Gastroenteritis en los perros: causas, síntomas y tratamientos

Ultima Actualización: 4/1/2024Entre 2 y 4 minutos
girl smiling while petting a black and tan dog

Los síntomas de gastroenteritis en los perros pueden parecer sorprendentes. Los síntomas más comunes, vómitos y diarrea, pueden causar preocupación a cualquier dueño de una mascota. Por fortuna, la gastroenteritis en perros es una afección bastante común que a menudo se puede tratar.

Sin embargo, procura no ignorarla. Las heces blandas y los vómitos no son indicativos de una sola afección. Si bien el malestar digestivo de tu mascota no debe ser causa de temor, también es posible que indique la presencia de una enfermedad subyacente grave.

Esto es lo que debes saber acerca de las causas, los síntomas y el tratamiento de la gastroenteritis en los perros.

¿Qué es la gastroenteritis en los perros?

La gastroenteritis en los perros es una inflamación del tubo gastrointestinal (GI) de tu mascota (es decir, el estómago y el intestino delgado). Esta se caracteriza por diarrea y, normalmente, viene acompañada por vómitos, entre otros síntomas.

En casos graves, los síntomas pueden empeorar, pero generalmente no duran mucho; a menudo, remiten por sí solos. Los casos crónicos tienden a persistir durante más de dos semanas.

¿Qué causa la gastroenteritis en los perros?

La inflamación del tubo gastrointestinal en los perros puede atribuirse a varios factores:

  • Tu perro consumió alimentos poco seguros. Estos pueden ser alimentos descompuestos o dañinos para los perros.
  • Ingestión de un objeto extraño. Los perros curiosos a los que les gusta llevarse a la boca más que solo alimentos (por ejemplo, objetos domésticos o zapatos) pueden enfermar.
  • Úlceras gastroduodenal. Puedes observar sangre en el vómito o en las heces de tu mascota.
  • Toxinas. Ciertos alimentos, plantas y sustancias químicas son peligrosos para los perros.
  • Bacterias o virus. Entre otras enfermedades, el parvovirus puede producir vómitos y diarrea.
  • Parásitos. Los parásitos intestinales, como los nematodos, se asocian a malestares digestivos.
  • Intolerancia alimentaria. Algunos perros son sensibles a ingredientes específicos.

¿Qué es el síndrome de diarrea hemorrágica aguda (SDHA) en los perros?

El síndrome de diarrea hemorrágica aguda (SDHA), también conocido como gastroenteritis hemorrágica (GEH), es un trastorno agudo (repentino) de los perros caracterizado por vómitos y diarrea sanguinolenta.

El SDHA es muy grave. Con frecuencia, afecta a razas miniatura (pero cualquier raza puede verse afectada) y requiere atención médica inmediata. Si no se trata, un perro con SDHA puede morir.

Gastroenteritis en los perros: ¿es contagiosa?

En algunos casos, la causa de la gastroenteritis en los perros puede ser zoonótica (contagiosa para los seres humanos). Esto puede ocurrir cuando la afección es causada por una infección bacteriana, por ejemplo, E. coli o salmonela.

Por otro lado, el SDHA, si bien es grave, no se considera contagioso.

Síntomas de gastroenteritis en los perros

Recuerda que los síntomas principales de gastroenteritis son diarrea y vómitos. Sin embargo, existen otros síntomas que debes considerar:

  • Letargo
  • Dolor estomacal
  • Falta de apetito
  • Vómito en seco o arcadas
  • Deshidratación (jadeo excesivo o encías secas)

Diagnóstico de gastroenteritis en perros

Existen algunas maneras de determinar si tu perro padece gastroenteritis.

En primer lugar, observa los síntomas. Si comienza a tener diarrea y vomita, esos pueden ser indicadores claros. Además, cuando examinas sus heces, ¿estas son saludables o se ven aguadas y sueltas?

Un inventario exhaustivo de los antecedentes de alimentación y los cambios del entorno pueden ayudar a determinar la causa.

