¿Qué es exactamente el microbioma intestinal?

Ultima Actualización: 25/12/2023Entre 2 y 4 minutos
the owner strokes the cat's belly

Desde la digestión hasta la inmunidad, la salud intestinal de tu gato desempeña un papel fundamental en su felicidad y salud general. A continuación, te ofrecemos ocho consejos sencillos y eficaces que te ayudarán a cuidar la salud intestinal de tu gato.

¿Qué es exactamente el microbioma intestinal?

Como parte del sistema digestivo, el microbioma intestinal es un ecosistema dinámico que contiene una colección de microorganismos microscópicos que viven dentro del cuerpo de tu gato, junto con sus genes y metabolitos. Estos pueden ser bacterias, virus, hongos o protozoos, y desempeñan un papel fundamental en la salud de tu gato.

¿Cuándo se desarrolla el microbioma de un gato?

Los gatos, así como otras mascotas, no nacen con un microbioma, pero comenzarán a desarrollarlo inmediatamente después de nacer, y el microbioma de cada gato será único para él. A medida que avanzan por la vida, jugando y aprovechándola al máximo, también desarrollarán y modificarán su microbioma en función de todas las cosas con las que entren en contacto, como su entorno, su alimentación e incluso las personas que los rodean.

¿Por qué es importante apoyar la salud intestinal de los gatos?

La buena salud intestinal de los gatos puede ayudar a maximizar la absorción de nutrientes y favorece las heces de buena calidad. Un intestino sano también aporta muchos otros beneficios, como un mayor apoyo al sistema inmunitario, lo que puede ayudar a minimizar la probabilidad de contraer enfermedades.

Tener un microbioma intestinal saludable es importante para la salud digestiva. Las células que recubren el intestino grueso absorben la mayor parte de su energía de los nutrientes que genera el microbioma a medida que descompone los alimentos.

Causas comunes de los problemas de salud intestinal de los gatos

Hay varias cosas que pueden alterar el microbioma de los gatos, entre ellas:

  • Cambios en la dieta
  • Antibióticos u otros medicamentos
  • Estrés
  • Agentes infecciosos, como las bacterias que se contagian de otros animales o cuando están al aire libre

Si tu gato padece un microbioma desequilibrado, esto puede provocar los siguientes síntomas:

  • Inflamación excesiva
  • Pedos o flatulencias
  • Diarrea o estreñimiento
  • Un sistema inmunitario debilitado

Es fundamental comprender que la salud intestinal de un gato se ve afectada por su entorno, lo que también puede influir en sus niveles de estrés y puede provocar enfermedades. Por eso es importante conocer el funcionamiento del microbioma de tu gato, para poder ayudarlo a mantener un equilibrio intestinal saludable.

¿Por qué se enferma mi gato cuando hay un desequilibrio en el microbioma?

Tu gato es un maestro del equilibrio, pero puede que necesite un poco de tu ayuda para mantener su microbioma intestinal equilibrado. Un microbioma intestinal equilibrado contribuye a una buena digestión y a un sistema inmunitario saludable. Además, según las investigaciones, un microbioma equilibrado en los gatos podría, incluso, aumentar la serotonina, lo que hace que tu amigo peludo se sienta de maravilla. 

En un gato sano, las bacterias “buenas” y “malas” del intestino coexisten y se equilibran mutuamente. Si se altera ese equilibrio, las bacterias “malas” pueden provocar efectos adversos, como posibles infecciones o una mayor vulnerabilidad a ellas, diarrea o estreñimiento, e incluso problemas cutáneos. 

Para ayudar a prevenir esto, es importante conocer los factores desencadenantes, por lo que a continuación se indican algunos factores que pueden causar un desequilibrio del microbioma en el intestino de tu gato:

  • Cambio repentino en la dieta
  • Estrés
  • Dieta desequilibrada
  • Antibióticos
  • Problemas intestinales subyacentes

Ocho maneras de cuidar la salud intestinal de tu gato

Cuando fortaleces el sistema digestivo y el microbioma de tu gato, también contribuyes a reforzar su inmunidad. Se descubrió que el 70 % de las células inmunitarias de los gatos se encuentran dentro de su sistema digestivo, por lo que un microbioma intestinal que funcione correctamente es esencial para la buena salud de tu gatito.

1. Una dieta equilibrada

Una dieta bien equilibrada y adecuada para el metabolismo de tu gato es una excelente manera de mejorar su salud intestinal. La dieta de tu gato es una parte importante de su salud. Por lo tanto, elegir una dieta que satisfaga sus necesidades es fundamental. Elegir un alimento especialmente formulado para apoyar el microbioma de tu gato puede ser de gran ayuda. Se ha demostrado que el consumo de lactobacilos tratados con calor ayuda a favorecer la producción natural de anticuerpos en el tracto intestinal de tu gato, mientras que los ácidos grasos omega-6, y otros nutrientes seleccionados, ayudan a mantener una piel sana y un pelaje radiante.

Es importante asegurarse de que su alimentación contenga todos los ingredientes adecuados con los nutrientes necesarios para favorecer el microbioma. En general, su dieta debe ser rica en proteínas y debe contener fibras, prebióticos, cereales integrales y, además, proteínas animales de alta calidad que ayuden a la digestibilidad.

Por el contrario, una dieta desequilibrada puede ser perjudicial para la salud intestinal de tu gato. Evita todos los alimentos que puedan ser tóxicos para los gatos (como el ajo, el chocolate o el aguacate), que supongan un riesgo para la salud (p. ej., la carne cruda) o que puedan provocar un aumento de peso (p. ej., los alimentos humanos ricos en grasas).

