Llevar un nuevo gato a tu casa

La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Por La Dra. Ragen T.S. McGowan, PhD
Ultima Actualización: 14/7/2023Entre 2 y 4 minutos
Un gato y su dueño trayendo un gato nuevo a casa

Llevar un nuevo gato a tu casa es emocionante. Ya sea que quiera acurrucarse o necesite tiempo para adaptarse, estás a punto de comenzar una relación que puede ser larga y satisfactoria.

Ten en cuenta que mudarse a tu hogar es un asunto importante para tu gato. Puede haber personas, mascotas, espacios y rutinas nuevos; es mucho que manejar.

Estos son algunos consejos importantes si quieres garantizar una transición fluida para tu nuevo amigo felino.

Créale coherencia y un sentido de familiaridad

Cuando lleves un gato nuevo a casa, ayúdalo a adaptarse a su entorno. Para ello, mantiene cierta consistencia y familiaridad. Ya sea que venga de una residencia, refugio o de otro lugar, traer pertenencias de la vieja casa, como una manta o un juguete, proporciona un aroma familiar y relajante.

Además, sigue dándole el mismo alimento balanceado que come, al menos hasta que tenga la oportunidad de asentarse y siga y mantenga una rutina coherente de alimentación.

Dale una habitación propia

Si tienes espacio, proporciona a tu nuevo gato una habitación lejos de otras mascotas y personas. De esta manera, puede explorar con comodidad una zona pequeña antes de conocer la casa más grande.

Ponle una caja de arena, alimento, agua, juguetes, cama y un escondite para mantenerlo acompañado. Puedes agregar un rascador sin usar también, ya que rascar es una actividad calmante para los gatos.

Si descubres que tu gato o gatito nuevo no está comiendo mucho durante los primeros días, intenta darle un alimento que sea sabrosa para los felinos, como pescado enlatado.

Conózcanse el uno al otro

Uno de los beneficios de llevar un gato nuevo a tu hogar es la oportunidad de unirse. Dedícale mucho tiempo durante el día para que se acostumbre a tu voz y a tu olor.

Siéntate en el piso y déjalo investigar, pero trata de visitarlo poco durante los primeros días para evitar la sobreestimulación. Con un gato tímido, igual puedes visitar su habitación para hablar con él suavemente. Sé paciente y no lo fuerces si no desea interactuar.

Deja que tu gato explore el hogar

Después de que tu gato se sienta más cómodo a tu alrededor, es hora de dejar que salga de su habitación.

Aliéntalo suavemente a recorrer la casa con cuidado. Demasiados espacios nuevos pueden resultar abrumadores. Por ahora, mantén algunas puertas cerradas mientras se orienta. Después de un poco de tiempo, puedes abrir más habitaciones.

Deja lentamente que tu gato conozca a toda la familia

Una vez que tu gato se ha ajustado a la vida en su nuevo hogar, pasen mucho tiempo juntos. También es buena idea darle a tu gato trozos de una toalla o camiseta de cada miembro de la familia para que empiece a conocer el olor de cada persona.

Enseña a tus hijos sobre los gatos

Si es el primer gato que llevas a tu casa, prepara a tus hijos para el cambio. Habla con ellos acerca de cómo se debe tratar a un gato y, a continuación, predica con el ejemplo. Háblale con calma y tócalo con suavidad cuando lo manipules e indica a tus hijos que hagan lo mismo.

Explica que a los gatos no siempre les gusta que los aprieten o abracen. Asimismo, recuérdales que la mejor forma de acariciar a la nueva mascota es despacio y sin prisas. Si tienes niños pequeños, supervisa todas las interacciones con el gato.

Presenta tu nuevo gato a otras mascotas con cuidado

Llevar un gatito nuevo a casa puede hacer que tus otros gatos o perros se vuelvan territoriales. Si quieres que tus mascotas sean mejores amigos (o, como mínimo, se toleren entre sí), es importante integrarlas gradualmente y supervisar la presentación inicial.

Cambia los aromas

Mientras mantienes a tu nuevo gato en su propia habitación, brinda a las otras mascotas un elemento con el aroma del nuevo felino, y viceversa. Luego, puedes generar interacciones por la puerta y ofrecer bocadillos para establecer asociaciones positivas entre las mascotas.

Déjalos reunirse bajo supervisión cercana

Después de compartir los aromas, coloca a tus mascotas en la misma habitación, pero mantenlas alejadas. (Para presentarlo ante perros, mantén al canino con correa mientras sostienes al gato o mientras está en un transportín). Una vez que tus amigos peludos puedan estar en el mismo espacio sin mostrar signos de miedo o agresión, déjalos acercarse.

Obtén más consejos de nuestros expertos para mantener a tu gato seguro y cómodo en casa. También puedes visitar nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Una mujer sosteniendo a un gato
<p>Los gatos en sesiones de terapia pueden ayudar a pacientes con depresión, Alzheimer y otras afecciones. Obtén más información sobre los gatos de terapia y su rol en las sesiones de terapia asistida por animales.</p>
una mujer con un gato
Un gato con una mujer