En última instancia, tu veterinario puede emitir un diagnóstico formal. Él verificará si hay síntomas clínicos adicionales y puede realizar análisis fecales, análisis de sangre o radiografías.

Estas pruebas pueden ayudarlo a descartar afecciones más graves, como parásitos, obstrucciones intestinales y otras enfermedades.

Reiteramos que, si ves sangre en las heces o el vómito de tu perro (que puede parecerse a granos de café), comunícate con tu veterinario lo antes posible.

Tratamiento de la gastroenteritis en los perros

El tratamiento de la gastroenteritis en los perros dependerá de la causa.

Si tu veterinario determina que la afección es aguda y no pone en riesgo su vida, es posible que recomiende suspender el consumo de alimentos por 24 horas aproximadamente. Esto ayudará a que el tubo digestivo descanse y se recupere.

Mantener a tu mascota hidratada es clave, ya que pierde muchos líquidos y electrolitos a través del vómito y la diarrea.

En casos más leves de gastroenteritis (especialmente aquellos sin vómitos), tu perro puede beber agua con moderación. En casos más graves, puede que se le deba administrar líquido por vía intravenosa.

Cuando llegue el momento de volver a introducir los alimentos, ofrécelos en pequeñas cantidades, varias veces al día. Reanuda gradualmente su cronograma de alimentación normal durante unos días.

Según la gravedad del malestar estomacal de tu perro, tu veterinario puede recetar medicamentos.

Si bien puede ser tentador probar un tratamiento doméstico para la gastroenteritis en perros, siempre consulta primero a tu veterinario. De esta forma, evitarás empeorar accidentalmente el estado de tu mascota con remedios de venta sin receta.

Gastroenteritis en los perros: período de recuperación

El período de recuperación depende de la causa y la gravedad de los síntomas.

En casos agudos más leves, la afección puede resolverse en un par de días. La recuperación en casos más graves o relacionados con una afección médica subyacente puede tardar más.

Prevención de la gastroenteritis en los perros

Si no sabes con certeza qué provocó la gastroenteritis de tu perro, identificar la táctica de prevención adecuada puede ser difícil. Sin embargo, existen algunas pautas generales que puedes seguir.

Procura evitar que el perro hurgue en los desechos

Si a tu perro le gusta hurgar en los restos de alimentos que encuentra durante su paseo, desalienta ese comportamiento. Los restos de alimentos pueden estar descompuestos o ser dañinos para las mascotas.

Mantente al día con las vacunas

Las vacunas son importantes para mantener a tu mascota saludable. En términos específicos, la vacunación contra el parvovirus, que es un virus contagioso y potencialmente mortal para los perros, puede eliminar una posible causa de gastroenteritis.

Considera administrarle medicamentos antiparasitarios

Se sabe que los nematodos y otros parásitos intestinales causan vómitos y diarrea, entre otros síntomas. La administración regular de medicamentos antiparasitarios reduce las posibilidades de una infección. Pide una recomendación a tu veterinario.

Si te preguntas: “¿Los perros pueden contraer bichos estomacales?” debido a que tu mascota tiene síntomas de malestar digestivo, es posible que esté padeciendo gastroenteritis.

La diarrea, los vómitos, el letargo y el dolor estomacal son todos síntomas de que tal vez tu perro necesite atención médica (especialmente si observas sangre). Comunícate con tu veterinario para obtener un diagnóstico formal y un plan de tratamiento para ayudar a tu mascota.

¿Buscas más consejos para el cuidado de los perros? Explora los demás artículos sobre salud de los perros para recibir más consejos de nuestros expertos.

Artículos relacionados

woman playing with a small black and grey dog
<p>La colitis en los perros es una afección causada por la inflamación del intestino grueso o colon. Obtén toda la información que necesitas sobre los síntomas y las opciones de tratamiento de nuestros expertos en mascotas.</p>
young boy lounging on a couch with a black and tan dog
small black and tan dog sitting with several people