Gusanos pulmonares en gatos: síntomas y tratamientos

Ultima Actualización: 25/12/2023Entre 2 y 4 minutos
gato calicó en el suelo

Si tu gato tose y está letárgico, los gusanos pulmonares pueden ser la causa. Obtén más información sobre los síntomas y el tratamiento de los gusanos pulmonares en gatos.

Los gusanos pulmonares en gatos pueden suponer una serie de peligros para tu pequeña bola de pelo. Estos parásitos recorren largas distancias, saltando de un huésped a otro, buscando lugares perfectos para hacer su madriguera. De vez en cuando, un desafortunado gato se convierte en una parada en su ruta. Aunque son menos comunes que los gusanos intestinales, no se deben ignorar. Estos son algunos datos útiles sobre los gusanos pulmonares en gatos y cómo puedes ayudar a tu gato a recuperar su salud.

¿Qué son los gusanos pulmonares en los gatos?

Los gusanos pulmonares son parásitos que infectan a otros organismos, utilizan sus nutrientes para mantenerse vivos y producen huevos a expensas de su huésped. Si estás más familiarizado con los clásicos gusanos pulmonares de los perros, no hay pruebas de que estos afecten a los gatos. De hecho, los gatos tienen un tipo de gusano pulmonar diferente con el que lidiar. Existen dos tipos de gusanos pulmonares en los gatos: el Aelurostrongylus abstrusus (gusano pulmonar felino) y el Capillaria aerophilus (capilárido bronquial que afecta a gatos y perros) y ambos pueden causar daño pulmonar.

¿Cómo contraen gusanos pulmonares los gatos?

Si tienes un gato de exterior, hay más posibilidades de que contraiga gusanos pulmonares. Los pequeños parásitos suelen viajar a través de toda una cadena alimentaria antes de llegar al organismo de tu gato.

Los gatos se infectan con gusanos pulmonares cuando beben agua o comen presas infectadas con el gusano en su etapa larval.

Las larvas de los gusanos pulmonares migran desde los intestinos a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones, donde se convierten en gusanos adultos y ponen huevos en los pulmones del gato en un plazo de 40 días. El gato luego expulsa los huevos al toser o a través de las heces, que pueden ser ingeridas por pájaros, roedores o caracoles.

¿Cuáles son los síntomas de los gusanos pulmonares en los gatos?

Las infecciones por gusanos pulmonares en gatos pueden disfrazarse de otras afecciones, por lo que es importante consultar con tu veterinario si notas que tu gato tiene ataques de tos que no desaparecen o dificultad para respirar.

Otros síntomas de los gusanos pulmonares en los gatos incluyen el letargo y la falta de interés en el juego. Si tu gato parece no ser el mismo de siempre, asegúrate de reservar una cita con el veterinario.

¿Cómo se diagnostican los gusanos pulmonares en gatos?

El veterinario comenzará preguntándote por los síntomas que has notado. Para determinar si tu gato está infectado por gusanos pulmonares, es posible que le haga una serie de pruebas que pueden incluir:

  • Análisis de sangre

  • Radiografías para verificar el estado de los pulmones

  • Una broncoscopia para verificar las vías respiratorias del gato (por lo general, se realiza en un centro especializado)

  • También se pueden analizar las heces del gato para detectar la presencia de larvas

¿Deberías preocuparte si tu gato contrae gusanos pulmonares?

Por lo general, los gusanos pulmonares en los gatos no son una afección que ponga en riesgo su vida. Sin embargo, si el sistema inmunitario de tu gato no está preparado para luchar contra este parásito, la infección puede resultar más grave de lo esperado. Los gusanos pulmonares en gatitos también pueden ser muy peligrosos. También puede ser peligroso si tu gato es sénior o si tiene enfermedades preexistentes que puedan haber debilitado su sistema inmunitario. Desafortunadamente, los gatitos más vulnerables también son los más propensos a las infecciones por gusanos pulmonares. Lo más importante es buscar la ayuda profesional de tu veterinario y seguir al pie de la letra el plan de tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento de los gusanos pulmonares en gatos?

Una vez que se diagnostica la infección, es probable que el veterinario prescriba alguno de los distintos antiparasitarios que existen como el fenbendazol, el albendazol, la ivermectina, el praziquante y el levamisol. En casos extremos en los que hayan comenzado a desarrollarse infecciones secundarias, como neumonía, también se prescribe un tratamiento con antibióticos.

Una vez que se haya completado el tratamiento, un gato sano debería volver a estar en perfectas condiciones en un par de meses.

Cómo prevenir los gusanos pulmonares en los gatos

Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a prevenir los gusanos pulmonares en tu gato. Asegúrate de que tu gato no se salte ningún medicamento para los gusanos pulmonares y así evitarás crear una ventana de oportunidad para que los gusanos pulmonares vuelvan a aparecer. También puedes probar estos juegos.

Para obtener más consejos de expertos sobre cómo mantener a tu gato saludable, explora nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

gato recibiendo tratamiento por gusanos
<p>Las tenias de los gatos son un parásito común que puede vivir al interior de tu gato. Obtén más información sobre las tenias, como la forma en que se contagian los gatos, los síntomas, la prevención y el tratamiento.</p>
fotografía del momento en que se extrae una garrapata de la oreja de un gato
gato aseándose