¿Tu perro tira de la correa? Cómo enseñarle a tu perro a caminar con correa

gato gris y perro blanco y negro
Por Equipo de expertos en mascotas
Ultima Actualización: 8/3/2024Entre 2 y 4 minutos
Perro tirando de la correa

Una relación fuerte y sana con tu perro empieza por un entrenamiento adecuado. Descubre cómo puedes tratar los problemas de comportamiento y mejorar tu relación con los consejos de los expertos en comportamiento de mascotas de Purina.

Tirones de correa

Tu perro tiene que aprender a llevar correctamente la correa. Al principio, se emocionará (habrá mucho para ver y oler) y, probablemente, tirará de la correa. Tiene que entender tus expectativas.

El equipamiento adecuado es el primer paso, y hay muchas opciones que puedes probar. A algunos perros les va bien un collar de hebilla normal y una correa, mientras que otros responden mejor a un collar de cabestro o un arnés, que proporcionan más control.

Entrenar a tu perro para que camine con correa sin tirar requiere práctica. Tu perro debe aprender que, si tira de la correa, dejarás de pasearlo de inmediato.

Cuando deje de tirar, prémialo con un bocadillo y recuérdale lo buen perro que es. Luego, retoma el paseo. Si tira, repite la secuencia.

Si eres constante, tu perro aprenderá que, si quiere avanzar, debe caminar con la correa suelta. Las primeras veces que practiques pasear a tu perro con la correa suelta puede que no lleguen muy lejos, pero es mejor empezar despacio y hacer avances firmes.

Hacer sus necesidades donde no debe

Si de repente tu perro hace sus necesidades donde no debe, consulta primero al veterinario. Existen varias razones relacionadas con la salud o el comportamiento por las que esto puede suceder, como la ansiedad por separación, una infección de la vejiga, parásitos intestinales o un deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Incluso los perros bien entrenados suelen tener accidentes o van a lugares donde no deben. Limpia el área con un neutralizador de olores de mascotas para que tu perro no se sienta tentado de repetir su error. Te presentamos algunos consejos para prevenir accidentes:

  • Evita realizar cambios repentinos en la alimentación de tu perro.
  • Evita darle a tu perro bocadillos muy tarde por la noche.
  • Asegúrate de pasar suficiente tiempo al aire libre.
  • Cíñete a un horario habitual.

Ladridos excesivos

El ladrido es un comportamiento natural. Sin embargo, algunos perros ladran en exceso. Esto puede deberse a la ansiedad por separación o la soledad. Si, de repente, tu perro empieza a ladrar en exceso, consulta al veterinario para descartar causas médicas.

Si tu perro ladra cuando no estás, el entrenamiento en jaulas puede proporcionarle un espacio seguro y reconfortante que lo ayudará a calmar este comportamiento.

Si ladra mientras estás en casa, dile “no” con firmeza y recompénsalo con elogios cuando deje de hacerlo. Redirige su comportamiento. Para ello, ofrécele alternativas, como juguetes o juguetes dispensadores de alimento.

Recuerda que las medidas para disuadir a tu perro de ladrar debes tomarlas mientras ladra, ya que, si lo haces después, lo confundirás. Usa una voz fuerte y firme, pero evita gritar.

Masticar

Masticar es normal para los perros, siempre y cuando no sea peligroso ni destructivo. Tu perro podría masticar por muchas razones; la principal es por diversión.

Los perros también mastican para liberar la energía acumulada, aliviar el estrés o durante la dentición (en el caso de los cachorros más jóvenes). Si tu perro mastica algo prohibido, dile “no” o “ey” en voz baja. Regálale de inmediato un juguete seguro para masticar y elógialo por su buen comportamiento.

Recuerda darle a tu perro bocadillos o juguetes masticables en lugar de artículos domésticos, como zapatos viejos, ya que esto podría alentarlo también a masticar zapatos nuevos.

Cavar

Cavar es un comportamiento normal en los perros, y a muchos les gusta hacerlo. En algunas razas, el impulso de cavar es muy fuerte.

Los terriers, por ejemplo, son conocidos por sus habilidades excavadoras. “Terrier” significa “madriguera” en francés. Estas razas se desarrollaron para cazar alimañas en sus madrigueras.

Si a tu perro le gusta escarbar, considera la posibilidad de proporcionarle una zona para hacerlo. Si se limita a escarbar en esta zona, elógialo y recompénsalo con atención o un bocadillo; si lo encuentras escarbando en otro lugar, un “no” firme suele ser suficiente para disuadirlo.

Llévalo al lugar designado y dile que escarbe, y elógialo si lo hace. Si lo repite a menudo, es probable que asocie su impulso de escarbar con el lugar que elegiste.

Durante los meses de verano, a algunos perros les gusta escarbar un pozo para acostarse y mantenerse frescos. Si tu perro lo hace, intenta proporcionarle un lugar fresco en el patio para que descanse durante el día, con una fuente de sombra y agua fresca cerca.

Algunos perros son unos artistas del escape. Escarbarán bajo la cerca para salir del jardín. Lo ideal es que la cerca quede bien ajustada al suelo o enterrada unas pulgadas para evitar que el perro se arrastre o escarbe por debajo.

Vigilancia de recursos

No es raro que los perros guarden objetos, como comida, juguetes o bocadillos. Se cree que este comportamiento es un traspaso de sus ancestros salvajes que tuvieron que proteger sus recursos para sobrevivir.

Sin embargo, esto puede provocar incidentes desafortunados en un hogar. Mediante la práctica de compartir juguetes o bocadillos, se puede entrenar a los cachorros para que “compartan” sus recursos con las personas.

Cuando tu cachorro juegue con un juguete, muéstrale un bocadillo. Es probable que suelte el juguete y quiera agarrar el bocadillo. Cuando lo haga, quítale el juguete.

Cuando termine con el bocadillo, pídele que se siente y devuélvele el juguete. Repítelo varias veces y, con el tiempo, aprenderá que compartir es divertido.

Si tu perro es adulto y tiende a vigilar su comida o sus juguetes, pide ayuda a un conductista canino. Es más difícil enseñar a un perro adulto a compartir, y probablemente sea necesario implementar un programa personalizado de modificación del comportamiento.

Si tu perro guardián de recursos vive con otros perros, deberás separarlo de ellos a la hora de comer o cuando haya juguetes. Asegúrate también de que las personas de la casa, y más concretamente los niños, están a salvo y no corren peligro.

Cuando tu perro se comporta mal, comprenderlo es la clave

Esperamos que esta guía te ayude a comprender y mejorar el comportamiento de tu perro, así como tu relación con él. Para obtener más consejos de los expertos de Purina, visita nuestra página con información sobre mascotas.

Artículos relacionados

Perros escarbando
<p>¿Tu perro hace agujeros en el césped? Descubre por qué lo hace y cómo frenar este comportamiento negativo antes de que se convierta en un hábito.</p>
Persona en un muelle con su perro
Persona haciendo senderismo con su perro