2. Prebióticos

Los prebióticos son fibras alimenticias solubles que se utilizan para promover el crecimiento de bacterias intestinales saludables en los gatos. A pesar de que algunos alimentos contienen estos ingredientes de forma natural, muchos dueños de gatos complementan la dieta de sus felinos con prebióticos. Sin embargo, si decides introducir prebióticos adicionales en la dieta de tu gato, hazlo de forma lenta y gradual.

3. Evita los antibióticos cuando sea posible

Es mejor intentar usar antibióticos solo cuando sea necesario. Aunque son imprescindibles cuando se quiere tratar una infección, los antibióticos también pueden matar tanto las bacterias dañinas como las beneficiosas del tracto intestinal de tu gato, lo que altera el microbioma y puede provocar diarrea. Si es absolutamente necesario utilizarlos, procura suministrar también un probiótico para ayudar a mantener el microbioma intestinal.

4. Aseo

¡A nuestros gatos les encanta que los consientan! Aprovecha esto al máximo y cepíllalos regularmente: no solo te encantará escucharlos ronronear, sino que, cuando los cepillas, también ayudarás a evitar que ingieran grandes cantidades de pelo, lo que puede provocar estreñimiento y afectar su salud intestinal.

5. Buena higiene bucal

Mantener una buena higiene bucal también es sumamente importante para un sistema inmunitario saludable. Cuando se descuida este aspecto, las bacterias dañinas pueden multiplicarse en la boca del gato y pasar al torrente sanguíneo, donde pueden tener consecuencias negativas para la salud de múltiples órganos del cuerpo del gato.

6. En sus marcas… ¿Listos? ¡A jugar!

Hacer ejercicio tiene muchos beneficios. No solo estimula el intestino de tu gato, lo que es útil para que vaya al baño con regularidad, sino que también te ayuda a controlar su peso y sus niveles de estrés.

Estimula mental y físicamente a tu gato para mantenerlo activo. Mantener a tu gato entretenido mejorará su estado de ánimo y reducirá el estrés, que es un factor que puede influir en su microbioma intestinal. Ofrécele nuevos juguetes con los que jugar, enséñale trucos o salgan a pasear juntos para que experimente su entorno y no se aburra. Para conocer más formas de estimular a tu gato con el juego, descarga la aplicación myPurina.

Proporciona a tu gato 20 minutos diarios de ejercicio. Los gatos suelen jugar en breves intervalos de dos minutos. Estas miniexplosiones de energía aumentan el nivel de energía de tu mascota, a la vez que te ayudan a estrechar lazos a través del juego.

7. Tómatelo con calma

Los gatos son especialmente sensibles a los cambios y las modificaciones en su dieta. En caso de tener que cambiar el alimento de tu mascota, se recomienda hacerlo gradualmente, durante 7 a 10 días. Esto permitirá que el intestino de tu gato se acostumbre a la nueva dieta y minimizará el impacto sobre su salud intestinal.

8. Estimula a tu gato a beber más agua

Nuestros felinos, sobre todo los que se alimentan exclusivamente de comida seca, pueden beneficiarse de una ingesta adicional de líquidos: como proceden del desierto, han mantenido este hábito. La falta de una ingesta de suficiente agua puede provocar riesgos para la salud que repercuten en la salud intestinal de tu gato.

Para estimular a tu gato a que beba agua con más regularidad, coloca recipientes con agua en distintos lugares de tu casa, pero recuerda mantenerlos lejos de la caja de arena de tu mascota. El agua debe estar fresca y cambiarse a diario. Algunos gatos prefieren el agua corriente y les encantará beber de un grifo abierto o de una fuente.

Además, recuerda vigilar las heces, el pelaje y el comportamiento de tu mascota. Los gatos no expresan el malestar y el dolor como los humanos, y tienden a esconderse cuando no se sienten bien. Presta atención a cualquier cambio sutil en su rutina y no dudes en acudir al veterinario siempre que tengas dudas sobre el bienestar de tu mascota.

En pocas palabras, para mejorar la salud intestinal de tu gato, da prioridad a una dieta equilibrada y altamente digestible, al cepillado regular, el juego y el ejercicio, a una transición gradual si introduces una nueva dieta y a suficiente agua.

Si tienes alguna duda o si tu gato muestra algún síntoma que pueda ser preocupante, lo mejor es que te comuniques con tu veterinario de confianza y le pidas una cita. Tu veterinario podrá ofrecerte consejos y tratamientos para que tu amigo felino vuelva a ser el de siempre.

Ahora que sabes todo sobre la salud intestinal de tu gato y cómo funciona su microbioma, te resultará más fácil cuidar su salud digestiva y asegurarte de que tenga la mejor calidad de vida posible. Solo te queda disfrutar al máximo de su tiempo juntos.

Para obtener más consejos de los expertos de Purina sobre la digestión de los gatos, revisa nuestros otros artículos sobre la digestión de los gatos. Además, echa un vistazo a la variedad de alimentos para gatos Purina ONE, especialmente formulados para un microbioma equilibrado.

Artículos relacionados

Dueño acariciándole suavemente el lomo a su gato mientras este descansa a gusto
<p>Conoce cómo funciona el sistema digestivo de los gatos con los expertos de Purina. Lee acerca de cuánto tiempo lleva la digestión y cómo puede contribuir a la salud digestiva de tu gato.</p>
gato saliendo de la caja de arena
young girl playing with a small cat