Papilomas cutáneos en los perros: cómo identificarlos y tratarlos

Ultima Actualización: 6/12/2023Entre 2 y 4 minutos
dog laying outside on ground

Si notaste un bulto en el cuerpo de tu compañero canino, podría ser un papiloma cutáneo. Los papilomas cutáneos en los perros son comunes y, al igual que en los seres humanos, generalmente son benignos. 

Dicho esto, si bien es probable que no necesites preocuparte por un papiloma cutáneo, no lo ignores. Según su ubicación, puede causarle molestias a tu mascota. Además, lo que parece ser un bulto benigno podría ser una verruga, una garrapata o incluso un tumor

Sigue leyendo para saber qué causa los papilomas cutáneos en los perros, cómo identificarlos y qué debes hacer si tu mascota desarrolla uno. 

¿Qué son los papilomas cutáneos y pueden adquirirlos los perros?

Los papilomas cutáneos son bultos anormales, pero benignos, que se desarrollan en la piel de los perros. Pueden aparecer en cualquier lugar, pero puedes esperar verlos en el cuello, el pecho, la cara (incluidos los párpados) y las piernas. 

También conocidos como papilomas fibrovasculares, los papilomas cutáneos varían en apariencia y textura. 

Pueden sentirse firmes o suaves, así como blandos o duros. Los bultos a veces son planos, elevados o pueden colgar de la piel como una verruga. En cuanto a los colores, los papilomas cutáneos generalmente se asemejan al color de la piel de tu mascota o pueden tener un tono más oscuro. 

A menudo, los papilomas cutáneos de los perros son pequeños y suelen tener solo un par de milímetros. Es posible que ni siquiera los notes hasta que acaricies o bañes a tu perro.

Al igual que todas las afecciones cutáneas de los perros, observa la ubicación y el estado del papiloma cutáneo de tu perro. 

Es posible que no le moleste, pero si el papiloma está ubicado en un área sensible, podría convertirse en una molestia dolorosa. Por ejemplo, un papiloma cutáneo en el vientre o el codo de tu mascota podría irritarla cada vez que se acuesta. 

Con suficiente presión o fricción, un papiloma cutáneo puede lastimarse, lo que podría provocar una infección. Si esto sucede, podría comenzar a salir pus. Evita tocarlo y comunícate con tu veterinario.

¿Qué causa los papilomas cutáneos en los perros?

No existe una sola causa de los papilomas cutáneos en los perros. Aparecen en todas las razas y a cualquier edad. Sin embargo, es más probable que ocurran según ciertos factores. 

  • La etapa de la vida. Los perros de mediana edad y mayores suelen tener papilomas cutáneos con más frecuencia que los caninos más jóvenes.

  • Raza. Las razas grandes y gigantes, así como las razas específicas como bóxers, bulldogs ingleses, poodles y cocker spaniels suelen ser más susceptibles a ellos.

  • Irritación o traumatismo. Los papilomas cutáneos a menudo se desarrollan en áreas sujetas a irritación persistente, como los pliegues de la piel que se rozan entre sí. También pueden ocurrir si un collar roza repetidamente la piel o si tu mascota se acuesta o duerme en superficies duras.

  • Virus del papiloma. Aunque por lo general está asociado con las verrugas, el virus del papiloma puede, ocasionalmente, causar papilomas cutáneos.

Por lo tanto, si tu perro desarrolla papilomas cutáneos, es probable que no tengas que preocuparte. No son causados por una enfermedad subyacente. Lo mejor es vigilarlos y notificar a tu veterinario. 

Tipos de papilomas cutáneos en los perros

Si te preguntas “¿Los perros pueden tener papilomas cutáneos?”, la respuesta es sí. De hecho, hay algunos tipos diferentes de papilomas cutáneos, aunque no se pueden distinguir solo por su apariencia. 

Los papilomas cutáneos se distinguen por el tipo de células de la piel que los forman, que solo se pueden identificar mediante pruebas. 

La buena noticia es que, sin importar cómo se vean, normalmente no son mortales. Por ejemplo, un papiloma cutáneo blanco y plano se ve diferente de un papiloma cutáneo negro que cuelga de tu perro, pero probablemente sea igual de benigno. 

