Rinitis alérgica en gatos

Ultima Actualización: 29/1/2024Entre 2 y 4 minutos
Red cat

¿Sabías que los gatos y los seres humanos son igualmente vulnerables a la rinitis alérgica? Sin embargo, los síntomas pueden ser diferentes y tu gato puede sufrir esta alergia sin que te des cuenta.

Si presenta los efectos de la rinitis alérgica, como secreciones nasales, estornudos y picazón en los ojos, puede que te preguntes cómo puedes proteger a tu compañero felino de los desagradables síntomas de la rinitis alérgica en los gatos.

Sigue leyendo para obtener más información sobre la rinitis alérgica en los gatos y cómo puedes tratar las alergias de tu felino.

¿Qué es la rinitis alérgica en los gatos?

La rinitis alérgica en los gatos es una reacción alérgica al polen. Normalmente, el polen se ingiere por la boca y la nariz. También puede hacer contacto con los ojos y la garganta.

Si bien el polen de las flores es un desencadenante común, la rinitis alérgica en gatos también puede provenir del polen del césped y los árboles.

Las reacciones alérgicas ocurren cuando el sistema inmunitario reacciona en exceso a algo que percibe como una amenaza. La rinitis alérgica se produce cuando las partículas finas del polen ingresan a las vías respiratorias superiores y desencadenan esta respuesta inmune anormal.

Se liberan sustancias químicas como la histamina. Estas sustancias en exceso causan los síntomas de una reacción alérgica.

Síntomas de la rinitis alérgica en gatos

A menudo, los síntomas de la rinitis alérgica en gatos se manifiestan como picazón e irritación de la piel.

Los gatos con picazón tienden a acicalarse en exceso y a rascarse mucho. Esto puede causar irritación en la piel. Las áreas comúnmente afectadas incluyen las orejas, el trasero, las patas y el vientre.

Algunos de los signos de la rinitis alérgica de los gatos se asocian con mayor frecuencia a las pulgas, por lo que es buena idea descartar una infección por pulgas. Revisa el pelaje de tu gato para ver si hay excrementos de pulgas y asegúrate de que esté al día con los tratamientos contra las pulgas. Tu veterinario puede ayudarte.

Aunque es menos frecuente, algunos gatos pueden sufrir estornudos, sibilancias y tos debido a la rinitis alérgica. Estos síntomas pueden ser particularmente predominantes si tu gato también tiene asma.

¿Qué causa la rinitis alérgica en los gatos?

La rinitis alérgica puede ser causada por una sensibilidad a los mismos alérgenos en el aire que afectan a los seres humanos. La rinitis alérgica se reconoce en los gatos, ya que causa secreciones nasales, estornudos y dificultad para respirar.

Sin embargo, las alergias en los gatos se relacionan con más frecuencia con problemas gastrointestinales y cutáneos. Los gatos con alergia suelen tener mucha picazón, lo que hace que se rasquen y se acicalen excesivamente.

Esto provoca pérdida de pelaje, lesiones en la piel e infecciones secundarias de la piel. Algunas alergias alimentarias también pueden causar picazón, además de vómitos o diarrea.

A diferencia de las alergias alimentarias, la rinitis alérgica en los gatos suele ser estacional. Los síntomas empeoran cuando aumenta el recuento de polen.

Cómo tratar la rinitis alérgica en los gatos

Si crees que tu gato sufre de rinitis alérgica o cualquier otra alergia, la mejor opción es visitar al veterinario. Él puede hacer un diagnóstico formal y recomendar opciones de tratamiento en función de la gravedad de los síntomas de tu mascota.

Opciones de tratamiento para la rinitis alérgica de un gato

Antes de decidir un plan de tratamiento, es posible que tu veterinario desee investigar los síntomas de la rinitis alérgica de tu gato para obtener un diagnóstico preciso.

Algunos de los síntomas también pueden indicar otros problemas de salud subyacentes, por lo que deberán descartarse antes de decidir un tratamiento adecuado.

Tu veterinario puede recetarte un tratamiento diario con antihistamínicos, esteroides o inyecciones antialérgicas para el polen en el aire a fin de ayudar a controlar los síntomas.

Otra opción es bañarlo con champú formulado para piel con picazón. Esto puede eliminar el polen del pelaje, así como reducir la necesidad de que se rasque.

Consulta con tu veterinario antes de probar remedios caseros para la rinitis alérgica de tu gato. Esto garantizará que no empeores el problema accidentalmente.

Cómo tratar la picazón en la piel

La picazón en la piel es muy irritante e incómoda. Cualquier cosa que puedas hacer para aliviar la necesidad de tu gato de rascarse será muy apreciada por tu amigo felino; consulta a tu veterinario.

Prevención de la rinitis alérgica en los gatos

Aunque es imposible evitar por completo la rinitis alérgica en tu gato, puedes tomar medidas útiles.

Una de las tácticas de prevención más eficaces es mantener a tu gato en interiores con mayor frecuencia cuando hay mucho polen. Según el lugar donde vivas, esto puede suceder estacionalmente.

Puedes ayudar a reducir la cantidad de polen en el entorno interior de tu gato asegurándote de pasar la aspiradora y quitando el polvo con frecuencia. Limpiar sus camas, juguetes y cualquier estructura de escalada también ayuda. Además, cepillar a tu gato puede eliminar el polen de su pelaje.

¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Consulta nuestros artículos sobre la salud de los gatos para obtener orientación de nuestros expertos.

Artículos relacionados

Gato atigrado siendo acariciado mientras está acostado en el sofá
<p>Entender la ansiedad en los gatos puede ser un desafío, ya que los signos no siempre son evidentes. Lee acerca de las causas de la ansiedad en gatos, los síntomas y los consejos para el tratamiento.</p>
Gato que está recostado
Gato que está recostado