Cómo presentar a perros y gatos

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 12/3/2024Entre 2 y 4 minutos
Cómo presentar a perros y gatos

Diez consejos para que las presentaciones sean más fáciles

1. Comienza cuando es joven

Los cachorros y gatitos, en general, no han tenido experiencias desagradables con otros gatos y perros. Por lo tanto, si estás pensando en tener un gato y un perro, es una buena idea llevarlos a casa al mismo tiempo y a una edad temprana.

2. Elige las mascotas adecuadas

Si estás pensando en unir un gato y un perro más adelante, ten en cuenta lo siguiente: una buena combinación gato-perro es un gato curioso y sin miedo a los perros y un perro familiarizado con los gatos. Los animales callejeros o rescatados de circunstancias adversas pueden vivir juntos, pero es probable que necesiten más sociabilización y cuidados. Y algunas razas de perro se dejan llevar instintivamente para atrapar y sacudir presas, por lo que no deberían convivir con gatos.

3. Tómate las cosas con calma

Dado que los gatos son territoriales y no les gustan los cambios inesperados en sus entornos, es mejor hacer las presentaciones de manera gradual. Sé paciente y deja que tu gato y tu perro se conozcan durante unos días o varias semanas.

4. Mantén corta la correa

Es una buena idea mantener a tu perro atado a la correa cuando le presentas a un nuevo gato. Mantendrás el control y podrás intervenir mejor si el juego se vuelve demasiado rudo. También puedes poner a uno o a ambos en un transportín o jaula para presentarlos y mantenerlos físicamente separados.

5. Crea una habitación propia

Cualquiera sea la mascota que presentes en tu hogar, debe tener un espacio seguro y privado para esconderse y descansar. Por ejemplo, tu nuevo gato debe tener su propia habitación alejada del perro. Debe tener una puerta o verja, además de una caja de arena, un rascador, comida, agua y juguetes.

6. Mezcla sus olores

Los gatos y los perros aprenden el uno del otro a través del olfato, por lo que, antes de presentarlos, es aconsejable un intercambio de olores. Puedes frotar a tu perro con una toalla y dejarla en el lugar donde duerme el gato. Al cabo de unos días, traslada la toalla a algún lugar donde a tu perro le guste descansar o jugar.

7. Privacidad, por favor

Deja la caja de arena en un lugar al que tu perro no pueda acceder. Esto es importante para la sensación de seguridad e intimidad del gato, ya que puede dejar de usar la caja si el perro lo interrumpe. También es importante para la salud de tu perro, ya que algunos comen heces de gato.

8. Controla las garras

Un manotazo instintivo de tu gato puede molestar y herir a tu perro. Por eso, mantén las uñas de tu gato recortadas o cubiertas con protectores de vinilo para proteger a tu perro.

9. Comer solo es clave

Los gatos y los perros tienen necesidades nutricionales diferentes, por lo que mantenerlos separados durante las comidas es importante para su salud. Además, como a muchos perros les gusta comer alimento para gatos, es importante mantenerlos separados para evitar que tu gato se quede sin comer.

10. No todos se convierten en los mejores amigos por siempre

Recuerda que un hogar feliz con mascotas en paz no deja de ser un éxito. Aunque los perros y gatos de tus vecinos se hayan convertido en los mejores amigos, no te preocupes si los tuyos se limitan a ser unos conocidos corteses: puede que te sorprendan acurrucándose juntos en el mismo sofá.

Artículos relacionados

Gato maullando
¿Tu gato maúlla muy fuerte, a veces a altas horas de la noche? Aprende a reconocer si este comportamiento es un signo de una enfermedad o si es solo un comportamiento normal.
Lenguaje corporal felino
comportamiento de caza de los gatos