Accidente cerebrovascular en gatos: causas, síntomas y tratamientos

Ultima Actualización: 6/11/2023Entre 2 y 4 minutos
Gato que está recostado

Si tu gato sufre un accidente cerebrovascular, puede ser alarmante y es importante llevarlo al veterinario rápidamente para que pueda recibir cualquier tratamiento que necesite. Averigua sobre los síntomas del accidente cerebrovascular en los gatos a los que debes prestar atención y las opciones de tratamiento actuales en esta guía.

Los accidentes cerebrovasculares en gatos ocurren con mucha menos frecuencia que en los humanos, pero aun así se consideran una emergencia médica. Si tu gato sufre un accidente cerebrovascular, es importante buscar atención veterinaria rápidamente para asegurarse de que tenga las mejores posibilidades de recuperación.

Averigua todo lo que necesitas saber sobre los síntomas de un accidente cerebrovascular en gatos a los que debes prestarles atención y las opciones de tratamiento disponibles en la actualidad.

¿Qué sucede cuando un gato sufre un accidente cerebrovascular?

Un accidente cerebrovascular en un gato se refiere a la reducción repentina del flujo sanguíneo al cerebro. Existen dos tipos deaccidente cerebrovascular en gatos: isquémicos, generalmente causados por un coágulo dentro de un vaso sanguíneo, y hemorrágicos, que es cuando hay sangrado en el cerebro debido a una ruptura de los vasos sanguíneos.

El cerebro necesita un flujo de sangre constante para llevar oxígeno y nutrientes y eliminar los desechos de las células del cerebro. Cuando falla el flujo sanguíneo a una parte del cerebro, su función se interrumpirá gravemente y el tejido podría incluso destruirse.

¿Qué causa el accidente cerebrovascular en los gatos?

Hay varias causas posibles de accidentes cerebrovasculares en gatos, entre las que se incluyen las siguientes:

Síntomas del accidente cerebrovascular en gatos

Los síntomas del accidente cerebrovascular de tu gato dependerán del lugar del cerebro en que se produzca, de la cantidad de tejido cerebral afectado y de la gravedad de los efectos. Algunos síntomas a los que debes estar atento incluyen:

  • Dar vueltas en círculos
  • Presionar la cabeza contra objetos
  • Marcha inusual al caminar (a veces afecta a un solo lado del cuerpo)
  • Debilidad o inestabilidad
  • Inclinación de la cabeza
  • Movimientos oculares anormales
  • Tamaños desiguales de las pupilas
  • Coma
  • Convulsiones
  • En casos extremos, la muerte

Muchos de estos síntomas de accidente cerebrovascular en gatos no son específicos de esta afección y pueden indicar otras enfermedades, por lo que es importante que consultes con un veterinario. En particular, la “enfermedad vestibular” puede causar algunos de estos síntomas: inclinación de la cabeza y pérdida del equilibrio de un lado, así como movimientos oculares rápidos. El veterinario evaluará a tu gato y te podrá aconsejar sobre la mejor manera de diagnosticar y tratar a tu mascota.

Diagnóstico del accidente cerebrovascular en gatos

Una vez que tu gato esté en el veterinario, te preguntarán sobre los antecedentes médicos y síntomas que ayudarán al veterinario a diagnosticar la causa del accidente cerebrovascular. Si el accidente cerebrovascular es el resultado de un traumatismo, es posible que estas lesiones también se deban tratar.

El veterinario realizará un examen físico completo donde se revisarán lesiones, aumento del tamaño de los órganos y cualquier otro síntoma. También es posible que se necesiten análisis de sangre para evaluar el estado del gato e identificar cualquier causa preexistente.

Si se sospecha de problemas renales o hepáticos, se pueden realizar más pruebas en la orina. Se puede tomar una muestra de materia fecal si se cree que los parásitos son la causa, se pueden revisar los niveles de tiroides para detectar trastornos hormonales, y el veterinario puede recomendar una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética para controlar el cerebro y evaluar los vasos sanguíneos comprometidos.

Tratamiento de accidente cerebrovascular en gatos

Es posible que tu gato deba quedarse en la veterinaria durante la noche para comprobar que no se produzca un segundo accidente cerebrovascular. Durante este tiempo, es posible que necesite recibir líquidos intravenosos y asistencia de soporte para favorecer la curación.

El veterinario también deberá tratar la causa preexistente del accidente cerebrovascular de tu gato para tratar de evitar que vuelva a suceder. En algunos casos, pueden ser necesarios tratamientos o medicamentos de por vida (sobre todo en el caso de cardiopatías, hipertiroidismo o diabetes).

Además, puede ser necesario realiza fisioterapia. El veterinario te aconsejará si esto es necesario y te sugerirá ejercicios para ayudar a mejorar el movimiento de tu felino.

La buena noticia es que si tu gato recibe un tratamiento rápido (en las primeras 24 horas), es probable que se recupere por completo en unas pocas semanas. Sin embargo, dependiendo de la causa, puede estar en riesgo de sufrir otro accidente cerebrovascular en el futuro.

Prevención de accidente cerebrovascular en gatos

Los accidentes cerebrovasculares en gatos no siempre se pueden prevenir, especialmente cuando ocurren debido a problemas preexistentes de salud, pero hay varias cosas que puedes hacer para prevenir accidentes cerebrovasculares causados por factores externos. Por ejemplo, siempre debes asegurarte de que las sustancias peligrosas estén fuera del alcance de tu gato dentro del hogar y de mantener a tu mascota al día con tratamientos antiparasitarios para protegerla contra una infección parasitaria. Si llevas a tu gato al veterinario para realizar controles de salud habituales, podrás identificar y controlar cualquier afección de salud para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Esa es nuestra guía para los accidentes cerebrovasculares en gatos y los síntomas a los que debes prestar atención. ¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Obtén consejos de nuestros expertos con nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

Gato que está recostado
<p>La enfermedad hepática en los gatos es una afección bastante común que se puede tratar de manera efectiva cuando se la detecta temprano. Obtén más información sobre los síntomas de la enfermedad hepática en los gatos, el tratamiento y más.</p>
Una mujer con un gato
Red cat