¿Por qué tu gato vomita después de comer?

Ultima Actualización: 25/12/2023Entre 2 y 4 minutos
A young girl petting a sleeping cat

Ves a tu gato engullir su comida y piensas que le gusta mucho. Segundos después, lo vomita y piensas que odió la comida, así que le echas la culpa al nuevo alimento y te preguntas por qué tu gato vomita después de comer.

Tu primer instinto probablemente sea correcto. A tu gato le gusta su comida, ¡quizás demasiado!

Por qué tu gato vomita después de comer

Las posibles causas de que tu gato vomite después de comer incluyen la adaptación a un nuevo alimento, intolerancia o alergias alimentarias, o una obstrucción.

Si tu gato vomita sangre o el vómito está acompañado de letargo, fiebre, dolor, diarrea o pérdida de apetito, podría ser un signo de una enfermedad grave y deberías buscar atención veterinaria lo antes posible.

La diferencia entre vomitar y regurgitar en los gatos

El vómito se produce cuando el gato expulsa comida parcialmente digerida. La regurgitación se produce cuando el gato vomita justo después de comer, expulsando del esófago el alimento que acaba de tragar. Es común en la naturaleza entre los caninos. Seguro has visto videos de lobos, zorros o perros salvajes regurgitando para alimentar a sus crías.

Cuando los gatos regurgitan, es señal de algo más y se recomienda hacer un seguimiento con su veterinario. El problema podría ser que tu gato come demasiado rápido y se traga las croquetas sin masticarlas bien. Por eso el vómito tiene el aspecto de croquetas enteras.

¿Por qué algunos gatos comen demasiado rápido? Puede deberse a que a tu gato le gusta mucho su comida o a que hay otros animales en la casa cuando está comiendo. Tu gato puede temer que otro animal se coma su comida antes que él.

Qué hacer si tu gato come demasiado rápido

Hay varias formas de desacelerar la ingesta de comida para los gatos que la devoran.

Si a tu gato le gusta comer rápido, prueba darle pequeñas cantidades de alimento con más frecuencia durante el día hasta que notes que come más despacio.

Aquí tienes un consejo si no estás durante el día y quieres que tu gato coma mientras estás fuera. En lugar de poner las croquetas en recipientes, extiéndelas sobre una superficie plana, como una bandeja para horno. Si distribuyes las croquetas, estimularás a tu gato a tomarse más tiempo y a dar bocados más pequeños.

Otra opción es utilizar una alfombrilla para golosinas o actividades en la que las croquetas se colocan en un laberinto o en cuencos más pequeños que tu gatito solo puede alcanzar con las patas. Cuando un gatito debe buscar, encontrar y arrastrar el alimento para sacarlo de las ranuras, ralentiza la velocidad a la que come. También le aporta un poco de interacción y enriquecimiento natural e instintivo a la hora de comer, ya que tu gatito tiene que “trabajar” para conseguir su comida, igual que los felinos grandes en la naturaleza.

Tu gato se está adaptando a un alimento nuevo

La transición demasiado rápida a un nuevo alimento también puede provocar que los gatos vomiten después de comer. Si cambiaste de alimento y tu gato vomita después de comerlo, no significa necesariamente que no le guste la nueva comida. Solo significa que el cambio fue demasiado rápido.

Para que la transición resulte más agradable, agrega un poco del nuevo alimento al anterior y mézclalo durante 7 a 10 días. Aumenta gradualmente la cantidad del nuevo alimento para ayudar a tu gato a adaptarse. Aquí hay un artículo sobre cómo cambiar gradualmente la alimentación de tu gato.

¿Tu gato tiene intolerancia alimentaria o alergias?

La intolerancia alimentaria o las alergias son otro motivo por el que los gatos vomitan después de comer. En este caso, el alimento vomitado se verá más digerido que cuando lo regurgita. Las alergias en las mascotas suelen presentar otros síntomas, como diarrea, parches sin pelo y picazón en la piel.

Si sospechas que se trata de intolerancia o alergia alimentaria, habla con tu veterinario sobre ajustar la dieta de tu gato.

Gatos que vomitan por obstrucciones y problemas de salud graves

En el caso de los gatos, pueden vomitar de forma ocasional después de comer, sobre todo si comen demasiado rápido. Si le has dado cantidades más pequeñas durante el día y has ralentizado la hora de la comida, pero tu gato sigue vomitando después de comer, es posible que tenga una obstrucción, y debes buscar atención lo antes posible.

Cuándo llamar al veterinario

Si tu gato tiene la costumbre de jugar con cuerdas, lana, bandas elásticas o lazos para el cabello, y ha empezado a vomitar después de cada comida, llévalo inmediatamente al veterinario. Las pequeñas púas de la lengua de tu gato pueden agarrar cosas como cuerdas e hilos. Lo más probable es que se trague cualquier objeto que quede atrapado en las púas de su lengua.

Una vez ingeridas, esos objetos pueden permanecer en el estómago durante días o semanas, y acabar bloqueando la vía digestiva y provocar dolor extremo y vómitos. Por eso, hay que mantener alejados de los gatos cuerdas, hilos e hilo dental. Nunca incites a tu gato a jugar con bandas elásticas o lazos para el cabello, y supervisa todos los juegos con cuerdas y lana.

Por alguna razón, los lazos para el cabello son especialmente atractivos para los gatos y, si se las tragan, su vida puede estar en peligro. Si notas que tus lazos para el cabello suelen desaparecer de tu mesa de noche o tocador, es posible que tu gato esté jugando con estos mientras duermes o estás fuera de casa. Busca los lazos para el cabello en los lugares donde tu gatito esconde sus juguetes, guárdalos donde no pueda acceder a ellos y presta atención a sus hábitos alimenticios para comprobar que no haya obstrucciones.

¿Puedes evitar que tu gato vomite después de comer?

Si tu gato vomita porque come demasiado rápido o porque has cambiaste su alimento, sigue los pasos que indicamos más arriba para facilitar la hora de la comida, y las regurgitaciones y vómitos deberían detenerse. Si el vómito o la regurgitación continúan, haz un seguimiento con tu veterinario. Ningún vómito es normal en los gatos.

Pero, si la razón de los vómitos se debe a una intolerancia o alergia alimentaria o a problemas más graves, como una obstrucción intestinal, tu gato necesita atención veterinaria. Una vez que el veterinario diagnostique la causa de los vómitos, recibirás un plan de tratamiento que pondrá a tu gatito en vías de recuperación.

¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Obtén consejos de nuestros expertos en nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Dueño acariciándole suavemente el lomo a su gato mientras este descansa a gusto
<p>Conoce cómo funciona el sistema digestivo de los gatos con los expertos de Purina. Lee acerca de cuánto tiempo lleva la digestión y cómo puede contribuir a la salud digestiva de tu gato.</p>
gato saliendo de la caja de arena
young girl playing with a small cat