¿Cómo saber si una gata está preñada?

Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Por Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Ultima Actualización: 28/8/2023Entre 2 y 4 minutos
Gata preñada

Tener gatitos es un momento excitante y emotivo Antes de que puedas experimentar la alegría de dar la bienvenida a gatitos recién nacidos en tu casa, tienes que aprender a detectar si tu gata está preñada, cuánto dura el período de gestación y qué puedes hacer para asegurarte de que su preñez sea lo más feliz posible.

Es importante recordar que tu gata y sus hijos tendrán necesidades que dependerán de ti. Para ayudar a tu gata durante la preñez y el trabajo de parto, recopilamos información útil que debes conocer sobre las gatas preñadas.

Preñez

Al igual que muchas mujeres, las gatas tienen picos de fertilidad en los que es más probable que queden preñadas, lo que se conoce como “estar en celo”. Las gatas pueden comenzar estos ciclos desde los cuatro o cinco meses de edad y se producen aproximadamente una vez cada tres semanas, lo que aumenta la posibilidad de quedar preñadas.

Si deseas evitar una camada de gatitos inesperada, puedes hablar con el veterinario sobre la esterilización de tu gata cuando es joven. Desde el primer celo, será totalmente capaz de quedar preñada. Criar una camada de gatitos imprevista puede resultar estresante y caro. Por ello, la cría de gatitos debe dejarse en manos de expertos o de personas bien preparadas de antemano para esta tarea.

¿Cuánto dura la preñez de una gata?

El período típico de gestación puede durar entre 62 y 65 días. A menudo, tu gata no mostrará ningún síntoma físico de la preñez hasta pocas semanas antes del parto. Si crees que tu gata está preñada, llévala al veterinario para confirmarlo.

¿Cómo saber si tu gata está preñada?

Si bien siempre debes acudir a profesional, a continuación te presentamos algunas señales a las que debes prestar atención si sospechas que tu gata está preñada.

  • Entre los 15 y los 18 días de preñez, es posible que notes que se le agrandan los pezones y se tornan rojos, lo que suele denominarse “coloración rosada”.
  • Tu gata puede atravesar una etapa de vómitos, similar a las náuseas matutinas en los seres humanos. Si notas que sus náuseas son cada vez más frecuentes o que padece algún otro malestar, comunícate con el veterinario.
  • El vientre de tu gata comenzará a hincharse, pero es muy importante evitar tocarlo, para no poner en riesgo a ningún gatito. Puede haber otras causas de hinchazón abdominal, por lo que debes vigilar atentamente a tu gata para detectar cualquier signo de enfermedad y consultar con el veterinario si tienes alguna inquietud.
  • Una gata preñada aumentará entre uno y dos kilogramos (según la cantidad de gatitos que esté gestando).
  • Cuando la preñez está más avanzada, las gatas tienden a tener un mayor apetito, lo que también influirá en el aumento de peso. El aumento del apetito también puede ser un síntoma de gusanos o enfermedad, por lo que debes consultar con el veterinario para confirmarlo.
  • Tu gata preñada puede volverse más maternal, lo que significa que puede ronronear más y demandar más atención.
  • Algunas prácticas veterinarias pueden diagnosticar la preñez mediante una ecografía, a veces tan pronto como a los 15 días de preñez. El veterinario también puede diagnosticar cuántos gatitos tendrá tu gata cerca de los 40 días de preñez. Ten en cuenta que, a veces, un gatito más grande puede ocultar a otros gatitos más pequeños en el útero, así que no te sorprendas si tiene más gatitos de los que esperabas.

Aunque tu gata es completamente capaz de ocuparse del parto por sí misma, asegúrate de estar preparado a medida que se aproxima el final de la preñez. Es bueno permanecer a su lado para ayudarla con palabras tranquilizadoras e intervenir en caso de complicaciones.

Signos de que la gata está en trabajo de parto

Hay varios signos que indican que los gatitos están en camino. Aquí hay algunas sugerencias para tener en cuenta en el momento del parto:

  • Si tu gata se niega a comer el alimento, actúa de manera nerviosa o busca un lugar aislado para instalarse, puede deberse a que su trabajo de parto está a punto de comenzar.
  • La temperatura corporal de tu gata bajará a unos 100 °F (37.8 °C) entre las 12 y las 24 horas antes del inicio del parto. 
  • Justo antes de dar a luz, tu gata puede maullar, parecer agitada y querer acicalarse constantemente. 
  • El parto comenzará con contracciones abdominales fuertes, seguidas de un poco de secreción vaginal. Si la secreción es pesada y negra o tiene color sanguíneo, comunícate con el veterinario de inmediato.
  • Después de la secreción, los gatitos aparecerán enseguida.

La mayoría de los partos felinos transcurren sin problemas y sin necesidad de tu ayuda. Sin embargo, algunos signos, como secreción descolorida o el esfuerzo de la gata sin que nazca ningún gatito, podrían sugerir complicaciones. Si notas alguno de estos o tienes alguna otra inquietud, comunícate con el veterinario.

Para obtener más sugerencias de nuestros expertos sobre la salud de los gatos, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Gato atigrado siendo acariciado mientras está acostado en el sofá
<p>Entender la ansiedad en los gatos puede ser un desafío, ya que los signos no siempre son evidentes. Lee acerca de las causas de la ansiedad en gatos, los síntomas y los consejos para el tratamiento.</p>
Dueño acariciándole suavemente el lomo a su gato mientras este descansa a gusto
persona limpiando la oreja de un gato