Papilomas cutáneos en gatos: cómo identificarlos y tratarlos

Ultima Actualización: 4/12/2023Entre 2 y 4 minutos
un gato a los pies de una persona mirando hacia arriba

Tú y tu gatito están listos para pasar un tiempo de calidad. Tu gato está ronroneando mientras le acaricias las orejas cuando sientes un bulto en su pelaje. Le apartas el pelo para verlo mejor y notas un pequeño bulto, quizás de color rojo, en la piel de tu gato. ¿Es algo por lo que debes preocuparte?

Si bien encontrar un bulto extraño en la piel de tu mascota es alarmante, si acudes a tu veterinario para que lo revise podrás determinar si hay algún motivo para preocuparte. ¿Los gatos pueden tener papilomas cutáneos? Sí, los papilomas cutáneos pueden aparecer en los gatos, aunque con menos frecuencia que en los perros.

¿Qué son los papilomas cutáneos? ¿Pueden padecerlos los gatos?

Un papiloma cutáneo en gatos es una pequeña masa carnosa benigna de piel compuesta de tejido conjuntivo. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo de tu gato. Por lo general, son de color carne y pueden aparecer como un bulto pequeño. Algunos papilomas cutáneos pueden colgar ligeramente. Por lo general, los papilomas cutáneos en gatos se mantienen del mismo tamaño, aunque pueden crecer.

Debido a que otras afecciones cutáneas, como quistes, verrugas o tumores de mastocitomas (Mast Cell Tumors, MCT) pueden causar crecimientos en la piel de tu gato, e incluso las garrapatas puede parecer un crecimiento en la piel, es importante que tu veterinario revise cualquier cosa inusual en la piel de tu gato.

Los quistes son una masa cutánea benigna que generalmente se forma alrededor de un folículo piloso. Estos pueden estar llenos de queratina, una proteína producida por la piel. Es importante no apretarlos, ya que hacerlo puede irritar e inflamar la piel circundante.

¿Qué causa los papilomas cutáneos en los gatos?

Si bien no siempre sabemos la causa, los papilomas cutáneos generalmente ocurren en áreas de fricción, como por ejemplo, 

entre los pliegues de la piel o debajo de las axilas, las articulaciones de las piernas y el abdomen. Los gatos con sobrepeso pueden tener más áreas con fricción, lo que aumenta la probabilidad de que aparezcan marcas. A medida que los gatos envejecen, su piel se vuelve menos flexible y más suelta, lo que genera más fricción.

Tipos de papilomas cutáneos

Los papilomas cutáneos son bultos suaves y blandos. Pueden comenzar pequeños y crecer, mientras que otros se mantienen del mismo tamaño. Algunos papilomas se elevan ligeramente o cuelgan de un pedúnculo o tallo. ¿Se trata de un papiloma cutáneo o de algo más? Veamos otras cosas que pueden causar bultos en tu gato.

Pezones: Es posible que notes un bulto en el estómago de tu gato que parece un papiloma cutáneo. Si hay entre 3 y 4 marcas cutáneas iguales en el abdomen de tu gato, se trata de pezones, no de papilomas. Todos los mamíferos tienen pezones, ¡incluso los gatos machos!

Garrapatas: ¿Es un papiloma cutáneo o una garrapata? Si parece una marca negra en la piel de tu gato, puede tratarse de una garrapata. Pide a tu veterinario que revise minuciosamente el crecimiento para asegurarse de que no se trate de una garrapata incrustada. Si se trata de una garrapata incrustada, es mejor que la extraiga el veterinario.

Verrugas: Si bien son poco frecuentes en los gatos, las verrugas son provocadas por el virus del papiloma y se pueden contagiar mediante la ropa de cama y otros materiales de contacto. Por lo general, son planas y escamosas, y pueden ser contagiosas entre los gatos.

Los MTC:tumores de mastocitomas, también conocidos como MTC, son tumores cutáneos que pueden crecer o cambiar de forma y que normalmente aparecen en la cabeza o en el cuello del gato. El veterinario realizará pruebas para determinar el diagnóstico. La extirpación quirúrgica es el tratamiento de elección entre la mayoría de los veterinarios. Una biopsia de la masa puede determinar el tipo y el grado del mastocitoma.

Absceso: Un absceso es una llaga infectada, dolorosa y llena de pus, normalmente producto de una infección bacteriana provocada por una mordedura o un arañazo. Es probable que tu veterinario limpie y drene la herida y, luego, recete antibióticos o analgésicos.

Acné: Esto puede ser común entre los gatos, especialmente en el caso de los gatos que comen en platos de cerámica porosa o de plástico que pueden albergar bacterias. El acné aparecerá en forma de pequeños bultos y puntos negros en el mentón o en el rostro de tu gato. Es posible que tu veterinario recete un lavado o toallitas medicinales para limpiar la zona. Cambiar a platos de acero inoxidable o vidrio, así como hacer una limpieza diaria de los mismos, puede ser de gran ayuda.

Picaduras de insectos: Las mordeduras o picaduras de mosquitos, abejas o avispas pueden causar bultos o hinchazón en la piel de tu gato.

Qué hacer con los papilomas cutáneos de los gatos

Los papilomas cutáneos generalmente no son dañinos y, a menudo, los gatos ni siquiera saben que los tienen. 

Lo primero que debes hacer es que tu veterinario identifique el crecimiento de la piel. Una vez que el veterinario identifica el bulto o la protuberancia como un papiloma cutáneo, no tienes que hacer nada, salvo tener cuidado alrededor del papiloma cuando asees a tu gato.

Si los papilomas cutáneos interfieren en la calidad de vida de tu gato, es recomendable que las trate tu veterinario. Por ejemplo, si se encuentra alrededor de la boca y hace difícil que tu gato coma, o alrededor de los ojos e interfiere con su visión o está en un lugar donde podría engancharse con algo, es probable que lo mejor sea que tu veterinario lo extraiga.

¿Cuáles son los tratamientos para los papilomas cutáneos?

Por lo general, los papilomas cutáneos no requieren tratamiento. No intentes quitarlos tú mismo ni utilices en tu gato productos desarrollados para los papilomas cutáneos humanos. En lugar de eso, concurre al veterinario para que se encargue de eliminar cualquier papiloma cutáneo del gato. Si tu veterinario determina que es necesario extirpar el papiloma cutáneo, puede hacerlo a través de diversos métodos. Esto puede incluir la aplicación de un anestésico local si tu gato está despierto o ligeramente sedado. Tu veterinario determinará la mejor forma de extraerlo.

¿Puedes prevenir la aparición de papilomas cutáneos en tu gato?

Los papilomas cutáneos, los quistes y otros crecimientos benignos son difíciles de prevenir. Mantener la piel y el pelaje de tu gato en buenas condiciones comienza con una buena nutrición que incluye las proteínas, los ácidos grasos, los minerales y las vitaminas que tu gato necesita para sentirse lo mejor posible.

Los bultos y marcas inusuales en la piel de tu gato suelen asustar, por lo que acudir al veterinario para que haga un diagnóstico puede ayudar a aliviar parte de tu ansiedad.

¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Obtén consejos de nuestros expertos con nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

una mujer abrazando a su gato de color negro y marrón
<p>Evita las molestias producto de la picazón en la piel de tu gato. Conoce qué es una infección por levaduras, cómo detectar los signos y qué tratamiento seguir en caso de que tu gato la contraiga.</p>
adolescente acariciando a un gato naranja
young girl petting cat on the couch