Demencia en gatos: Lo que necesitas saber

Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Por Dr. Jason Gagné, veterinario, DACVIM
Ultima Actualización: 25/12/2023Entre 2 y 4 minutos
Cat is sitting

A medida que los gatos que viven más años, los problemas relacionados con la edad, como la demencia en gatos, se vuelven más comunes.

Cuidar de un gato sénior puede ser una gran experiencia para los dueños de mascotas, pero se pueden desarrollar algunos problemas de salud con la vejez. Estos son los signos comunes de la demencia felina y las recomendaciones para mantener cómodo a tu gato sénior.

¿Los gatos padecen demencia?

Sí, los gatos pueden padecer demencia. Al igual que la versión humana de la enfermedad, la demencia felina es una enfermedad de disfunción cognitiva y se puede manifestar en cualquier gato sénior.

Hay muchos cambios en juego a medida que el cerebro de un gato envejece. Por lo tanto, asegúrate de preguntarle a tu veterinario cómo la demencia puede afectar a tu mascota.

¿Qué es la demencia en gatos?

La demencia en gatos, oficialmente conocida como disfunción cognitiva felina, se refiere a una disminución gradual de las capacidades cognitivas causada por cambios en el cerebro relacionados con el envejecimiento.

Normalmente, la aparición de la demencia en los gatos es lenta, con cambios en la memoria o en las capacidades espaciales que empeoran con el tiempo.

¿Los gatos pueden padecer Alzheimer?

Los gatos padecen de demencia en lugar de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, la demencia en los gatos se parece a la del Alzheimer humano, ya que se produce un efecto similar en el cerebro.

¿Cuánto tiempo viven los gatos con demencia?

Los gatos con demencia pueden tener vidas largas, pero cada caso es diferente. Puedes reconfortarlos adaptándote a su afección.

¿A qué edad los gatos pueden padecer demencia?

El cerebro felino comienza a declinar aproximadamente entre los 10 y 15 años, por lo que es más probable que la demencia felina se desarrolle más tarde en la vida.

Seis señales de demencia en gatos a tener en cuenta

Los primeros signos de la demencia en los gatos pueden confundirse con otras enfermedades. La vejez también está asociada a enfermedades, como la artritis, el hipertiroidismo y la enfermedad renal. Asegúrate de hablar con tu veterinario sobre cualquier cambio de comportamiento de tu gato.

1. Desorientación

Es común que tenga dificultades para moverse por lugares conocidos y que olvide dónde se encuentran los artículos cotidianos, como su plato de alimento. También puede parecer que tu mascota deambula sin rumbo.

2. Patrones de sueño diferentes

Los gatos son animales de costumbre. Si duermen cuando suelen estar despiertos y viceversa, este cambio de comportamiento podría ser motivo de preocupación.

3. Cambio en el apetito

Un menor interés en los alimentos es otro posible indicador de la demencia felina, pero puede ser común en otras enfermedades relacionadas con la edad. Como alternativa, puedes notar que tu gato parece tener un aumento en el apetito o que sigue volviendo a su plato incluso fuera de la hora de la comida.

4. Problemas con el baño

Los accidentes dentro de la casa y olvidar la ubicación de la caja de arena son posibles signos de demencia en los gatos. Asegúrate de consultar con tu veterinario para descartar otros posibles problemas de salud, como problemas renales.

5. Aumento de los maullidos

Los maullidos fuertes o el aumento de los aullidos en gatos sénior a veces pueden indicar problemas cognitivos. Aunque la vocalización excesiva puede tener muchas causas diferentes, incluida la búsqueda de atención o la señalización de un deseo de salir al exterior, los maullidos en los gatos también se asocian a la demencia felina.

6. Menos interés en jugar

Es posible que tu gato olvide las órdenes o deje de responder a ellas. Lo mismo ocurre con los juegos para gatos. Es posible que olviden qué hacer o, incluso, se olviden de que quieren jugar.

