad

A veces, comer demasiado rápido puede estar relacionado con la ansiedad.

En los hogares con varias mascotas, no es inusual que los caninos se vuelvan territoriales a la hora de comer si comen cerca de otros. Si sienten que su plato de croquetas está amenazado, pueden acelerar el proceso.

La ansiedad y el miedo también pueden causar malestar estomacal general, que tiene como resultado síntomas como vómitos y diarrea.

Si tu mascota parece ansiosa, dale mucho amor y tranquilidad e intenta determinar qué los hace sentir nerviosos.

Alergias e intolerancias al alimento

Si bien las alergias al alimento en perros son raras, pueden causar trastornos gastrointestinales y vómitos. Las proteínas como la carne de res y el pollo suelen ser las culpables.

Las intolerancias al alimento son más comunes. Esto significa que tu mascota tiene hipersensibilidad a ciertos ingredientes, pero no necesariamente es alérgica.

Si tu perro sigue vomitando después de comer y sospechas que el alimento es el culpable, habla con tu veterinario sobre las opciones alimenticias de tu mascota.

Comieron césped

Es posible que los perros coman césped porque sienten náuseas y quieren inducir el vómito. Sin embargo, esta es solo una teoría. No hay suficiente investigación para concluir definitivamente que esto es cierto.

Otras teorías sugieren que los perros comen césped debido al aburrimiento o a su sabor.

¿Por qué mi perro vomita alimentos horas después de comer?

Si tu compañero canino parece estar bien después de comer, pero vomita constantemente horas después, es posible que tenga una intolerancia al alimento.

Además, algunos perros pueden verse afectados por trastornos de motilidad gastrointestinales que retardan el tránsito de los alimentos a través de los intestinos. El vómito es un síntoma común.

Si tu perro vomita alimentos horas después de comer de forma habitual, comunícate con tu veterinario.

Regurgitación y vómitos en perros

Un perro que vomita alimentos no digeridos puede estar regurgitando.

La diferencia entre la regurgitación y los vómitos es que, con la regurgitación, los alimentos generalmente se expulsan del esófago antes de llegar al estómago.

La regurgitación es una expulsión pasiva de alimentos o líquidos sin náuseas, salivación ni arcadas. Reconocer la diferencia entre vómitos y regurgitación puede ser esencial para ayudar a tu mascota.

Si tu perro regurgita con frecuencia, es posible que coma demasiado rápido o tenga una afección conocida como megaesófago canino.

Cómo prevenir la regurgitación en perros

Si tu perro regurgita crónicamente el alimento después de comer, habla con tu veterinario.

Pueden recomendarte las medidas más adecuadas, como dar a tu mascota raciones más pequeñas y frecuentes de alimento rico en nutrientes. Esto ayudará a garantizar que tu compañero canino reciba la nutrición que necesita.

Qué hacer si tu perro vomita después de comer

Si tu perro vomita después de comer, a continuación te indicamos algunas formas de brindarle atención:

  • Verifica el color y la consistencia. El tipo de vómito del perro es importante. El vómito que contiene espuma puede significar algo diferente del vómito con sangre que tiene una textura similar al café molido.
  • Comprueba si hay otros síntomas. Otro síntomas, como la diarrea o el letargo, pueden indicar una enfermedad de base.
  • Controla los alimentos y el agua temporalmente. Dale pequeñas porciones de su alimento habitual y agua.
  • Asegúrate de que el alimento es seguro y saludable. Si le sirves alimento nuevo, asegúrese de que no haya vencido y que el paquete no haya sido adulterado.

Recuerda, en muchos casos, tu mascota puede vomitar una vez y, luego, sentirse bien. Sin embargo, si ocurre continuamente dentro de un período de 24 horas o se convierte en un problema continuo, comunícate con tu veterinario.

¿Quieres otros consejos de salud para tu perro? Consulta nuestra página de información sobre mascotas para obtener orientación de nuestros expertos.

Artículos relacionados

El dueño del perro le hace cosquillas en el estómago mientras el perro está tumbado boca arriba
<p>Aprende cómo funciona el sistema digestivo de un perro con los expertos en perros de Purina. Infórmate sobre la duración de la digestión y cómo puedes ayudar a mantener la salud digestiva de tu perro.</p>
woman playing with a small black and grey dog
small white and tan dog sitting in a person's lap