Estos son algunos tipos comunes de papilomas cutáneos en los perros:

  • Papilomas fibrovasculares

  • Cicatrices hiperplásicas

  • Pólipos fibroepiteliales

  • Hamartomas colágenas

¿Papiloma cutáneo en el perro o garrapata?

A veces, los papilomas cutáneos en los perros pueden parecerse a garrapatas, que son parásitos que succionan sangre de los animales. Es importante saber la diferencia, ya que las garrapatas pueden transmitir enfermedades e infecciones rápidamente. 

Las garrapatas pueden variar en tamaño, desde un grano de arena hasta una uva pequeña, y tienen tonos de marrón o rojo. Por otro lado, los papilomas cutáneos suelen ser del color de la piel de tu perro. 

También observa las patas. Las garrapatas adultas tienen ocho patas y las moverán si las tocas. Es posible que necesites una lupa para verlas, según el tamaño de la garrapata. 

Verruga frente al papiloma cutáneo en los perros

Los papilomas cutáneos también pueden parecerse a las verrugas de los perros, un crecimiento causado por una afección conocida como papilomatosis viral canina. 

Al igual que los papilomas cutáneos, las verrugas suelen ser benignas. A menudo, son más firmes y redondas, mientras que los papilomas cutáneos pueden sobresalir del cuerpo de tu mascota. 

Qué hacer si tu perro tiene papilomas cutáneos

Por lo general, no es necesario tomar ninguna medida urgente si detectas papilomas cutáneos en tu perro. Son principalmente una afección estética y no representan una amenaza para su salud. A diferencia de las verrugas, no se contagian a otros perros y tú no las contraerás.

Es una buena idea tomarles una foto de vez en cuando para hacer un seguimiento de su forma, tamaño y color. Si tu mascota parece preferir áreas del cuerpo sin el papiloma cutáneo, esto podría ser un signo de que le molesta.

Además, si los papilomas cutáneos se irritan, o si te preocupan, habla con tu veterinario. Examinará a tu mascota y, si determina que es necesario realizar pruebas, extirpará células del papiloma para hacer una biopsia. 

Un análisis de laboratorio de las células puede confirmar definitivamente la causa del crecimiento. 

¿Es necesaria eliminar los papilomas cutáneos de los perros?

Por lo general, no es necesario quitar los papilomas cutáneos en los perros. Las excepciones pueden ser si el bulto se infecta, o irrita a tu mascota debido a la ubicación, o bien si tu veterinario cree que puede ser un tipo diferente de afección cutánea y desea descartar una enfermedad. 

Cómo prevenir los papilomas cutáneos en los perros

Si bien los papilomas cutáneos en sí no son un problema, a veces las afecciones que los causan necesitan atención. A continuación, se indica cómo reducir las posibilidades de que tu perro desarrolle papilomas cutáneos:

  • Limpia entre los pliegues de la piel. Independientemente de que lo hagas como parte de la rutina de baño o de que uses toallitas de limpieza, es importante mantener estas áreas limpias.

  • Proporciona superficies blandas de apoyo. Descansar sobre superficies duras puede irritar la piel, especialmente si tu mascota es pesada.

  • Asegúrate de que los collares y arneses tengan un buen ajuste. Si están demasiado apretados, pueden causar irritación crónica con el tiempo.

  • Trata las alergias de tu perro. Las alergias en perros pueden provocar que se rasquen y muerdan con frecuencia. Si tu mascota se rasca una zona en particular repetidamente, se puede producir un papiloma en la piel.

Al igual que otras afecciones de la piel, incluso con medidas preventivas, tu mascota puede desarrollar papilomas cutáneos. 

Afortunadamente, no son potencialmente mortales y, siempre y cuando no molesten a tu compañero canino ni lo irriten, tu perro puede seguir viviendo una vida feliz y saludable. Sin embargo, no olvides comunicarte con tu veterinario si estás preocupado.

Consulta nuestros otros artículos sobre la salud de los perros para obtener consejos de nuestros expertos

Artículos relacionados

perro mayor acostado en el césped
<p>Si bien es cierto que los perros están más protegidos de la exposición al sol que los seres humanos, aún pueden contraer cáncer de piel. Aprende a detectar crecimientos y determinar si pueden ser cáncer de piel.</p>
perro beagle sentado en una alfombra mientras se rasca
perro acostado en su cama lamiéndose la pata