Glaucoma en los gatos: causas, signos y tratamientos

Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Por Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Ultima Actualización: 29/1/2024Entre 2 y 4 minutos
Una mujer con un gato

Los primeros signos de glaucoma en los gatos pueden ser preocupantes para sus dueños. Después de todo, es una afección que provoca una acumulación de presión en el ojo que causa dolor y, finalmente, ceguera. A pesar de esto, muchos compañeros peludos con este diagnóstico pueden vivir vidas largas y felices.

Esto es lo que debes saber sobre las etapas iniciales del glaucoma en los gatos, los signos a los que debes prestarles atención y la mejor forma de tratar esta afección. Sigue leyendo para obtener más información sobre el glaucoma felino.

¿Qué es el glaucoma en los gatos?

El glaucoma en los gatos (glaucoma felino) es una afección en la que el líquido en el ojo, conocido como humor acuoso, se acumula y no se drena con normalidad. Si esto sucede, puede provocar un aumento de la presión dentro del ojo (presión intraocular) y, en última instancia, apretar y dañar el nervio óptico.

¿Es común el glaucoma en los gatos?

El glaucoma en los gatos no es muy común. Algunas razas de gatos, como el birmano y el siamés, son más propensas a esta afección, pero aún es relativamente poco común, en especial en comparación con el glaucoma en los perros. También es más común en los gatos de mediana edad y en los gatos mayores.

¿Qué causa el glaucoma en los gatos?

Según el tipo de glaucoma que afecte a tu gato, existen algunas causas diferentes que pueden provocar esta afección.

Glaucoma primario

El glaucoma primario en los gatos es relativamente raro. Es una afección hereditaria, y algunas razas como el siamés, el birmano y el persa son más propensas a padecer glaucoma primario que otras. Generalmente se desarrolla en un ojo al principio, pero en casi todos los casos acaba afectando a ambos ojos.

Glaucoma secundario

El glaucoma secundario en los gatos es más común que el glaucoma primario. Se presenta como consecuencia de una enfermedad subyacente que impide el drenaje normal del líquido en el ojo. Algunas enfermedades que pueden causar glaucoma son las siguientes:

  • Uveítis: inflamación ocular grave que produce residuos que bloquean el drenaje del ojo
  • Hemorragia intraocular: es cuando se produce sangrado dentro del ojo
  • Neoplasia: este es un crecimiento anormal del tejido que puede ser una masa cancerosa

¿Cuáles son los signos de glaucoma en los gatos?

Si sospechas que tu gato tiene glaucoma, debes prestar atención a algunas señales informativas. Los síntomas físicos del glaucoma en los gatos incluyen los siguientes:

  • Aspecto azul o brumoso en el ojo
  • Ojos rojos
  • Secreción ocular
  • Entrecerrado de los ojos
  • Pupilas dilatadas
  • Vasos sanguíneos prominentes en la parte blanca del ojo
  • Pérdida de la visión
  • Un ojo que luce más grande que el otro

El glaucoma en los gatos es una emergencia y debes buscar atención veterinaria de inmediato. Proporciona a tu veterinario toda la información que puedas, incluido cualquier otro signo de enfermedad, como, por ejemplo:

El glaucoma es una afección dolorosa. Algunos signos de comportamiento que indican que tu gato siente dolor pueden incluir los siguientes:

  • Se esconde y no desea jugar.
  • Duerme con más frecuencia de lo habitual.
  • Se muestra agresivo repentinamente.

Si observas alguno de estos síntomas en tu gato, comunícate con tu veterinario lo antes posible.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma en los gatos?

Si tienes la más leve sospecha de que tu gato sufre de glaucoma, es imprescindible que te comuniques con tu veterinario cuanto antes. Una intervención inmediata podría ayudar a evitar más daños en el ojo de tu mascota.

Durante la cita de diagnóstico, tu veterinario medirá la presión intraocular en los ojos de tu gato. La presión normal en gatos es de 15 mmHg a 25 mmHg. Si la presión es más alta de lo que debería, es posible que tu veterinario desee realizar más investigaciones. Si tu gato tiene presión ocular alta, es probable que tenga glaucoma.

¿Se puede curar el glaucoma en gatos?

Desafortunadamente, no hay cura para el glaucoma en gatos. Con el glaucoma primario, la pérdida de la visión es gradual, pero inevitable. Con el glaucoma secundario, la recuperación dependerá de cómo se trate la enfermedad primaria y de si tu gato responde al tratamiento. Afortunadamente, con el tratamiento adecuado prescrito por tu veterinario, los síntomas del glaucoma, a menudo, se pueden controlar de manera eficaz, lo que ayuda a reducir cualquier pérdida de visión.

¿Cuál es el tratamiento para el glaucoma en los gatos?

Si a tu gato se le diagnostica glaucoma, es probable que tu veterinario le prescriba gotas para los ojos para reducir la presión intraocular. Si el glaucoma fue secundario a la inflamación, también se pueden administrar esteroides.

Esperamos que nuestro artículo te haya resultado útil. Aunque un diagnóstico de glaucoma puede ser abrumador, muchos gatos siguen siendo los compañeros felices que conoces y adoras. Comunícate con tu veterinario para que te aconseje sobre cómo aliviar el dolor de tu gato si es necesario, mientras le das el apoyo que necesita para vivir una vida maravillosa.

¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Obtén consejos de nuestros expertos a través de otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

Un gato bostezando mientras descansa en una caja de cartón
<p>El mal aliento en los gatos es un problema que muchos dueños de mascotas enfrentan y puede ser un indicador de una afección subyacente. Descubre las causas del mal aliento en gatos y cómo tratarlo aquí.</p>
Gato atigrado siendo acariciado mientras está acostado en el sofá
Dueño acariciándole suavemente el lomo a su gato mientras este descansa a gusto