¿La demencia en gatos se puede tratar?

Los cambios cerebrales asociados a la disfunción cognitiva en los gatos no son reversibles, por lo que no hay tratamiento curativo. Sin embargo, hay muchas maneras de ayudar a controlar algunos de los síntomas asociados a ella.

En algunos casos, también es posible ralentizar la progresión de la enfermedad. Como siempre, tu veterinario podrá recomendarte opciones, como terapias conductuales y los medicamentos adecuados.

Nueve ideas para ayudar a un gato con demencia

1. Evita cambios en su entorno

Minimiza los cambios en su entorno para evitar una mayor confusión o ansiedad en el gato. Esto incluye mantener su plato de alimento, caja de arena y muebles en el mismo lugar.

2. Utiliza luces nocturnas para regular los ciclos de sueño

Las luces nocturnas ayudarán a tu gato a controlar los cambios en su ciclo de sueño-vigilia. Si comienza a deambular por la noche, tener una luz tenue es útil para localizar su posición en la casa, alrededor de la caja de arena o el plato de alimentos.

3. Utiliza rampas y escaleras para ayudar a tu gato a orientarse

Si tu gato tiene otros problemas de salud, como artrosis, instalar rampas o escaleras puede ayudarle a llegar a sus lugares altos favoritos. También se pueden improvisar fácilmente con cajas o libros, siempre y cuando sean estables y no se caigan.

4. Mantén su mente activa

Mantén su mente activa con juegos de enriquecimiento, rompecabezas y juguetes para gatos. Esto se debe hacer durante toda su vida, pero también es un gran ejercicio mental para los gatos que sufren de demencia.

5. Comprende que los accidentes ocurren

Trata de no frustrarte si parece confundido con su caja de arena o si tiene accidentes dentro de la casa. Puedes intentar métodos básicos de reeducación, pero debes ser paciente para obtener resultados.

6. Considera implementar suplementos dietéticos para la salud del cerebro

Pregúntale a tu veterinario sobre los suplementos de omega 3, vitamina B12 y antioxidantes como la vitamina E en su dieta, ya que estos pueden apoyar un cerebro saludable.

7. Facilita el acceso a la caja de arena

Determina si se puede facilitar el acceso a la caja de arena, haciéndola más grande o menos profunda.

8. Sigue una rutina diaria

Crea una rutina diaria regular y sé coherente con ella. Por ejemplo, establece un horario de alimentación regular para los gatos a fin de evitar confusiones.

9. Agrega más puntos de descanso

Crea lugares de descanso adicionales en puntos cálidos para la comodidad de tu gato.

¿Se puede prevenir la demencia en gatos?

El cerebro es conocido por su neuroplasticidad, lo que significa que puede seguir cambiando a lo largo de la vida y ser moldeado fácilmente por las experiencias. Es por esto que el enriquecimiento mental puede ser un factor importante para retrasar la aparición y la progresión de la demencia en gatos.

Introduce actividades de enriquecimiento que sean estimulantes física y mentalmente. Deben ser adecuadas para la personalidad de tu gato y tener en cuenta problemas de salud como la artrosis.

Jugar puede ser una parte importante, sobre todo si tu gato vive principalmente en interiores y tiene acceso a juguetes que satisfagan sus instintos naturales de persecución.

Otros gatos pueden preferir juegos motivados por los alimentos, como los comederos interactivos, pero asegúrate de reponer el alimento con regularidad.

Para obtener más consejos sobre salud de tu gato sénior, consulta nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos sénior para conocer los consejos de nuestros expertos.

Artículos relacionados

gato blanco y gris peludo que camina hacia la cámara
<p>¿La comida para gatitos les hace mal a los gatos mayores? Obtén información de expertos en el cuidado de gatos acerca de la diferencia entre la comida para gatitos y la comida para gatos mayores, y sobre la que debes usar para alimentar a tu gato.</p>
Woman with a cat
Girl with a cat