¿Por qué los perros mastican todo?

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 30/5/2023Entre 2 y 4 minutos
Perro mordiendo zapatos

Cuando se trata de los pasatiempos favoritos de los perros, el primero de la lista es masticar todo. Para ellos, masticar es un comportamiento natural e instintivo que disfrutan. Sin embargo, a veces masticar puede ser un indicio de otro problema y es bueno comprender la diferencia entre una masticación normal, una saludable y una problemática.

Si se trata de un juguete masticable o un bocadillo dental, masticar es saludable y puede ayudar a mantener sus dientes limpios. Pero si es tu par de zapatos favorito, algún libro o tus muebles, es un problema. Hay muchos motivos posibles por los que un perro mastica en exceso o de forma inadecuada, como ansiedad por separación o aburrimiento.

Aquí hay algunas razones por las que tu perro podría masticar todo y algunos consejos sobre lo que puedes hacer para frenar este comportamiento cuando comienza a convertirse en un problema.

Razones por las que tu perro mastica todo

Dentición

El deseo de masticar viene naturalmente a los cachorros porque exploran el mundo que los rodea con la nariz y la boca. Luego, por supuesto, se lleva a cabo el proceso de dentición. Los cachorros alivian las molestias causadas por el crecimiento de sus dientes nuevos al masticar. Al ser cachorros, es posible que no tengan una buena comprensión de lo que deben y no deben masticar.

Esto requiere que tu hogar sea a prueba de cachorros con el fin de protegerlos de masticar cualquier cosa que pudiera ser peligrosa para ellos si la tragan. Asegúrate de mover los siguientes objetos, o de colocarlos en un lugar en donde tu cachorro no pueda alcanzarlos:

  • Cables eléctricos
  • Medicamentos
  • Suministros de limpieza
  • Plantas
  • Zapatos
  • Ropa
  • Recipientes de basura
  • Elementos con los que puedan asfixiarse, como Legos, cuentas, etc.

Es una buena idea poner barandas para cachorros a fin de evitar que salgan de la vista, donde pueden verse involucrados en situaciones traviesas relacionadas con la masticación.

Afortunadamente, puedes adiestrar a un cachorro para que no mastique todas tus pertenencias y muebles, y cuanto antes comiences, mejor. Cuando lo encuentres masticando algo que no debería, dile un “¡No!” firme, y luego dale hacia un juguete masticable. Asegúrate de elogiarlo por masticar el juguete. Pronto desarrollarán la necesidad natural de masticar sus juguetes en lugar de algo que no deberían.

Estrés y ansiedad por separación

Al igual que los seres humanos, los perros pueden desarrollar algunas habilidades de afrontamiento negativas y, a veces, se presentan en la forma de masticación. Algunos perros desarrollan ansiedad por separación.

Para hacer frente al estrés, pueden desarrollar hábitos que involucran masticación excesiva y pueden causar bastante daño en la casa si se los deja solos. Afortunadamente, hay maneras de frenar la ansiedad por separación e incluso evitar que ocurra en primer lugar.

Aburrimiento

Cuando los perros se aburren, necesitan una salida al igual que las personas. Para nosotros, puede ser algo como encender la televisión, salir a correr o tal vez enviar un mensaje de texto a un amigo.

Para los perros, masticar (y a veces escarbar) puede ser una solución tentadora. Asegurarse de que tengan acceso a muchos juguetes para masticar puede ayudar, pero el mayor problema que necesitas resolver es mantener a los perros comprometidos y estimulados.

Hábito

Desafortunadamente, los dueños que no controlan los comportamientos negativos de masticación de sus perros durante el primer año o dos, probablemente terminarán teniendo un perro que se dedique a la masticación destructiva a largo plazo. Esto no es para decir que no se puede corregir el mal comportamiento en los perros mayores, pero enseñarles lo que deben y no deben masticar a una edad temprana es más fácil y puede ahorrarte muchas complicaciones.

Cómo evitar que tu perro mastique demasiado

Debido a que los perros son masticadores naturales, es esencial asegurarse de que mastiquen las cosas adecuadas, como los juguetes para masticar. Afortunadamente, hay algunas maneras efectivas de ayudar a tu perro a eliminar el hábito o evitarlo antes de que comience.

Adiestramiento

Una excelente técnica para enseñarle a tu perro a dejar de masticar algo es enseñarle cómo intercambiar. La próxima vez que tenga un juguete masticable, dile “¡Cambio!” en una voz entusiasmada y ofrécele un bocadillo.

Una vez que deje caer el juguete, dale el bocadillo y luego devuélvele el juguete. Esto enseña a los perros que si “intercambian”, no solo reciben un bocadillo, sino que también recuperan su juguete. Esto hará que sean mucho más propensos a entregarte un artículo prohibido.

Mantén a tu perro estimulado

Dado que el aburrimiento puede ser la causa principal del exceso de masticación, es esencial que mantengas a tu perro ocupado. Los perros necesitan estimulación mental y física para que estén saludables y evitar que desarrollen habilidades destructivas para afrontar diversas situaciones.

Para combatir esto, intenta programar al menos una vez al día un momento en el que tú y tu perro realicen actividades divertidas juntos. Ya sea lanzar una pelota en el patio, dar una caminata larga o participar en una actividad de enriquecimiento, cualquier actividad es buena para tu mascota. También puede ser todo lo que necesitas para evitar que mastique tu calzado favorito.

Ayuda a aliviar la ansiedad por separación de tu perro

Si el comportamiento de masticación ocurre mientras está lejos, es probable que esto se deba a ansiedad por separación. Esto puede acompañar a otros síntomas, como ladridos u aullido excesivo, micción o defecación dentro de la casa.

Puedes preparar a tu perro para cualquier cambio de horario que te mantenga alejado de tu hogar por más tiempo de lo habitual de la siguiente manera:

Ten una rutina consistente: Intenta establecer un horario en el que tu perro pueda contar con levantarse, pasear, comer y jugar en momentos específicos del día, para que se acostumbre a una rutina.

Prueba la separación en casa: Dale a tu perro un poco de tiempo a solas haciéndolo pasar tiempo en su jaula o cerrando puertas y dejándolo estar solo en una parte tranquila de la casa.

Planifica viajes cortos lejos de tu hogar: Intenta planificar períodos cortos fuera de casa, donde hagas mandados, te reúnas para almorzar o hagas cualquier cosa que te mantenga un poco alejado de tu perro a fin de acostumbrarlo a que pase un tiempo solo.

Relájate con tu perro antes de irte:

  1. Siéntate con tu perro durante aproximadamente 10 a 20 minutos antes de irte.
  2. Hazle caricias, dile muchos elogios y luego sal de la casa de manera tranquila.
  3. Si debes irse abruptamente, dale un bocadillo antes de irte para agregar una asociación positiva a tu partida. 

Descubre más sugerencias y consejos para dueños de perros de parte de nuestros expertos en nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Perros escarbando
<p>¿Tu perro hace agujeros en el césped? Descubre por qué lo hace y cómo frenar este comportamiento negativo antes de que se convierta en un hábito.</p>
Persona en un muelle con su perro
Persona haciendo senderismo con su perro