Adopción y cuidado de un gato sordo, ciego o con necesidades especiales

Ultima Actualización: 8/3/2024Entre 2 y 4 minutos
Gato negro con necesidades especiales

Ciertamente un gato con necesidades especiales presenta desafíos distintos a los gatos sin este tipo de necesidades. Sin embargo, para algunos propietarios de mascotas, estos desafíos son una oportunidad para establecer un vínculo único con su compañero felino.

También te sorprenderá saber que, según la afección específica, los gatos con necesidades especiales pueden no requerir mucha ayuda.

Además de las cosas habituales que debes hacer al adoptar un gato, tales como elegir el alimento para gatos, puede que solo debas hacer pocos ajustes en el entorno hogareño.

Ya sea para cuidar de gatos ciegos o alojar a una mascota con solo tres patas, convivir con felinos con discapacidades o afecciones de salud puede ser una experiencia especial y gratificante.

Esto es lo que debes saber sobre proporcionar cuidado.

Cuidado de gatos con necesidades especiales

Si deseas adoptar una mascota y has creado un vínculo con un gato con necesidades especiales, averigua qué necesitas para cuidar bien de él.

Según su discapacidad específica, puede que requiera muy poco de ti. Otras condiciones pueden demandar una adaptación mayor.

Además de dar mucho amor y ayuda, asegúrate de contar con el apoyo logístico y financiero necesario.

Habla con un veterinario para averiguar qué puedes esperar.

También debes saber que hay productos para gatos discapacitados que pueden facilitarles la vida a ti y a tu mascota. Por ejemplo, los gatos ciegos pueden beneficiarse y disfrutar de un juguete de alimentación que hace sonidos.

Para los felinos con extremidades posteriores paralizadas, hay carritos adaptados que pueden hacer que caminar sea menos difícil. El gato se sienta en un cabestrillo conectado al carrito, donde apoya su extremo posterior. Para desplazarse, hace girar el carrito con las patas delanteras.

Atender las necesidades de cuidado de gatos ciegos

Adoptar un gato ciego puede ser más fácil de lo que piensas, ya que los gatos ya dependen de otros sentidos de todas maneras.

A veces, los dueños de gatos no se dan cuenta de que su gatito es ciego por un tiempo, ya que comportamientos como chocarse con objetos o tener problemas para localizar cosas pueden parecer propios de un gatito.

Cuando se trata de cuidar a un gato ciego, considera mantener los distintos objetos, como los platos de comida, los recipientes de agua y las cajas de arena, en el mismo lugar y eliminar las posibles barreras a su alrededor. De esta manera, tu mascota puede confiar en su memoria para encontrar lo que necesita.

Otras cosas que puedes hacer para cuidar a tu gato ciego:

· Agregar una campana a los collares de tus otras mascotas

· Utilizar marcadores táctiles en toda tu casa, como una alfombra texturada debajo de los recipientes de comida y agua

· Proporcionar juguetes interactivos que fomenten el uso de otros sentidos

Cómo cuidar a un gato sordo

Si te preguntas cómo cuidar a un gato sordo, recuerda que aún así puede seguir analizando tu lenguaje corporal y confiar en los otros sentidos, como la vista y el tacto, para comprender el entorno hogareño.

Para fines de seguridad, lo mejor es mantener a tu gato sordo dentro de casa. De lo contrario, puede ser más vulnerable a situaciones peligrosas y amenazas, como los vehículos en la calle.

También debes evitar sobresaltarlos. Cuando cuides a un gato sordo, debes anunciar tu presencia cuando sea necesario si no puede verte. Si haces palmas con las manos o golpeas el piso, tu mascota sentirá las vibraciones y sabrá que estás cerca.

En cuanto al entrenamiento, las indicaciones visuales y las señas con las manos serán útiles. Algunos gatos sordos incluso han sido entrenados para comprender el lenguaje de señas.

Aunque no puedan oír, los gatos sordos pueden llevar una vida normal y saludable.

Cuidar de un gato con una deformidad física

La deformidad física más frecuente en los gatos es la falta de una extremidad.

Afortunadamente, de muchas maneras, las vidas de los felinos con tres patas pueden ser similares a las de otros gatos. Incluso si les falta una extremidad, los felinos pueden tener un impresionante sentido del equilibrio.

El mayor desafío con un gato como este es mantener un peso saludable para no sobrecargar sus articulaciones. Minimizar el riesgo de artritis es especialmente importante para nuestros amigos de tres patas, por lo que es importante atender sus necesidades nutricionales. Pregúntale a tu veterinario si existen requisitos alimenticios especiales.

Mantener a su mascota dentro de casa, lejos de posibles peligros, también es una buena idea. En el interior, bloquea las áreas que pueden ser peligrosas para desplazarse, como las escaleras.

Cuidado de gatos con necesidades especiales: otras afecciones

Problemas cardíacos

Algunos gatos tienen una predisposición genética a los problemas cardíacos, como una miocardiopatía.

La edad de inicio varía en gran medida. Si tu gato presenta problemas cardíacos a una edad temprana, puedes ayudarlo a vivir una vida plena y saludable.

Para que las cosas sean más cómodas y minimicen el estrés, puedes proporcionarle un espacio tranquilo y seguro en tu hogar, lejos de otras mascotas y niños.

Por supuesto, asegúrate de consultar con tu veterinario con frecuencia.

Virus de inmunodeficiencia felina (VIF)

De manera similar al virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el VIF ataca el sistema inmunitario de los gatos. Esto los hace más propensos a otras infecciones.

El VIF es de acción lenta, por lo que los síntomas pueden tardar años en aparecer. Si tu gato tiene VIF, puedes ayudarlo de muchas maneras, antes y después de que la enfermedad se apodere de él.

Mantén a tu gato en interiores para minimizar el estrés y la exposición a otras enfermedades, y asegúrate de esterilizarlo. En un gato infectado, es posible que la enfermedad permanezca inactiva para siempre, pero toma nota de todos los cambios en su salud y comportamiento y consulta a un veterinario periódicamente.

Otra nota importante: Aunque los gatos no pueden contagiar VIF a los seres humanos, la enfermedad sí es contagiosa entre los felinos. Si ya tienes gatos saludables en tu hogar, considera mantenerlos separados o analizar otras opciones de adopción.

Adoptar un gato con necesidades especiales es una experiencia única y satisfactoria. Recuerda, ya sea para cuidar de gatos ciegos o de gatos sordos, tu veterinario puede responder cualquier pregunta sobre cómo apoyar a tu mascota.

Para obtener más consejos sobre salud de parte de nuestros expertos, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Un gato y su dueño trayendo un gato nuevo a casa
<p>Llevar un gato nuevo a tu casa Llevar un gato nuevo a casa puede ser un desafío. Sigue estos consejos de cuidado para que tu gato pueda adaptarse más fácilmente a tu hogar y a otros gatos.</p>
una mujer con un gato
Una mujer sosteniendo a un gato