Sarpullido en gatos: causas , síntomas y tratamientos comunes

Ultima Actualización: 8/12/2023Entre 2 y 4 minutos
adolescente acariciando a un gato naranja

La piel es la primera línea de defensa de tu gato frente a cualquier elemento no deseado. Cuando la piel de un gato entra en contacto con irritantes y alérgenos, puede inflamarse, enrojecerse e irritarse y causar sarpullido o dermatitis de contacto. Los irritantes pueden provocar daños directos en la piel, mientras que un alérgeno produce una hipersensibilidad o respuesta alérgica que causa ronchas o urticaria.

¿Los gatos pueden sufrir sarpullidos? Aunque son poco frecuentes, los sarpullidos en la piel de los gatos pueden aparecer después de picaduras y mordeduras de insectos, contacto con sustancias alérgicas o irritantes, e incluso a partir de ciertos medicamentos.

Síntomas de sarpullido en la piel de los gatos

Con la dermatitis de contacto, la piel de tu gato puede mostrar signos de inflamación y enrojecimiento en la parte más delgada del pelaje del gato. Es posible que notes que tu gato presenta una erupción en el vientre o en el oído. Otros lugares donde los gatos suelen presentar sarpullido son los dedos de los pies, el mentón, el ano y la boca.

Esta afección es incómoda para tu gatito, y es posible que notes que se lame y se rasca excesivamente, lo que puede provocar una infección bacteriana secundaria. Es fundamental tratar la irritación cutánea original antes de que se infecte.

Entre los signos de que tu mascota puede estar experimentando sarpullido o dermatitis felina se encuentran los siguientes:

  • Picazón

  • Descamación

  • Enrojecimiento anormal

  • Engrosamiento de la piel

  • Cambios de color (aumento de la pigmentación)

  • Acumulación de aceite

  • Olor anormal

  • Caída del cabello

Si el problema llega a las capas más profundas de la piel, se puede producir secreción de líquido, dolor y descamación. 

Causas de sarpullido en los gatos

¿Por qué tu gato presenta sarpullido? Existen diversas causas para la dermatitis en los gatos, y puede ser difícil identificar el vínculo entre la exposición a una sustancia y la afección cutánea de tu gato.

En general, las causas de la dermatitis de contacto se dividen en dos categorías: irritante y alérgica. En los casos de las irritantes, cuando el gato se encuentra con una sustancia irritante, suele manifestar una respuesta inmediata. Entre los irritantes típicos se encuentran los siguientes:

  • Plantas

  • Jabones y detergentes

  • Fertilizantes

  • Astillas de cedro y mantillo

  • Productos de limpieza, ceras de piso (especialmente aquellas con aceite cítrico)

  • Medicamentos tópicos

  • Sal de carretera

  • Hiedra venenosa

  • Insecticidas 

  • Plástico 

  • Perfume

  • Sensibilidad al sol/calor

En los casos de dermatitis de contacto alérgica, esto ocurre con poca frecuencia en los gatos y generalmente son producto de una picadura o mordedura de un insecto, o por medicamentos. Tu gato también puede inhalar o ingerir una sustancia que haga que su sistema inmunológico reaccione en exceso y genere una respuesta alérgica. Existen tres causas principales para las alergias en la piel de los gatos que pueden causar lesiones cutáneas: 

  • Mordeduras de pulgas y alergias a pulgas

  • Alergias alimentarias

  • Alergias ambientales, como el polen, el moho y el polvo

Diagnóstico de un sarpullido cutáneo en gatos

Si notas una erupción en la piel de tu gato, llévalo al veterinario para que se le realice un examen completo y un diagnóstico. Debido a que muchos trastornos de la piel presentan signos y síntomas similares, puede ser difícil obtener un diagnóstico específico en una única visita. Lo más probable es que el veterinario quiera descartar el sarpullido por pulgas u otra infección parasitaria, como los piojos o los ácaros, con un examen y raspados de la piel. 

Un historial completo de tu gato ayudará al veterinario a realizar el diagnóstico adecuado. Prepárate para responder preguntas sobre:

  • Las actividades de tu gato 

  • Cuánto tiempo ha estado irritada la piel de tu gato

  • El comportamiento de tu gato, como lamerse, frotarse, rascarse o masticar su piel

  • Cómo empezó el problema y su progreso

  • La temporada en la que comenzó el problema

  • En qué parte del cuerpo de tu gato notaste por primera vez el problema

  • Cualquier tratamiento previo

  • El entorno de tu gato y cualquier cambio en dicho entorno

  • Cualquier signo adicional, como sed excesiva, cambios en el apetito y los niveles de energía, así como alteraciones en la respiración

Tratamiento del sarpullido en gatos

Una vez que tu veterinario realice el diagnóstico, te propondrá un plan de tratamiento. Según la afección, el tratamiento del sarpullido de tu gato puede incluir baños con champús medicinales y medicamentos orales, inyectables y tópicos que pueden incluir antibióticos, corticosteroides e insecticidas. 

Tu veterinario puede recomendar algunas de las siguientes soluciones:

Tratamientos para las alergias. Si la causa es una alergia cutánea leve, el veterinario puede prescribir un tratamiento tópico y, si es necesario, antihistamínicos sin receta para tratar el sarpullido y hacer que tu mascota se sienta mejor. Antes de administrar antihistamínicos a tu gato, consulta a tu veterinario para determinar el tipo y la dosis adecuados. Las alergias más graves pueden requerir una dieta nueva, medicamentos más extensos o incluso vacunas para la alergia.

Aseo. Cepillar a tu gato puede promover un pelaje saludable y reducir las bolas de pelo. Si tu gato tolera un baño, bañarse con champús especiales o medicados puede aliviar la irritación de la piel de tu mascota. Habla con tu veterinario sobre qué champús son apropiados para los gatos.

Medicamentos. Los medicamentos antipruriginosos y antiinflamatorios pueden ayudar en el caso de sarpullidos cutáneos graves o recurrentes. 

Una dieta modificada. Si tu gato experimenta problemas cutáneos persistentes, es posible que tu veterinario te sugiera una dieta formulada para fomentar el pelaje saludable de tu gato y ayudar a tu amigo peludo. Asegúrate de hacer la transición gradual de tu gato a los nuevos alimentos. 

Los tratamientos pueden implicar retirar a tu gato de su entorno, limitar su exposición al aire libre o administrar una prueba de parches. En caso de sospecha de alergia alimentaria, es posible que tu veterinario te recomiende una dieta nueva.

Sobre todo, evita tratar el sarpullido de tu gato con remedios caseros, ya que puedes empeorarlo involuntariamente.

Si no se puede identificar o eliminar la sustancia irritante, es probable que se prescriba un tratamiento terapéutico. Esto puede incluir corticosteroides orales o inyectados, antihistamínicos o medicamentos tópicos.

¿Quieres más consejos sobre la salud de tu gato? Obtén consejos de nuestros expertos con nuestros otros artículos sobre la salud de los gatos.

Artículos relacionados

una mujer abrazando a su gato de color negro y marrón
<p>Evita las molestias producto de la picazón en la piel de tu gato. Conoce qué es una infección por levaduras, cómo detectar los signos y qué tratamiento seguir en caso de que tu gato la contraiga.</p>
un gato a los pies de una persona mirando hacia arriba
young girl petting cat on the couch